Portada :: EE.UU. :: Fronteras y migraciones
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-01-2013

El Partido Republicano y los latinos

Max J. Castro
Progreso Semanal


Entre la espada y la pared es un mal lugar donde estar, ya sea que hablemos de la vida en general o de cualquiera de los juegos que la gente practica: amor, ajedrez, guerra o poltica. En estos momentos, esa es la exacta posicin poltica del Partido Republicano en un asunto nada pequeo: su supervivencia como partido nacional capaz de ganar la Casa Blanca.

El problema del PR, que ha levantado su fea cabeza una vez ms a tiempo que los republicanos tratan de lidiar con su respuesta a la revelacin no oficial de la administracin Obama, recientemente anunciada, de que planea presionar al Congreso para que apruebe una reforma inmigratoria total, incluyendo una va a la ciudadana, para la mayora de los inmigrantes no documentados.

El problema para los republicanos se resume en un solo sustantivo plural: latinos. Hay varias maneras de medir la gravedad del dilema de los republicanos ms all del hecho evidente de que el voto latino ya es grande y sigue creciendo con rapidez.

Una forma es pensar acerca del sorprendente comportamiento del voto latino en las elecciones de noviembre de 2012. En su primer intento, por la presidencia, Barack Obama prometi hacer una prioridad mxima de la reforma inmigratoria total durante su primer ao en el cargo. No hizo tal cosa. Es ms, acerca de este punto, Obama gast una muy pequea parte del capital poltico que adquiri en virtud de vapulear de mala manera a John McCain.

La cosa empeora. Una cifra rcord de inmigrantes no documentados fueron deportados bajo el mando de Obama. Y la gota que cualquiera hubiera pensado que iba a rebosar la copa el alto desempleo, en especial entre los latinos no lo hizo.

Todo pareca indicar un desastre poltico garantizado para el presidente y una clavada para su adversario. Sin embargo, despus de haber contado todos los votos, Obama recibi 71 por ciento del voto latino, una avalancha desde cualquier punto de vista. Cmo sucedi?

El hecho es que aunque los latinos estaban desencantados de Obama, estaban aterrados de los republicanos. La campaa primara del PR fue un circo, y uno de los principales nmeros de ese circo fue una competencia acerca de cul de los contendientes, como presidente, podra adoptar una lnea ms dura contra los extranjeros ilegales.

El ms payaso de todos, Herman Cain, quien encabez a los contendientes por un brevsimo tiempo antes de hacer implosin, lleg a proponer una cerca electrificada en la frontera EE.UU.-Mxico. Pero la competencia por el ttulo de mayor machacador de los inmigrantes no termin cuando Cain y los otros bufones quedaron fuera del juego.

El ganador de esta triste emulacin, el hombre que super a todos los rivales en la categora de Yo ser ms xenfobo que t fue nada menos que Mitt Romney, quien termin por ser el candidato republicano. Romney hasta logr que el gobernador de Texas Rick Perry, que nadie cree que pueda ser un liberal compasivo, pareciera dbil en el tema de los ilegales.

Una cosa es negarse a clavarse mi espada y otra cosa es escupirme la cara, prometer electrocutar a mis primos o hacer tan miserable la vida para millones de mi gente que, segn las orwellianas palabras de Mitt Romney, ellos decidan autodeportarse. Es decir, preferir el purgatorio en vez del infierno.

En la campaa de 2012, el PR celebr un curso acerca de cmo indignar a los electores de piel ms oscura en grande. Les cost.

Es ms, los latinos no acudieron a los republicanos debido a su frustracin porque Obama no cumpli su palabra ya que saban la razn: los republicanos en el Congreso estaban categricamente en contra de lo que ellos llaman amnista. Hasta durante los dos aos que los demcratas tuvieron la mayora en ambas cmaras, los republicanos en el Senado tenan suficiente voluntad poltica y votos para bloquear cualquier legislacin de ese tipo por medio de su herramienta obstruccionista favorita: el filibusterismo. Los republicanos en el Congreso llegaron a eliminar la Ley Sueo, una ley que hubiera ayudado solo a la categora ms necesitada de los inmigrantes, los que sus padres indocumentados trajeron aqu cuando eran nios.

Ahora, segn reportes de prensa, la administracin Obama est decidida a tratar de que se apruebe una reforma inmigratoria total. Es una buena movida, ya sea que se mire desde el punto de vista humanitario o de una medida. Polticamente es tambin una gran movida, porque pone a los republicanos entre la espada de su base rabiosamente antinmigrante y la pared de la furia del grupo de electores que ms rpidamente crece en el pas.

No poda llegar en un momento peor, cuando los republicanos estn tratando desesperadamente de descifrar cmo evitar recibir en futuras elecciones el tipo de castigo que propin el ao pasado a Romney el electorado latino.

Los republicanos tienen un crtico problema latino, un problema que puede que no sean capaces de solucionar. La latinofobia republicana es en gran medida un reflejo de uno de los peores vicios del PR: el racismo. Debido a esto, Obama los tiene atrapados.

La estrategia republicana para escaparse de este atolladero puede describirse, caritativamente, como errada. En vez de una nica ley de reforma inmigratoria que cubra a todo el mundo que se haya portado bien desde que lleg al pas, como se ha dicho que Obama propondr, ellos quieren dividirla en muchas pequeas partes, cada una de las cuales cubra a un solo tipo de inmigrante. Eso es como ofrecer a alguien un juego de neumticos mientras otro ofrezca vender un auto nuevo por el mismo precio. Los latinos no tendrn que pensar dos veces para saber cul negocio es mejor.

A pesar de lo mezquina que es la mejor oferta de los republicanos, muchos en el seno del partido se oponen incluso a este enfoque poco sistemtico. As que en realidad es una competencia entre el individuo que quiere vender un auto y otro que quizs, con toda reserva, quiere vender un juego de neumticos por el mismo precio.

Es evidente que demasiada gente dentro del PR, en bien del partido, no escarmentaron con la golpeadura que los latinos les dieron en 2012. Eso probablemente signifique que el ambicioso plan de Obama no sea aprobado en el Congreso, Pero al menos tendr la virtud de desenmascarar a los republicanos y arruinar totalmente su fantasa de hacer las paces con la comunidad latina por una bicoca. No podra haberles pasado a nadie mejor.

Fuente: http://progreso-semanal.com/ini/index.php/eeuu/6444-el-partido-republicano-y-los-latinos


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter