Portada :: Colombia :: Dilogos de paz 2012
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-01-2013

Paz, poder constituyente y accin de masas

Horacio Duque Giraldo
Rebelin


La paz es una esperanza popular con enormes potenciales polticos para la transformacin real de la sociedad colombiana, subordinada a los intereses retrogrados de la olgarqua dominante. El Acuerdo general para la superacin del conflicto y el funcionamiento de la Mesa de conversaciones en La Habana, es un hito histrico para toda la nacin de enorme incidencia en el rumbo general de la misma.

El seor Santos debi reconocer el peso de los acontecimientos y busc el dialogo con la resistencia campesina revolucionaria y su expresin poltico/organizacional. No se trata de una gracia ni de un capricho. Es la correlacin de fuerzas y el enorme impacto de la guerra civil sobre la estructura social y su forma estatal.

Hay, desde luego, un clculo politiquero y electoral que se explica por el afan protagonico del Jefe de la Casa de Nario. Aunque su espacios reeleccionista se va transformando en una quimera dada las demoledoras consecuencias del fallo de la Corte Internacional de Justicia sobre la disputa territorial con Nicaragua por el Archipielago de San Andrs. En la memoria colectiva qued la imagen de un pusilanime que impidi una solucin satisfactoria de la diferencia por la plataforma marina. Para Santos ser imposible evadir, en un eventual proceso electoral reeelccionista, los cuestionamientos y sealamientos por su responsabilidad en la prdida de casi 100 mil kilometros cuadrados del mar Caribe de San Andrs. La cuenta de cobro llegar y el resultado electoral an es todava ms incierto. Asi que no se haga muchas cuentas alegres el establecimiento de la Prosperidad Democtrtica por otros 4 aos ms en la Casa de Nario.

La paz es atacada por planes de guerra de la faccion blica que aun vive la fantasa del Estado paramilitar uribista. No obstante la Mesa de Conversaciones y el proceso de paz ha configurado un Poder constituyente de gran potencia que presiona la inercia politica del sistema de poder oligrquico.

El Poder constituyente de la paz debe expresarse en la movilizacin de masas y en la configuracin de escenarios, como las Constituyentes municipales y departamentales que organiza la Marcha Patritica, para que la sociedad civil y las masas campesinas y urbanas adelanten pequeas, medianas y grandes movilizaciones populares que fotalezcan el contenido poltico de la paz de La Habana.

Es muy probable que como parte de su banal estilo el seor Santos obture sorpresivamente la Mesa de conversaciones para incidir en las encuestas y en sus planes estrategicos reeleccionistas, sin embargo grandes bloques de la sociedad nacional debern movilizarse para que no se imponga la lgica neoliberal de la guerra de la cupula de generales protouribistas.

Poder constituyente y accin de masas son los ejes centrales para avanzar en la paz, incluyendo la reforma agraria integral y el reconocimiento de los derechos polticos de los campesinos.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter