Portada :: EE.UU. :: Fronteras y migraciones
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-01-2013

Los servicios de inmigracin tienen a ms gente detenida por da que todo el sistema federal de prisiones del pas
La formidable mquina de deportar de EEUU

Carey L. Biron
IPS


El gobierno de Estados Unidos gasta anualmente ms en sus servicios de control de la inmigracin que en todas sus otras agencias de seguridad juntas, revela un nuevo estudio.

Asimismo, los servicios de inmigracin tienen a ms gente detenida por da (unas 430.000 personas en el ao fiscal 2011) que todo el sistema federal de prisiones del pas.

Esos nmeros crecieron drsticamente en el contexto de los programas antiterroristas lanzados agresivamente tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York y Washington.

Adems, el intenso debate entre los legisladores estadounidenses sobre cmo renovar el sistema migratorio se estanc, y eso consolid en los hechos un enfoque que solo se preocupa por encarcelar y deportar a los indocumentados.

"Ninguna otra nacin en el mundo ha estado tan determinada, ha hecho un compromiso tan profundo y caro y ha realizado tales esfuerzos para aplicar las leyes migratorias como Estados Unidos", dijo Demetrios G. Papademetriou, presidente del Instituto sobre Polticas de Migraciones (MPI, por sus siglas en ingls), centro de estudios con sede en Washington.

Estos esfuerzos tienen amplio alcance, incluyendo tanto el fortalecimiento de tribunales y prisiones locales como incluso acciones para impedir que potenciales viajantes a Estados Unidos aborden su avin. Esto ltimo significa "una extensin de las fronteras estadounidenses bastante ms all de las fsicas", alert.

En el cuarto de siglo transcurrido desde que el Congreso legislativo estadounidense aprob las primeras normas de un sistema ms severo contra el ingreso de indocumentados, el gasto en los servicios de inmigracin lleg a 219.000 millones de dlares, segn un estudio divulgado el lunes 7 por el MPI http://www.migrationpolicy.org/pubs/enforcementpillars.pdf.

"Este informe podra cambiar el juego, pues confirma que el Congreso legislativo no debera invertir recursos adicionales en la represin de la inmigracin, sobre todo cuando nuestro presupuesto est tan limitado", dijo a IPS el director del Centro Nacional de Leyes sobre Inmigracin, Don Lyster.

Sin embargo, sostuvo que al estudio, titulado "Inmigration Enforcement in the United States: The Rise of a Formidable Machinery" (El control migratorio en Estados Unidos: el surgimiento de una maquinaria formidable), le falta evaluar "el impacto humano de esos miles de millones de dlares gastados", seal.

"Millones de familias y de comunidades han sido separadas debido al singular enfoque del Congreso en reprimir ms que en crear un proceso para que los inmigrantes soliciten la ciudadana. Es tiempo de cambiar eso de una vez por todas", aadi.

Delitos agravados

Aunque la legislacin de 1986 puso la base del actual sistema, su financiamiento e implementacin solo empez realmente luego de los ataques del 11 de septiembre de 2001, cuando la represin a la inmigracin se convirti en piedra fundamental del nuevo enfoque antiterrorista.

El resultado fue una poltica de guerra total contra los indocumentados, "especialmente contra los que tuvieran historial delictivo", explic Muzaffar Chishti, coautor del informe, durante un panel de discusin el lunes.

Las nuevas polticas, indic, "trazaron un inexorable lazo entre el sistema de justicia penal y el de inmigracin, algo claramente sin precedentes en cualquier rgimen de mantenimiento del orden".

Antes, el gobierno tenda solamente a deportar a los inmigrantes que hubieran cometido delitos graves.

Pero, en 1996, el Congreso aadi una nueva categora legal que solo es usada en las normas migratorias, la de "delito agravado", endureciendo las penas contra 50 infracciones que hasta entonces eran consideradas menores o simples faltas.

Esto determin un incremento sin precedentes en el nmero de procesos penales por violaciones a las leyes de inmigracin. Entre 2001 y 2009, estos se multiplicaron por seis, indic Chishti, pasando de 16.000 a 92.000 al ao. Hoy, 50 por ciento de todos los procesos judiciales federales estn relacionados con la inmigracin.

Segn el informe, en los cinco distritos judiciales a lo largo de la frontera con Mxico, donde vive apenas 10 por ciento de la poblacin estadounidense, se registran casi la mitad de todos los casos penales federales.

Muchos temen que el increble crecimiento de los servicios de inmigracin afecte la capacidad del gobierno o de auditores externos para supervisar a los propios agentes del orden.

"Cuando los presupuestos anuales de las agencias crecen a niveles de entre 20 y 30 por ciento al ao, como ha ocurrido en algunos casos en la ltima dcada, los mecanismos para hacerlas responsables nunca pueden mantenerse", opin Doris Meissner, excomisionada del Servicio de Inmigracin y Naturalizacin de Estados Unidos y coautora del informe.

"Pero, adems, esas agencias no son transparentes, as que el grado en que estas puedan ser supervisadas no es fcil de determinar", aadi.

Una mquina formidable

Segn analistas, las tendencias sugieren que Washington se acercara a la mayor revisin de su sistema inmigratorio de la ltima dcada.

Algunas de esas tendencias son los grandes cambios demogrficos, que tienen consecuencias polticas, y las dificultades econmicas, que obligan a repensar todos los gastos del gobierno.

"En esta poca de ajustarse el cinturn, nuestro gobierno no puede darse el lujo de seguir gastando miles de millones de dlares en reprimir a los indocumentados sin contar con una estrategia nacional migratoria", sostuvo el director ejecutivo del Foro Nacional de Inmigracin, Ali Noorani, en un anlisis enviado por correo electrnico a IPS.

"El Congreso debera ponerse a trabajar ya en soluciones prcticas y duraderas que mejoren fundamentalmente nuestro proceso migratorio", opin.

Sin embargo, una reforma no sera tan fcil de concretar como algunos esperan. Entre otras cosas, la maquinaria se ha vuelto demasiado grande.

Aunque el presidente Barack Obama asegur que una completa reforma migratoria sera una prioridad en su segundo periodo, su primera administracin registr un rcord en las deportaciones: unas 1,6 millones en los ltimos cuatro aos.

"Muchos se preguntan por qu una administracin comprometida con una completa reforma expulsara al mayor nmero de personas en la historia de Estados Unidos", dijo el lunes Donald Kerwin, director del Centro para Estudios de Migraciones y coautor del informe.

"El hecho es que las autoridades, los sistemas operativos, los programas para aplicar la ley y las inversiones (en estos) desde 1986 han permitido deportaciones a gran escala casi inevitablemente", aadi. "Sencillamente, la maquinaria ya est instalada".

Fuente: http://www.ipsnoticias.net/nota.asp?idnews=102213



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter