Portada :: Europa :: La regresin de Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-01-2013

Entre 400 y 800 mil rechazaron el proyecto de matrimonio gay
En contra de una promesa de Hollande

Eduardo Febbro
Pgina 12

El gobierno socialista impulsa una ley para que las personas del mismo sexo se puedan casar y adoptar nios; la misma se ha ido convirtiendo en un poderoso foco opositor articulado en torno a la derecha catlica.


Los opositores al proyecto de ley que apunta a legalizar en Francia el matrimonio entre personas del mismo sexo marcaron el fro domingo parisino con una manifestacin que convoc entre 400 y 800 mil personas. Promesa electoral del hoy presidente Franois Hollande, el proyecto de ley sobre el matrimonio gay que tambin otorga el derecho a las parejas homosexuales a adoptar nios se ha ido convirtiendo en un poderoso foco opositor articulado en torno a la derecha catlica. La movilizacin de ayer es la ms importante que protagoniz la derecha desde el ao 1984, cuando el entonces presidente socialista Franois Mitterrand intent modificar una ley sobre la educacin nacional. Novecientos micros con gente venida de toda Francia colmaron las calles de la capital francesa a lo largo de cuatro cortejos que convergieron al final hacia le Champs de Mars, frente a la Torre Eiffel. Los manifestantes le exigen al gobierno un referndum sobre el matrimonio entre homosexuales. Sin embargo, la presidencia francesa reconoci ayer que la manifestacin haba sido consistente, pero mantuvo el calendario de discusin del proyecto de ley que ingresar a la Asamblea dentro de dos semanas.

La Iglesia ha movilizado ayer mucho ms all de las previsiones. Cada vez que en Francia se toc un zcalo ligado a la familia, la Iglesia siempre se opuso; que sea la pldora anticonceptiva (1967), el derecho al aborto (1975) o el PACS (1999), mecanismo que establece lazos legales sin llegar al matrimonio para las uniones libres, sean o no entre personas del mismo sexo, los medios catlicos salieron a restaurar el mito de la familia. Los manifestantes recorrieron las calles de Pars al comps de proclamas contra el presidente Hollande y canciones religiosas. La gente camin bajo el slogan La manif pour tous (La manifestacin para todos) como respuesta a los partidarios de la ley, que desfilan bajo la proclama Le mariage pour tous (El matrimonio para todos). Philippe, un vecino de la Place dItalie de donde sali uno de los cortejos, deca: No soy homfobo, pero que se llame matrimonio a la unin entre personas del mismo sexo y que, encima, se les permita adoptar nios, me parece una exterminacin de los valores de la familia. Un matrimonio elegantn que marchaba con sus cuatro hijos deca: Esta ley provocar la decadencia final de Francia. El seor Hollande quiere imponer al pas una ley depravada. La naturaleza no se puede cambiar. Dos personas del mismo sexo no pueden adoptar y educar a un nio bajo el amparo de la ley.

Los sondeos de opinin son, sin embargo, ampliamente favorables al matrimonio gay. Una encuesta de la consultora LH2 publicada por el semanario Le Nouvel Observateur muestra que 56 por ciento de los franceses aprueba la unin entre personas del mismo sexo. La cifra se equilibra cuando se trata del derecho a la adopcin: slo 50 por ciento de los encuestados est de acuerdo con este principio. El sondeo revela tambin que el 52 por ciento piensa que la Iglesia no cumple con su papel al tomar partido contra el proyecto de ley.

El proyecto de ley es una bomba social y cuenta con tres puntos candentes: la legalizacin del matrimonio gay, el derecho a la adopcin para los homosexuales y la llamada procreacin mdica asistida, lo que, para los catlicos, abre la puerta a las madres de alquiler y a los nios educados desde el nacimiento por parientes del mismo sexo. La iniciativa socialista no logra, sin embargo, consensuar completamente a los partidos de la derecha. La conservadora UMP y el partido de extrema derecha Frente Nacional estn divididos sobre el tema y aprovechan ms bien la polmica para atacar globalmente al Ejecutivo antes que para protagonizar una oposicin frontal. En ambos partidos hay grupos de presin homosexuales que detentan un claro poder dentro de las formaciones. Los lderes del movimiento contra el proyecto de ley son personajes bastante sui generis. Una de sus caras ms visibles es Frigide Barjot (juego de palabras con Brigitte Bardot), una mujer de 50 aos que ayer se subi a la tribuna con un velo de novia y se puso a gritar improperios. El otro lder es Xavier Bongibault, portavoz de la asociacin Ms gays sin matrimonio. Bongibault lleg a comparar a Hollande con un hombre que lleg al poder en 1933, o sea Hitler. Ambos son profetas de la supuesta descomposicin de la sociedad francesa en caso de que el proyecto de ley sea aprobado en la Asamblea. Los obispos mueven los hilos de estas protestas en secreto dentro sus iglesias. No aparecen en la televisin ni en las calles, pero orquestan las protestas con gran eficacia. Partidarios y adversarios de esta ley se vienen midiendo desde hace varios meses a travs de las manifestaciones que realizan. La prxima ser una respuesta a la de este domingo. Los defensores del Matrimonio para todos saldrn a la calle el prximo 27 de enero para mostrar el otro lado de la Francia abierta a los cambios y las transformaciones de sociedad.

Fuente:

http://www.pagina12.com.ar/diario/elmundo/4-211801-2013-01-14.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter