Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-01-2013

Qu es eso de cultura?

Francisco Jos Lacayo Parajn
Rebelin


En el ltimo ejemplar del Nuevo Amanecer de END, le una transcripcin de un dilogo televisivo sobre el concepto de cultura, entre Mario Vargas Llosa y Gilles Lipovestky, un cientfico social.

Para comentar a satisfaccin ese cacareado dilogo, se necesitara escribir un libro. Aqu me limitar a desenmascarar las principales falacias de las teoras de Vargas Llosa sobre la cultura. Quiz en otra ocasin abordar la inconsistencia mercantilista de Lipovestky.

Ambos escritores evidencian un desconocimiento o menosprecio total del cambio profundo y universal que ha vivido el concepto de cultura en las ltimas 3 dcadas. Ignoran o menosprecian las trascendentales declaraciones y convenciones, aprobadas por los 194 estados miembros de la UNESCO, en los ltimos 30 aos, redefiniendo los nuevos conceptos de cultura, diversidad cultural, patrimonio y creatividad culturales. Estos consensos universales son el polo opuesto a las tesis de los dialogantes, quienes seguro ignoran que estas convenciones fueron ratificadas por los parlamentos de sus propios pases.

En cualquier dilogo sobre los derechos humanos, es impensable que se ignore el consenso universal de la Carta de los Derechos Humanos y se le reemplace por una caprichosa y nostlgica visin personal . Eso es lo que han hecho estos seores al dialogar sobre cultura.

La cultura culta o alta cultura de Vargas Llosa.

En su ltimo libro La Civilizacin del Espectculo (tema del cacareado dilogo) Vargas Llosa define su cultura desde el paradigma civilizacin y barbarie que legitim las colonialismos y modelos esclavistas de hace unos siglos. Para esta tesis, era culto el conquistador, el triunfador y eran brbaros los sometidos, los conquistados. Vargas Llosa define sin ningn pudor cul es la alta cultura herida de muerte, segn l, por la civilizacin del espectculo-dejo para otro da su confusin entre cultura y civilizacin.

lo que entendamos por cultura cuando yo era joven ha ido transformndose en algo muy diferente a lo largo de mi vida hasta convertirse en la actualidad en algo esencialmente distinto de lo que entendamos por cultura en los aos cincuenta, sesenta y setenta, nos dice. En su libro precisa que para l la cultura se limita a Gngora, Joyce, Bach, la pera. Y el resto? le preguntamos. Pues, se archiva en la gaveta de la barbarie.

El buen novelista y psimo ensayista ignora que incluso los estados que impusieron esta triste tesis de civilizacin y barbarie, en siglos pasados, han luchado vigorosamente, en las ltimas dcadas, en los foros de Naciones Unidas, en pro de la aprobacin de trascendentales declaraciones y convenciones internacionales tales como la Convencin para la Proteccin y Promocin de la Diversidad de las Expresiones Culturales (octubre 2005) y la Convencin Internacional para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial (octubre 2003), entre muchas otras.

Para la mente de Vargas es incomprensible e inaceptable que expresiones culturales, que en su mente se ubican el bal de la barbarie y no de su alta cultura, tales como nuestro Gegence y la Lengua, Msica y Danza Garfunas, hayan sido proclamadas recientemente por la UNESCO (con la aprobacin de sus 194 estados miembros) Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Dnde ubicaran, los pomposos dialogantes estas expresiones del Patrimonio Cultural de la Humanidad. En la alta cultura, cuya muerte llora Vargas Llosa, o en la civilizacin del espectculo, que ambos aceptan como la verdadera cultura de hoy?

Ameritara recomendar a ambos seores la lectura de un documento tan significativo como la Estrategia de Cultura y Desarrollo de la Cooperacin Espaola (ACECI) que afirma La cultura se define, no ya como una dimensin accesoria del desarrollo, ni como un elemento de nostalgia histrica o solamente de identidad sino como el tejido mismo de la sociedad y como fuerza interna para su desarrollo. Quizs el gran esfuerzo que se reclama es la necesidad de una mayor concrecin de las potencialidades de la cultura como motor de desarrollo o la frase de la Declaracin Universal de la UNESCO sobre la Diversidad Cultural :...la diversidad cultural es, para el gnero humano, tan necesaria como la diversidad biolgica para los organismos vivos

Francisco Jos Lacayo Parajn es nicaragense, socilogo, diplomtico, especialista en cultura y desarrollo y Ex Director de Cultura de la UNESCO para Amrica Latina y el Caribe

 

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter