Portada :: Chile
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-01-2013

Palabras peligrosas

lvaro Cuadra
Rebelin


Las palabras jams son inocentes, mucho menos en poltica. Ellas delatan visiones e intenciones en quien las profiere. Las palabras son como la punta de un iceberg que muestra aquello que subyace bajo la lnea de flotacin. Las palabras suelen ser el prembulo de decisiones y stas de acciones. Por eso, en el mbito poltico es recomendable medir las palabras, utilizarlas con cierto recato, pues, quirase o no, algunas de ellas abren puertas y ventanas, pero las hay tambin que son capaces de clausurarlas. Nuestras palabras contienen todo un cmulo de prejuicios, creencias y miedos, son ellas las que exteriorizan nuestra visin de mundo.

Hay palabras execrables en el discurso poltico, dirase, en el lmite, palabras peligrosas La historia abunda en ejemplos, desde conceptos como razas inferiores, guerra interna, estado de excepcin o terrorismo Esta ltima fue utilizada hace una dcada por George Bush hijo para desencadenar una cruenta guerra infinita que ha costado miles de vctimas alrededor del mundo. La palabra terrorismo es la antesala de una secuencia de acciones que incluye militarizacin, represin, entre otras. Lo nico que no est contenido en la visin de mundo que se lee en estas palabras es solucin poltica del conflicto.

Al utilizar la palabra terrorismo, una autoridad, un gobierno, abandona el espacio poltico democrtico en el que dice habitar e incursiona en otro terreno, aquel del conflicto armado, propio de uniformados, policas y aparatos de inteligencia. Esta radicalizacin de un conflicto fortalece la violencia e impide la bsqueda de soluciones de fondo al problema planteado. Si bien se pretende que un estado de excepcin es de suyo transitorio, la experiencia indica que tales estados de excepcionalidad instituyen, por el contrario, una nueva normalidad en que las aberraciones de la violencia constituyen parte de la vida cotidiana de los ciudadanos.

Cuando irrumpe la palabra terrorismo triunfa la cultura del miedo y se abre la puerta a un mundo de pesadilla que aleja toda posibilidad de negociacin, por ende, de solucin. Lo primero que muere con el expediente autoritario es la verdad, primera vctima de todo estado excepcional. En Chile conocemos de sobra los horrores a los que nos puede conducir una poltica insensata fundamentada en la violencia. Un gobierno puede pasar a la historia como una administracin que inaugura una nueva va de solucin a viejos problemas mediante el dilogo y la negociacin seria, pero tambin puede hacer historia protagonizando una era de represin y muerte.

Investigador y docente de la Escuela Latinoamericana de Postgrados. ELAP. Universidad ARCIS

 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter