Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-01-2013

#YoaniSnchez (#YoaniFraude) arremete contra la prensa y los mdicos de Cuba por revelar sus fraudes mediticos

Vincenzo Basile
Captulo Cubano


La largusima trayectoria meditica de Yoani Snchez, que durante los aos ha crecido de intensidad, ha tocado su punto ms alto y ha empezado a caer hacia un inevitable punto cero, el merecido bratro en el que esta mujer, a pesar de contar con el respaldo de las ms poderosas potencias del mundo, precipitar por no haber sido capaz de germinar en la sociedad civil cubana, una sociedad que la rechaza y repudia vehementemente por sus lazos con el omnipresente vecino y su congnita aptitud para la estafa periodstica. Su ltimo trabajo es un ejemplo ms de este repentino declive ya que, si antes era capaz de fabricar mentiras al menos verosmiles, ahora parece haber perdido cualquier sentido comn, de pudor y de fantasa.

En su ltimo texto, El Paciente,publicado en su extranjera bitcora, la fraudolenta bloguera -tratando la cuestin de la privacidad de los pacientes- arremeta contra los medios y los mdicos cubanos y los acusaba de violar la intimidad (los primeros) y el juramento hipocrtico (los segundos) y utilizar los archivos mdicos como herramienta ideolgica. As, citaba unos casos concretos en los cuales los medios cubanos han -efectivamente- difundido informes mdicos de unos 'pacientes'.

De esa pequea lista de casos, se entendan perfectamente las prioridades ticas de la farsante comentarista. Citaba, en primer lugar, el caso de ciudadano norteamericano Alan Gross, contratista de la USAID (Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional), encarcelado en Cuba por crmenes contra la seguridad del Estado, y criticaba la difusin de un informe mdico por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba (MINREX) para asegurar que Gross no padeca cncer y as desmentir otro embuste meditico reiterado -durante semanas- por la mayora de los medios internacionales, con unos de los cuales ella personalmente colabora.

Luego, con intentos conmovedores, hablaba del caso de la madre de Orlando Zapata Tamayo, el delincuente comn que en 2010 -tras una huelga de hambre para obtener lujosas mejoras carcelarias en su celda- muri y fue convertido especularmente en un preso poltico y mrtir por la llamada disidencia cubana. As, criticaba el hecho de que la prensa cubana haba difundido un video grabado con una cmara oculta, donde Reina Tamayo (la madre de Orlando) agradeca los mdicos que atendieron a su hijo, mientras que pblicamente la misma mujer hablaba de tortura y de homicidio y, sucesivamente en Miami, denunci la falta de atencin mdica a tiempo que provoc la muerte de su hijo.

Pero la saga no se quedaba ah. Snchez hablaba tambin del ridculo caso de Marta Beatriz Roque, a la que -sin mencionarla claramente- calificaba de disidente que se sinti mal mientras realizaba un ayuno. En ese sentido hay que recordar que la huelga de hambre de Roque -el pasado septiembre- fue una comprobada estafa meditica, ya que mientras los medios de todo el mundo anunciaban la inminente muerte de la diabtica e hipertensa huelguista, la llamada disidente reciba comida diaria por su vecino a travs de la ventanilla de su cuarto y se comunicaba telefnicamente con varios gerentes de Miami. Todo esto fue denunciado por la prensa cubana.

Finalmente llegaba el caso ms vistoso, es decir cuando la polica poltica cubana secuestr y golpe brutalmente a la misma Yoani Snchez en noviembre de 2009. Los medios internacionales, sin prueba alguna de los hechos, otorgaron confianza completa al cuento de la bloguera que obtuvo una inimaginable resonancia meditica, a pesar de la total inexistencia de signos o huellas que comprobasen la hiptesis de la agresin (algo que fue confirmado por los mdicos que la visitaron).

Ahora, conclua Snchez, los mismos medios oficiales que han utilizado la intrusin en los archivos mdicos como herramienta ideolgica, defienden el secretismo sobre el estado de salud de Hugo Chvez. Es decir, el nico de estos casos donde un enfermo est realmente enfermo, segn Yoani Snchez, debera ser publicado y convertirse en algo de dominio pblico.

Decir que un preso extranjero gozaba de buena salud, mientras que la prensa de medio mundo lo dibujaba como enfermo de cncer. Difundir la versin originaria de una madre que acababa de perder a su hijo y que todava no haba sido acercada por la llamada disidencia y sus intentos de especulacin. Desenmascarar a dos tristes farsantes, Marta Beatriz Roque y la misma Snchez, y desmontar sus shows mediticos, la huelga hasta la muerte y el secuestro al estilo siciliano. Estos han sido los errores de la prensa cubana y de los mdicos cubanos. No han protegido a estos farsantes, han denunciado pblicamente unas verdaderas estafas, unos autnticos fraudes.

A pesar del vergonzoso intento de asociar estos casos con la real y grave enfermedad del Presidente Hugo Chvez, queda muy evidente la verdadera razn por la cual Yoani Snchez arremeta contra los medios y los mdicos cubanos. Ellos se han metido en sus asuntos (personalos o promocionados por ella) y han enseado al pueblo de Cuba (y al mundo) los ridculos fraudes de #YoaniFraude.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter