Portada :: Brasil
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-01-2013

Una vena abierta en Brasil

Felipe Deslarmes
Miradas al Sur


Tierra sin hombres, hombres sin tierra: los mayores latifundios ocupan, y no todo el ao, apenas dos personas por cada mil hectreas. En los rancheros, al borde de las estancias, se acumulan, miserables, las reservas siempre disponibles de mano de obra, describi Eduardo Galeano en la primera edicin de Las venas abiertas de Amrica Latina, en 1971.

En Brasil, segn el censo de 2010, viven 190.732.694 habitantes. Cuatro millones de las familias pobres reciben la Bolsa Familia (un programa de apoyo econmico del Ministerio de Desarrollo Social) para no morir de hambre.

Aunque un 4,9% de desocupacin sera un buen dato para muchas economas locales, en esta nacin delata la existencia de millones de personas sin trabajo.

Segn un reciente informe de las Naciones Unidas, el 50% de las tierras cultivables en Brasil estn en manos del 1% de la poblacin.

Orden y progreso. En su libro Sin tierra. Construyendo Movimiento Social, la sociloga chilena Marta Harnecker revisa la historia del Movimiento de los Sin Tierra (MST), que surge como confluencia de tres grandes movimientos campesinos que luchaban por la tierra y reclamaban una reforma agraria: las Ligas Campesinas, las Ultabs y el Master.

All, observa que las Ligas Campesinas se formaron alrededor de 1945 apoyadas por el Partido Comunista Brasileo (PCB) y que reunan a campesinos propietarios, aparceros, ocupantes y medieros que se resistan a la expulsin de sus tierras y al rgimen asalariado. Fueron perseguidos y reprimidos, declarados ilegales, resurgieron aos despus y una parte organiz grupos guerrilleros. Pero la dictadura del 64 encarcel a trabajadores y dispers los grupos.

Por otro lado, las Ultabs (siglas que responden a la Unin de Agricultores y Trabajadores Agrcolas) son una asociacin de campesinos que form el PCB en 1954.

Por esos aos, tambin la Iglesia tom cartas y mientras que el ala conservadora organizaba el Servicio de Asistencia Rural fundando sindicatos, la parte progresista fundaba el Movimiento de Educacin de Base (donde particip el educador Paulo Freire en la alfabetizacin y formacin poltica de campesinos).

El tercero de ellos, el Movimiento de Agricultores Sin Tierra (Master), se forma a fines de la dcada del 50, tras la resistencia al desalojo de 300 familias de ocupantes de tierras. Aqu aparece por primera vez la organizacin de campamentos prximos a los latifundios, a partir de 1962. Tambin fueron perseguidos y desarticulados con el golpe militar que dos aos ms tarde los reprimira violentamente argumentando buscar desterrar toda amenaza comunista, pero escondan el lanzamiento de un proyecto agroexportador impulsado por transnacionales.

Una etapa que resultara nefasta para las familias de origen campesino que o bien migraban hacia las grandes ciudades, donde se haba iniciado un proceso de industrializacin, o hacia zonas de colonizacin agrcola.

Pero la base social que cimentara al MST se conforma a mediados de la dcada del 70, cuando haba aumentado la concentracin de la propiedad de la tierra y el nmero de trabajadores rurales sin acceso a ella.

Con el tiempo, la dictadura se debilitaba, los campesinos iban perdiendo el miedo y surga un sindicalismo combativo rural. Con los primeros signos de crisis industrial, hacia finales de la dcada del 70 quedaban sin trabajo los campesinos que se haban mudado a las ciudades. Y, al mismo tiempo, los que haban migrado a zonas de colonizacin resistan el desalojo violento (que terminaba con muertes y quemas de plantaciones y viviendas).

As, entre el 20 y el 22 de enero de 1984 se realiz el Primer Encuentro Nacional de Trabajadores Sin Tierra, fecha fundacional del MST, ya definido como un movimiento de masas que lucha por la tierra y por la reforma agraria, distante del sindicalismo y de la Iglesia.

Desde entonces, con una organizacin asamblearia, ha ido tomando millones de hectreas, creando asentamientos con escuelas y atencin medica. De esta manera, aprendieron que no alcanzaba con la consigna La tierra para el que la trabaja, porque si no se consiguen las condiciones que permitan trabajarla (mquinas, semillas, crditos y canales de comercializacin) termina vendida a precio vil.

Ocupar, resistir, producir. Hasta 1989, de distintas formas los gobiernos intentaron presionarlos a dejar sus tierras: desde campaas que cuestionaban la legitimidad del MST, hasta ofrecimientos de tierras arenosas donde no haba agua, o la instalacin de cercos rodendolos e impediendo el ingreso y salida. Fue una etapa de crecimiento de la organizacin y se impartan contenidos polticos y tcnicos.

La llegada al gobierno de Pedro Collor de Mello, en 1990, derrumbara las expectativas de una reforma agraria. Una de sus primeras acciones fue reprimir al MST.

Organizado hacia afuera y hacia el interior de los asentamientos y campamentos en comisiones (de bases, estatales, municipales, rurales, etc.), el MST realiza un Congreso Nacional cada cinco aos y reuniones anuales.

El principal referente actual del MST, Joao Pedro Stdile, cerr el Foro Social mundial Otro mundo es posible, que se realiz en Porto Alegre, en 2001, sealando: Fuimos aprendiendo a travs de las experiencias de otros movimientos campesinos en Amrica latina y Brasil, que a pesar de haber sido derrotados nos dejaron la herencia histrica de conocimiento acumulado, y de las experiencias de la propia clase trabajadora en su conforntacin con el capitalismo() Aprendimos a desalambrar con la msica latinoamericana(), con nuestros antepasados y con los militantes con ms experiencia ()Y aprendimos a desarrollar un movimiento de masas que tuviese autonoma en relacin con las otras organizaciones y, a la vez, respeto por todas ellas ().

Tal vez por eso, a pesar de que el Movimiento Sin Tierra estableci estrechas relaciones con el Partido de los Trabajadores (PT) y apoy la candidatura de Lula, mantuvo distancias con el gobierno. Y aunque Stdile sealaba que con el gobierno de Lula era posible avanzar hacia la reforma agraria, el MST organizaba cientos de campamentos (se hablaba de 200 mil familias, un milln de personas), acampadas al costado de las haciendas. Desde el MST critican que Luiz Incio Lula da Silva no cumpli con su promesa de campaa de asentar 400.000 familias. Sin embargo, en 2005, decidieron apoyar su reeleccin.

De aqu y de all. A nivel internacional, el MST mantiene relaciones con diversas organizaciones campesinas de Amrica latina. En dilogo con Miradas al Sur, Diego Montn, miembro de la comisin poltica de la Asamblea Continental de la Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo (CLOC-Va Campesina) revel que uno de los primeros desencantos con el gobierno de Lula fue que las alianzas que debi hacer el PT para llegar al poder condicionaron toda posible reforma agraria. Pero entienden que desde que asumi Dilma, esa posibilidad directamente se ha congelado porque su desarrollo rural ha avanzado hacia los agronegocios y, en lo social, en la consolidacin de los asentamientos ya establecidos.

En una nota publicada el 7 de enero pasado en el semanario brasileo Carta Capital, Stdile plantea el dilema de la reforma agraria en el Brasil del agronegocio. Reclama medidas urgentes y revela: Hay alrededor de 150.000 familias de trabajadores sin tierra que viven bajo lonas negras, acampados, luchando por un derecho que est en la Constitucin para tener tierras para trabajar () En el noreste hay ms de 200 mil hectreas preparadas en proyectos de riego con millones de fondos pblicos, que el Gobierno ofrece slo a los empresarios del Sur para producir para la exportacin () el 85% de las mejores tierras de Brasil se utilizan slo para soja/maz, pastos y caa de azcar. Slo el 10% de los terratenientes, los agricultores que poseen reas por encima de 500 hectreas, controlan el 85% del valor de la produccin agrcola, sin ningn valor aadido, para la exportacin.

Propone agroecologa contra el agronegocio, al que califica de socialmente injusto, porque desemplea, reemplazando trabajadores con mquinas y venenos al tiempo que hace dependiente al pas: de la importacin de fertilizantes, del capital financiero, de los grupos extranjeros que controlan las semillas, insumos agrcolas, precios, comercializacin y obtienen la mayor parte de las ganancias de la produccin agrcola.

Para Diego Montn, el MST es uno de los dos puntos de inflexin surgidos en medio del auge del neoliberalismo que gestaron esta nueva etapa del actual proceso latinoamericano: Junto con el Movimiento Zapatista fueron la bocanada de aire que permiti que se formaran nuevos escenarios, afirma.

Fuente: http://sur.infonews.com/notas/una-vena-abierta-en-brasil



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter