Portada :: Colombia :: Minera
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-01-2013

De Santurbn al Tayrona

Alfredo Molano Bravo
El Espectador


La creacin del Parque Natural Regional en el pramo de Santurbn con 11.800 hectreas es un triunfo neto del movimiento cvico y ambientalista contra las pretensiones de las multinacionales aurferas Aux Gold, Eco Oro Minerals Corp, Leyhat Colombia, Galway Resources, Calvista Gold Corporation, Auro Resources Corp, Cb Gold, Continental Gold, Cvs Explorations que han considerado de su propiedad todo el macizo.

El conflicto es en el fondo oro versus agua; oro para los bolsillos de unos pocos empresarios canadienses, agua para una poblacin de 1200.000 habitantes. Se fall a favor de la gente. Un gran logro tanto para el movimiento cvico como para el Instituto Humboldt, que tuvo a su cargo el argumento ambiental. Las empresas mineras consideran que el pramo es la piel, y lo que est por dentro, huesitos y carnita como deca Uribe, quien les dio todas las gabelas tributarias y ambientales, es de ellas. El proyecto era una gran mina a cielo abierto para saquear el macizo y dejar un hueco para criar peces. Era irritante la grosera de la propuesta que la Corporacin para la Defensa de Bucaramanga se comi entera. Para bien del pas, reaccion la gente, pero para mal del pas, los empresarios optaron por sacar el oro haciendo socavones. Es decir, disfrazar el saqueo, porque los tneles necesariamente afectan los ros subterrneos de la cordillera y por tanto los ros que alimentan los acueductos de Bucaramanga, Floridablanca y Girn. Ms an, se defender el pramo, pero los socavones que empiezan en los 2.800 metros 200 metros abajo de la cota donde comienza el parque se podran construir en cualquier direccin: hacia arriba o hacia abajo, hacia un lado o hacia el otro y podran drenar las 32 lagunas del pramo para usar esa agua en el lavado del mineral aurfero. Sobre este punto no existe claridad jurdica y por tanto las empresas podrn engatusar al pas y hacer lo que les d la gana.

Como les est dando la gana hacer a las empresas de los Dvila, los Solano y los Bessudo en el Tayrona. Qu podra pensarse si en el Parque Nacional Olaya Herrera se decidiera construir, en el sitio donde est el reloj suizo, un hotel para que se alojaran los altos ejecutivos de Ecopetrol o de Pacific Rubiales? Se me dir que la analoga es trada de las mechas, y lo es, sin que ello impida ver lo que se juega con ese fuego desde varios ngulos sobre el parque Tayrona.

La cuestin es simple: las construcciones tursticas que se estn proyectando tanto como la ya existente limitan el goce pblico de un bien pblico, a favor de unos pocos. El mismo caso de Santurbn. Al Tayrona le tienen puesto el ojo con sobrada razn las empresas mundiales de turismo, y si no defendemos ese patrimonio ambiental, terminaremos siendo excluidos de esas zonas.

El proyecto de Los Ciruelos le hinca el diente a un bosque seco tropical, el nico que queda en el pas. El Ministerio de Medio Ambiente hizo severas advertencias a la Agencia de Licencias Ambientales, pese a que el gobierno de Uribe haba autorizado las construcciones hoteleras. La recin creada Agencia est a cargo de la doctora Luz Helena Sarmiento, quien trabaj con la empresa explotadora del Cerrejn. En La Guajira se le conoce como la mano derecha de las grandes mineras. Qu se podr esperar ahora de sus conceptos y decisiones ambientales?

El ministro de Medio Ambiente tiene por ahora la palabra y la Corte Constitucional la ltima. Permitir despresar el Parque Tayrona, la joya ambiental del pas, es permitir entrar a saco a los dems parques.

Fuente: http://www.elespectador.com/opinion/columna-396280-de-santurban-al-tayrona



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter