Portada :: Europa :: Izquierda europea
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-01-2013

Francia
Mlenchon: dos entrevistas

Sin Permiso


Mlenchon: Estoy listo para ser primer ministro

Mathieu Deslandes

Piensa usted que puede construir una mayora alternativa con los ecologistas y una parte de los socialistas. En qu momento podra ser eso una alianza electoral? Para las municipales de 2014?

Somos triunfadores. No vamos a esperar a 2017 dicindole a la gente: Mientras tanto, podis reventar. As que hace falta batirse todos los das para abrir camino a una alternativa.

Hay una mayora de izquierda en la Asamblea: yo propongo que cambie de centro de gravedad. Estoy listo para ser primer ministro, pero me puedo imaginar que no lo sea. Frmese una coalicin de socialistas, ecologistas y representantes electos del Front de Gauche, en una lnea de ruptura evidentemente con la lgica capitalista y productivista. Es posible. A nosotros nos toca demostrar que somos socios fiables, ideolgicamente estables, no dogmticos.

La derecha del movimiento socialista no puede pretender cuando menos tomar como rehn a todo el mundo ponindole una pistola al pecho con el tema: Quien no est de acuerdo con lo que dice Ayrault [primer ministro del gobierno de Hollande], que se prepare a entregar el poder al Frente Nacional.

Franois Bayrou tiene un sueo comparable al suyo. Qu hiptesis cree usted muy probable: la que usted desea o la de una alianza del centro?

La alianza del centro se va pendiente abajo. El PS va a asfixiar a los centristas como organizacin y va a constituirse l mismo como partido centrista para ser centralMe los conozco a todos de memoria, hasta sus chistes malos. Y luego, va a resistir esta pendiente la alianza con los ecologistas? No lo s, pero si no resiste, tomaremos su lugar.

Qu es lo que podra suceder para que llegue a darse la hiptesis que usted desea?

Primero, la conviccin: que los diputados tomen conciencia de que no se tiene en pie votar contra un tratado y votar despus a favor de todos los textos que suponen su aplicacin. Que hay una contradiccin primordial en ser antiproductivista y pertenecer a un gobierno cuyo jefe preconiza la poltica de oferta.

Y luego, la poltica es el arte de la realizacin. La mecha comienza a prender. Todo el mundo sabe que Grecia no pagar (aparte de algunos dirigentes franceses que no quieren creerlo). Nos llegarn choques desde arriba.

Pero habr tambin choques internos. En su vida cotidiana, nuestro pas est ligado muy estrechamente a los servicios pblicos. Los presupuestos de austeridad conducen al bloqueo en muchos sitios. Esto va a difundirse de manera molecular hasta la pequea alcalda del pas: una recogida de basuras menos por aqu, menos calefaccin en tal sitio, la supresin all de un puesto del que viva tal y cual personaEs el escenario latino. En alguna parte algo va a quedar bloqueado.

Para que un choque as derrumbe el sistema, hace falta que el sistema est ya carcomido. Es decir, que el pueblo evacue las instituciones y el sistema poltico. No porque la poltica no interese, sino porque lo que ve le parece que no es una respuesta adaptada.

Si se es de derechas, quin te representa hoy en da? Madame Le Pen, el seor Fillon, el seor Cop? Delante de nuestros ojos, el sistema est a punto de desintegrarse. En cuanto a la autoridad del PSEn resumen: los dos mastodontes que monopolizan la palabra el 95% del tiempo, el 90% de los escaos en la Asamblea Nacional, el 80% de la financiacin pblica, estn en crisis ideolgica y nadie cree una sola palabra de lo que dicen sus jefes.

La crisis climtica y ecolgica, la crisis financiera, la crisis de la UMP, la crisis del PS: todo eso no se muestra separado ms que por un efecto ptico. En la realidad, todo esto se produce al mismo tiempo. Y todo eso se compondr al mismo tiempo.

Cundo?

Llegan las municipales y sobre todos las europeas con sistema proporcional en 2014. La hoja de ruta no data de hoy: yo saba perfectamente que no poda llegar de un salto en el primer paso. Prosigo con mi estrategia: tratar de pasar por delante de los socialistas y proponer una mayora alternativa de izquierda. .

Lo cree usted? Los comentaristas repiten que la sociedad francesa se derechiza

Los nicos personajes que parecen liberar energa son, en efecto, personajes derechistas. Eso viene bien, son ellos los que tienen los medios de comunicacin y las palancas. Leemos entonces que el seor Valls es muy popular y la seora Le Pen, muy ertica

Dicho esto, tambin podemos encontrar que la sociedad est en la extrema izquierda. En el momento en que se habla de los ricos, en el momento en que se habla de banqueros, todo el mundo est de acuerdo en decir que nos explotan y que deben pagar.

Las seales de extrema izquierda estn presentes en la conciencia popular al mismo tiempo que los indicadores llamados de derechas.

En realidad, estamos en presencia de un doble estancamiento de la sntesis poltica y cultural.

La derecha ya no puede hacer como en los aos 80 y decirnos: el mercado, sii!. Hace falta que gestione a la vez el orden establecido el mejor posible, segn ella y que suministre una argamasa: la ha encontrado en el odio al otro, la xenofobia, el odio, odio y ms odio.

Pero los progresistas todava estn ms en quiebra. No llegan a proponer una respuesta nueva a las aspiraciones de la gente.

Nosotros, nosotros tratamos de responder a ello. Somos la nueva fuerza, la nueva izquierda.

Mathieu Deslandes , periodista de Rue89, publicacin digital promovida por Le Nouvel Observateur es el autor de la entrevista .

 

Jean-Luc Mlenchon: "El socialismo no necesita ser una utopa. Es una respuesta concreta a problemas concretos"

Seumas Milne

Seumas Milne Consigui usted un nmero muy notable de votos en las elecciones presidenciales francesas de este ao [2012], y estos votos del Front de Gauche [Frente de Izquierda] tuvieron un papel vital en la eleccin de Franois Hollande como presidente. As pues, qu puede hacer hoy el Front de Gauche ante esta situacin poltica para cambiar el rumbo de la poltica de este gobierno en la direccin que desean ustedes?

Sin el Front de Gauche y los cuatro millones de electores que respaldaron mi candidatura, no habra habido victoria de la izquierda en Francia, no habra habido victoria de la izquierda: este punto es muy importante, no slo para situar parcialmente la importancia especfica del Front de Gauche sino para comprender la dinmica de nuestra sociedad. Franois Hollande fue elegido por tanto por estrecho margen, con un milln de votos slo de ventaja. Como punto de partida, la mayora que ech a Sarkozy fue solamente de un milln de votos de diferencia. Y me parece que el primer deber de un gobernante en esta situacin debe ser intentar hacer homognea su mayora. Es exactamente lo contrario de lo que hizo Franois Hollande: se comport como si de algn modo esos votos se hubieran perdido, como si esos votantes hubieran tenido simplemente una rabieta: bueno, votaron por el Front de Gauche, pero no tiene ninguna importancia.

No quisimos formar parte del gobierno de Franois Hollande, porque sabamos que se situaba dentro del marco de los tratados europeos que permiten un dficit de slo el 3%, con polticas de austeridad, etc. Lo sabamos. Y sabe usted, la gente no nos crea. Decan: Mlenchon exageraes que est enfadado con Hollande, como si fuera un conflicto personal. Por otro lado, la prensa comentaba: estn molestos, es que no se caen bien. Le voy a hacer una revelacin: es imposible enfadarse con Hollande, tiene un carcter muy agradable, todo lo contrario que yo. As pues, no es algo en absoluto personal, es un asunto poltico. Hemos tomado distancia, pensando que as le daramos una oportunidad. Nos abstuvimos en la votacin de confianza, dejamos que aprovechara su oportunidad. No somos sectarios, no hemos juzgado por anticipado. Pero hemos seguido una actitud razonada: hemos ido mirando con lupa cada una de las proposiciones de ley. Bueno, pues ha suspendido por completo el examen. Y ahora somos, queremos ser la alternativa a la izquierda.

Me gustara que la gente entendiera bien este punto. No somos una fuerza testimonial. Somos muy romnticos, por supuesto, pero no limitamos nuestra personalidad poltica al romanticismo del cambio. Estamos listos para gobernar maana mismo, si fuera necesario. As pues, tenemos que encarnar esta alternativa ahora y no decirle simplemente a la gente: ya nos veremos en 2017, que hasta entonces pueden sufrir mil desgracias. Ahora es cuando podemos cambiar las cosas, estando disponibles, siendo respetuosos al mismo tiempo con la legalidad institucional de nuestro pas. As pues, disponibles, vigilantes en ambas cmaras y sobre el terreno, organizando la simbiosis entre accin social y accin poltica, que es de hecho algo muy nuevo en Francia, absolutamente nuevo. Es novedoso que se vean pancartas sindicales en mtines polticos, o que haya militantes polticos en reuniones sindicales. En Francia, estas novedades suponen mayor agitacin.

Como dice usted, los socialistas fueron elegidos con un programa contrario a la austeridad, pero ahora Hollande est poniendo en prctica de modo efectivo su propio plan de austeridad y ha aceptado el pacto fiscal europeo, que lleva implcita la deflacin, como nico modo de salir de la crisis y resolver los problemas de competitividad, la deuda y dems en toda Europa. Cul es su alternativa econmica al programa de austeridad aplicado en Francia?

Los socialistas franceses han sido banalmente, trivialmente mendaces y, en ciertos aspectos, estafadores polticos: es decir, que te venden un artculo, pero cuando abres el paquete, lo que hay dentro es algo distinto. Llegaron, pues, al poder afirmando que apoyaran medidas polticas antiausteridad, que todos compartiran el esfuerzo de la carga, que renegociarn los tratados europeos, que harn arrancar el crecimiento. Por el contrario, primeramente Hollande ha avalado entero el tratado "Merkozy". No cambi ni una lnea, ni una coma. Primero dijo que haba negociado, y nosotros le preguntamos, dnde? Hay una sola palabra que haya cambiado? No, nada.

Entonces, qu hara el Front de Gauche hoy si estuviera en el gobierno? Si estuviera hoy usted en el gobierno, qu medidas pondra en prctica y cmo financiara ese paquete de crecimiento?

El Banco Central Europeo tendra que poder prestar directamente a los estados miembros. Y nosotros somos Francia! No es por ser arrogantes, pero estamos en mejores condiciones de discutir que otros pases. Somos la segunda potencia econmica del continente, la quinta del mundo y pronto seremos el pas ms poblado de Europa.

No se puede hacer Europa sin nosotros. No se puede contar slo con nosotros, pero no puede hacerse sin nosotros. Por lo tanto, tenemos derecho a decirles a todos nuestros conciudadanos europeos: mirad, nosotros, los franceses, somos jvenes, somos el pas ms joven de Europa. Necesitamos puestos de trabajo debido a nuestro sistema de jubilacin escalonado. Estamos justo en la situacin contraria a la de Alemania, un pas que no es virtuoso sino pobre, tanto para sus trabajadores como para su juventud. Es un pas frgil, desestabilizado por el envejecimiento de su poblacin y por la extremada especializacin de su produccin econmica.

Y qu pasa si no podemos pagar la deuda? Djeme decirle algo que le va a chocar: no es grave. Los norteamericanos no pagan nada de su deuda. Continuamente se autofinancian. La ltima vez se autocancelaron 2.800 millones de dlares y no le pidieron permiso ni a usted ni a m. Por consiguiente, Europa no debe nada a nadie. Si Europa pagara directamente toda su deuda soberana al Estado, en lugar de dar dinero a los bancos que a continuacin se lo prestan a los estados miembros mientras elevan a la vez las tasas de inters y multiplican su valor por 2, 3, 4, 5, 17esto sera mucho ms razonable. Y cul sera el riesgo? Un poco de inflacin? Bueno, qu prefiere, un poco de inflacin o morir? Yo comprendo la relacin de fuerzas. Soy un hombre razonable, a favor de relaciones civilizadas. Pero relacin civilizada no es que el seor Mittal decida cerrar la siderurgia en mi patria. Una relacin civilizada no es que una panda de golfos de Moodys o Standard & Poors decida en un taxi entre el aeropuerto y el hotel que merece rebajarse el rating crediticio de mi pas. Eso no son relaciones civilizadas, son relacione de bandidos, de rufianes, de gente que se tira al cuello en cuanto se ve, que no se respeta. Hace falta que el pueblo se haga respetar, y por eso hace falta que haya gente como nosotros.

Como ha venido usted diciendo, el modelo neoliberal que se derrumb en 2008 [Mlenchon: "Uuuf, qu alivio!"] parece que ha fracasado no slo en Europa sino en todo el mundo. La gente entiende que se ha visto que este tipo de capitalismo, aunque se est tratando de reconstruirlo, es un fracaso, pero al mismo tiempo, aunque se considere que no est funcionando, mucha gente piensa que la izquierda ya no tiene alternativa sistmica propia. As que cul es su respuesta a esto, qu clase de socialismo contempla usted en el siglo XXI?

Qu es el socialismo para el siglo XXI? La cuestin no se ha planteado nunca de un modo dogmtico, terico, abstracto: qu mundo preferiremos, el mundo de Pap Noel todos los das o el de una semana de cuatro jueves? No llueve nunca, pero hay agua en los ros! Desde luego, el socialismo no tiene que ser una utopa. Es una respuesta concreta a problemas concretos. Qu es el socialismo del siglo XXI? Un socialismo que responde a la necesidad del inters general humano, cuyo artculo primero es la conservacin del ecosistema que hace posible la vida humana. Pues bien, ese es un programa adecuado de trabajo, y hay tarea por hacer. Pero eso significa que hay un inters general mayor que es ms fuerte que el inters individual. Y ese es el hecho nuevo, lo que la crisis del ecosistema ha puesto de manifiesto. Hay un inters general humano. Qu es el socialismo del siglo XXI? La satisfaccin del inters general humano.

Seumas Milne es un analista poltico britnico que escribe en el diario The Guardian. Tambin trabaj para The Economist. Es coautor de Beyond the Casino Economy .

Traduccin para www.sinpermiso.info : Lucas Antn

Fuente: http://www.sinpermiso.info/textos/index.php?id=5572#


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter