Portada :: frica
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-01-2013

Esos negros espaoles trados al cine

Sebastian Ruiz
Wiriko


La oculta e invisible presencia de Guinea en los estudios y en los medios de comunicacin de Espaa ha difuminado en ocasiones trabajos cinematogrficos que han retratado la cotidianidad de la pequea colonia desde un prisma poco convencional. Es el caso de la pelcula Lejos de frica de Cecilia Bartolom que nos presenta una visin liberada de constricciones temticas, discursivas, narrativas e iconogrficas. Una caja de herramientas para reflexionar sobre lo que fue la experiencia colonial espaola al sur del Sahara quedando desnuda de clichs analticos y que, a pesar de utilizar elementos que nos sirven para contextualizar las imgenes y nuestro propio marco conceptual, se resiste a los esquemas prefijados cuando se habla de colonizacin.

Hace a penas un mes y medio la cineasta Cecilia Bartolom reciba, en el marco de la cincuenta edicin del Festival Internacional de Cine de Gijn, el Premio Mujer de Cine 2012 en recompensa a la trayectoria de una de las creadoras ms significativas y reivindicativas del sptimo arte espaol. Uno de sus trabajos ms incisivos y que queremos analizar para Wiriko tiene por ttulo Lejos de frica (1996), una obra que a pesar de acercarse a la veintena de aos ha sido, como apunta Mara Luisa Ortega, por fortuna casi olvidada. La irona de Ortega adquiere cuerpo al subrayar entre lneas que si esta pelcula se hubiera convertido en xito de taquillas, el paradigma de los estudios culturales en Espaa le habra hincado el diente para aplicar anlisis histricos-culturales en la batalla contra los esencialismos y hubieran terminado por estrangular la identidad propia de Cecilia Bartolom.

El contenido argumental de esta pelcula se inserta en el reducido grupo de pelculas de produccin espaola que toma como eje central el da a da cotidiano en la colonia de Guinea. No obstante, huye de los posibles anlisis sobre las prcticas de dominio imperial y de construccin del Otro desplegados en un contexto colonial tan poco estudiado como el de las exticas y alejadas posesiones subsaharianas que Espaa ara en el reparto de frica en la Conferencia de Berln celebrada entre el 15 de noviembre de 1884 y el 26 de febrero de 1885. Lejos de frica se resiste pues al encorsetamiento de trabajos ligados a la difusin de la colonizacin o a la lucha contra el sistema perverso que la motiv: el imperialismo. En esta lnea ms bien se incluiran filmes como Memorias de frica (1985) de Sydney Pollack o Indochina (1992) de Rgis Wagnier que trabajan conceptos comunes como la nostalgia imperial o la llamada de la tierra extica.

La tradicin discursiva cinematogrfica occidental que se ha desarrollado en el Magreb ha contagiado una determinada representacin donde el espectador no hace sino reconocer los estereotipos que transitan por nuestros imaginarios colectivos ya sea en forma de textos, grabados, dibujos, etc. En el caso de la Guinea espaola es diferente principalmente por dos motivos: el primero es que ha sido y es un espacio no colonizado y dominado por la imaginacin popular (actualmente el currculo escolar espaol maquilla, en el mejor de los casos, u obvia el proceso colonizador de Guinea); el segundo motivo hace referencia a que no ha existido una apropiacin de estas pginas de la historia por los discursos acadmicos y culturales con cierta visibilidad.

A pesar de ello, el cine franquista espaol no escatim en esfuerzos por intentar imprimir una visin salvadora de la colonizacin en Guinea como Afn Ev (1945) de Jos Neches o A dos grados del Ecuador (1953) de ngel Vilches. As mismo, la produccin documental, con la consabida tarea de sensibilizar a los espaoles de la Pennsula, se puso de manifiesto principalmente por el trabajo de Hermic Films. Idnticos pasos siguieron los misioneros catlicos que tambin se valieron de las ventajas del audiovisual con la misin de acabar con los rituales, fetiches y tradiciones de esa poblacin brbara, llena de supersticiones extraas, y conseguir de este modo legitimar la colonizacin y obtener para ella el perdn de los africanos. Esta ideologa queda retratada en pelculas como El obstculo (1945) de Ignacio Iquino o Misin blanca (1946) de Juan de Ordua.

Lejos de frica no constituye una mirada extica, por lo tanto se articula lejos de la vulnerabilidad de los discursos imperiales habituales en los que los hombres y mujeres se convierten en entes radicales que ejercen su control sobre los Otros. El cine occidental, en este caso el espaol de la mano de Cecilia Bartolom, una vez ms nos acerca al continente africano desenquistando narrativas propias de la literatura, la ciencia o la poltica. Una Guinea llevada a la pantalla y que merece ser nuevamente rescatada.

El documental dirigido por ngela Gil de Biedma Nuestras memorias de frica abre tambin las puertas al debate sobre la colonizacin espaola en Guinea. Puedes verla aqu .

www.wiriko.org



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter