Portada :: Mentiras y medios
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-01-2013

Los ataques de sinceridad de la vicepresidenta y los ministros Montoro y Soria

Luis Dez
Cuarto Poder


El ministro de Industria, Jos Manuel Soria, ha reconocido explcitamente que el transporte de uranio enriquecido en Reino Unido desde el puerto de Bilbao a una fbrica de combustible nuclear en Castilla y Len (la planta de ENUSA en Juzbado, Salamanca) no se realiza con embalaje ordenado por la normativa internacional para las mercancas radiactivas. No es el nico ataque de sinceridad de un miembro del Ejecutivo en los primeros compases del ao 13. Tambin el titular de Hacienda y Administraciones Pblica, Cristbal Montoro, se ha sincerado al decir que sera negativo subir los impuestos a las Sociedades de Inversin Colectiva, las famosas SICAV que tributan al 1%. Y, luego ya, la vicepresidenta Soraya Sanz de Santamara, ha ratificado la supresin de la partida para la recuperacin de la Memoria Histrica porque despus de seis aos de ayudas, ese dinero se asigna a otras necesidades. No dice cules.

Antes de entrar en detalles, conviene aclarar que estas muestras de sinceridad se deben a la elasticidad del asueto navideo de sus seoras. Como no trabajan hasta la primera semana de febrero, los cronistas parlamentarios, siempre caninos, nos vemos obligados a repelar algn hueso escondido, como son las respuestas por escrito de los ministros a los diputados que, de cuando en cuando, traslada el secretario de Estado de relaciones parlamentarias y constitucionales, Jos Luis Aylln. En la ltima resma figura la ampliacin de una respuesta del ministro Soria al portavoz de Amaiur, Iaki Errekondo, segn la cual, los vecinos de Bilbao y de otras poblaciones estn expuestos a los riesgos de los transportes de uranio radiactivo enriquecido desde el puerto de Bilbao a la fbrica salmantina, pero nada tienen que temer.

Esto lo dice el ministro despus de reconocer que un transporte de 12,4 toneladas de dixido de uranio en polvo, con enriquecimiento interior al 5%, procedente de Reino Unido, que se realiz el 10 de septiembre por carretera desde el puerto de Bilbao a la fbrica de Salamanca no cont con el embalaje propio de los bultos que contienen materiales fisionables (como el transporte al que se refiere la pregunta). Ese embalaje ha de ser capaz de resistir las condiciones de un accidente grave y, segn la normativa internacional, corresponde a bultos B y C.

En cambio, el dixido de uranio radiactivo se traslada como mercanca industrial de tipo A, o exceptuada, con un embalaje no diseado para soportar accidentes graves. La mayora de los transportes (alrededor del 90%) se llevan a cabo de esta manera, aade el ministro Soria. Pero no importa porque, segn agrega, las estadsticas de accidentes en el transporte demuestran que estos bultos han aguantado en muchas ocasiones condiciones ms exigentes de aquellas para las que han sido diseados. O sea, que todos tranquilos.

Para mayor tranquilidad, este Soria explica que los transportes cuentan con certificado de origen, emitido por la autoridad competente de Reino Unido osease, que de contrabando no es el uranio ese- y con el conforme de su departamento (direccin general de poltica energtica y minas), previo informe del Consejo de Seguridad Nuclear. Pero es que adems, en 45 aos nunca ha habido un incidente de transporte que haya causado dao radiolgico significativo para las personas o el medio ambiente, aduce.

Y para que se hagan una idea del nmero de transportes de material radiactivo, ilustra Soria al de Amaiur diciendo que slo en la Unin Europea se supera el milln y medio de bultos al ao. En Espaa, en el ao 2009 se ve que el ministro no dispone de datos ms recientes-, el nmero de envos a las ms de 340 instalaciones radiactivas existentes (hospitales, laboratorios, industrias) super los 40.000. Por supuesto, para que la gente est tranquila, los transportes de materiales fisionables estn debidamente inspeccionados por el CSN y los itinerarios son confidenciales. Tampoco hay que dar pistas al enemigo ni, mucho menos, a los ecologistas.

Tanta sinceridad en el salto a la torera de las normas de seguridad de la Agencia Internacional de la Energa es congruente con la que demuestra el ministro Montoro cuando en su ltima respuesta a Rosa Dez afirma que si se modificase el rgimen fiscal de las SICAV se perdera para Espaa el negocio que genera la administracin de las 3.056 existentes, tanto para sociedades gestoras como para las entidades depositarias. Como es sabido, las Sociedades de Inversin Colectiva en Activos Variables (SICAV) tributan al 1% en el Impuesto de Sociedades, lo que constituye un autntico chollo respecto a las empresas. De ah que los capitalistas o inversores principales -sean Botn, la duquesa de Alba u otros tres mil-, acompaados de sus grupos de mariachis, hayan optado por esa frmula desde hace aos. Segn Montoro, los rasgos generales de este rgimen fiscal no son tan negativos para la hacienda pblica como parece, pues los inversores (accionistas o partcipes) tributan cuando transmiten las acciones o participaciones salvo que cambien de SICAV- y cuando reciben los dividendos en el IRPF a los tipos correspondientes a la base del ahorro. Adems, segn el ministro, las SICAV son unos vehculos excelentes de canalizacin de la inversin, por lo que hay que ponderar detenidamente los efectos de la deslocalizacin si se les apretaran las clavijas fiscales como desde hace aos viene pidiendo la izquierda poltica, ciudadana y laboral.

En esta ola de sinceridad vale inscribir, en fin, la respuesta de la vicepresidenta Senz de Santamara al diputado socialista Jos Luis balos sobre la cancelacin de la ayuda de 3 millones de euros para la Memoria Histrica. No es que el Gobierno no est comprometido con la aplicacin de la Ley 52/2007, sino que es indispensable ajustar el Presupuesto a las disponibilidades econmicas, le dice. Y despus de sufragar proyectos durante un periodo de tiempo razonable como han sido los ltimos 6 aos, se ha optado por dar prioridad a otras partidas. As de claro. Los que busquen los restos de sus familiares vilmente asesinados por el franquismo como reos del gravsimo delito de defender la democracia y las instituciones democrticas y quieran darles digna sepultura, que se lo paguen. Mayor sinceridad y desparpajo del ordeno y mando el por ovarios y por cojones que decimos en la calle- no se podra pedir ni al simptico Morens.

Fuente: http://www.cuartopoder.es/laespumadeldia/2013/01/08/soraya-soria-y-montoro-sufren-ataques-de-sinceridad/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter