Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-01-2013

Entrevista a Emilio Pantojas, catedrtico de sociologa e investigador de la Universidad de Puerto Rico
Turismo y Desarrollo Econmico en el Caribe: el auge de las Industrias del Pecado

Ernest Caada
Rebelin


El proceso de reestructuracin de la economa del Gran Caribe (Caribe insular y Centroamrica) que se ha producido en las tres ltimas dcadas ha derivado en una progresiva especializacin turstica. De la agroexportacin tradicional, que caracteriz a la regin por dcada, se empez a visualizar un futuro como plataforma para la exportacin de manufacturas a travs de las maquilas. Sin embargo, en los ltimos aos el turismo ha ido adquiriendo mayor peso. Y vinculado a este sector han ido apareciendo diversas actividades en el limbo de la legalidad y la informalidad, denominadas como las industrias del pecado, bsicamente la prostitucin asociada al turismo, los juegos de azar y el lavado de dinero.

Sobre por qu y cmo se ha producido este proceso y sus implicaciones para el desarrollo de la regin, hablamos con el autor de este artculo publicado en la revista de la Universidad de Alicante Investigaciones Tursticas (nm. 4, julio-diciembre 2012, pgs.49-76) [Ver artculo completo aqu]. Emilio Pantojas es catedrtico de sociologa e investigador docente en el Centro de Investigaciones Sociales (CIS) de la Universidad de Puerto Rico (Recinto de Ro Piedras).

ERNEST CAADA: En las ltimas dcadas, los pases del Caribe insular y Centroamrica han vivido un proceso de transformacin radical de sus economas y formas de integracin en el mercado internacional. De la agroexportacin tradicional (azcar, caf, tabaco, cacao y frutas) a un peso cada vez mayor de actividades de ocio y entretenimiento. A qu responde este proceso y qu caractersticas adquiere?

EMILIO PANTOJAS: Se trata de una reestructuracin de la economa global anclada en la nueva economa o la economa del conocimiento y su corolario poltico el neoliberalismo. Los choques petroleros de los setenta, la cada de los precios de los productos primarios (azcar, banano, etc.) y el deterioro de los trminos de intercambio hicieron necesaria una reestructuracin de las economas de los pases del Gran Caribe.

La reestructuracin econmica fue estimulada por medidas de trato preferente a importaciones de manufacturas y agroindustrias de la regin. El crecimiento de las exportaciones de agroindustrias, maquiladoras de productos electrnicos, ropa, efectos deportivos y productos similares fue estimulado en los ochenta por medidas como la Iniciativa para la Cuenca del Caribe de Estados Unidos y el CARIBCAN de Canad. As, por ejemplo, la Coca Cola adquiri grandes extensiones de terreno en Belice para cultivar naranjas para su bebida Minute Maid. La compaa Mcgregor estableci operaciones en Honduras produciendo bolas y guantes de bisbol y softbol. Texas Instruments, por su parte estableci en El Salvador una planta para ensamblar calculadoras de mano y otros productos electrnicos al amparo de este trato preferente de importaciones de la regin. Se proveyeron, adems, cuotas preferentes para la importacin de ropa y se establecieron zonas francas para la manufactura a travs de la regin que permitan la importacin y reexportacin de manufacturas ensambladas libre de aranceles.

Pero la prosperidad de las maquiladoras comenz a declinar con la aprobacin del Tratado de Libre Comercio de Amrica del Norte (TLCAN). Ms tarde con la creacin de la Organizacin Mundial del Comercio (OMC) en 1995 y la entrada de China a esta organizacin en 2001, las maquiladoras de todo tipo se fueron trasladando al Asia. Las economas del Caribe enfrentaron la necesidad de reposicionarse en la economa global.

En tanto que los salarios en el Caribe son ms altos que en el Asia, y las restricciones arancelarias y no arancelarias se redujeron o abolieron, organizaciones como el Banco Mundial y el Fondo Monetario recomendaron el desarrollo de industrias de servicio internacional como alternativa para el desarrollo del Gran Caribe. Fue entonces que se estimul el crecimiento y desarrollo de sectores como el turismo, los servicios financieros y otros servicios internacionales como las apuestas por Internet (Antigua y Costa Rica) y los centros de telemercadeo (operaciones de ventas, reservas, lneas psquicas, lneas de amistad, etc.)

En el siglo veintiuno, el Gran Caribe se ha convertido en un centro internacional de servicios con el turismo y el entretenimiento como industrias de punta.

EC: Usted habla del surgimiento de las "industrias del pecado" (el turismo sexual, los juegos de azar o el "lavado de dinero") como forma de incrementar la captura de ingresos para los pases de la regin. Cules son las caractersticas de este fenmeno? Y qu papel juegan en el proceso de reestructuracin econmica y social que antes nos explicaba?

EP: Es importante aclarar que cuando hablamos de industrias del pecado no es nuestra intencin pasar juicio moral sobre stas actividades y las personas envueltas en ella. Usamos un trmino acuado en Estados Unidos desde el siglo diecinueve por el puritanismo norteamericano y que se ha convertido en vocablo comn para describir actividades como stas. De hecho, Las Vegas se conoce como Sin City, la ciudad del pecado.

En la medida en que el turismo y el entretenimiento son industrias de exportacin en las cuales el bien o servicio exportado se consume en el territorio que lo exporta, circulan en la economa una gran cantidad de divisas como parte del gasto de turistas. Esto crea una economa segmentada con un segmento dolarizado y otro de moneda domstica. En el mercado dolarizado se adquieren productos que no estn al alcance de las poblaciones trabajadoras y marginales. As, por ejemplo, en pases como Cuba un taxista o un mozo de un hotel tienen ingresos ms altos que un profesional porque tienen acceso a dlares o euros y ello le da acceso a productos que slo se venden en dlares (como la carne de res o los mariscos). Eso explica que un turista pueda toparse con un taxista que se entren como ingeniero, por ejemplo.

Las poblaciones marginales, concientes de esta dualidad, desarrollan estrategias para capturar una parte de estas divisas. La prostitucin es la primera de las actividades desarrolladas por las poblaciones marginales en este proceso. Recientemente se public en la Internet un documental titulado Jamel Shariff Live "Pay for Play" Prostitution Uncovered In The Dominican Republic . En este se presentan las actividades de burdeles y prostitutas que operan en la economa informal, fuera de las reas tursticas pero ligadas a esta actividad. Tambin est la venta de todo tipo de contrabando y artculos pirateados (habanos, discos compactos con msica o pelculas pirateadas, mercado negro de divisas, etc.).

Algunas de estas actividades incrementan el gasto de los turistas, el empleo y la retencin de divisas en sectores locales de la economa. La sociedad se transforma, creando una economa informal o subterrnea relativamente grande en la que el estado tiene mucha dificultad de intervenirtributar, reglamentar, organizar.

EC: Cul es la relacin entre estas "industrias del pecado" y el sector turstico "formal"? A caso estamos hablando de "accidentes" o ms bien hay vnculos ms estrechos que los que habitualmente se identifica?

EP: El sector formal tambin desarrolla estrategias para diversificar su oferta e incrementar sus ingresos con estas actividades. Se establecen lazos semi-formales entre hoteles y proveedores de paquetes de turismo sexual, por ejemplo. En tanto que la identidad de los pases se forja como centros de entretenimientos se aaden a la oferta juegos de azar y turstica paquetes de turismo sexual y otras actividades de este tipo. As, en un rea gris entre lo legal y lo ilegal se diversifica la oferta turstica y de entretenimiento de diversos pases de la regin. En una presentacin que hice recientemente habl de la evolucin de la identidad del Caribe de una regin turstica que ofreca sol, arena y playa, a una regin que, copiando a Las Vegas, ofrece sexo, juego y drogas, adems de sol arena y playa. Una especie de sucursal de Las Vegas en el Sur (Las Vegas South).

El uso de casinos para lavar dinero es uno de los mecanismos utilizados por el sector formal de la economa. Otra forma es la venta de joyera en los puertos libres o zonas francas del Caribe. Hay islas en el Caribe como Sint Marteen y Santo Toms que tienen distritos enteros dedicados a vender joyera a turistas de crucero. No es difcil para un turista comprar joyas caras con dinero en efectivo, no declararlas y as lavar dinero de actividades ilcitas o evadir impuestos de ingresos no declarados al fisco, que se convierten as en acervos tangibles legales en la forma de joyas caras. Al Estado se le hace muy difcil registrar las miles de transacciones que a diario se hacen en estas jurisdicciones.

EC: Qu ha significado para los trabajadores y trabajadoras este proceso de reestructuracin econmica y qu implicaciones ha tenido en su proceso de insercin en el mercado de trabajo?

Como expliqu anteriormente, la economa se ha segmentado de tal forma que coexisten un mercado transnacionalizado y uno domstico. El segmento transnacionalizado funciona con precios y monedas internacionales (euros, dlares). El segmento domstico funciona con moneda y precios domsticos. As, por ejemplo, en la Cartagena colonial turstica una cerveza local cuesta el equivalente de dos o tres dlares en moneda local. En el barrio Getseman, adyacente a la seccin turstica una cerveza cuesta menos de un dlar. Lo mismo pasa en Santo Domingo, San Juan de Puerto Rico (donde la moneda local es el dlar) y casi cualquier capital del Caribe.

Los trabajadores y trabajadoras no ligados al segmento dolarizado de la economa no tienen acceso a ciertos bienes y servicios que slo se adquieren en dlares o a precios muy altos en moneda local. Un colega me deca que en Cuba haba tres clases sociales. Los sectores ligados al estado, los que pueden adquirir divisas por su trabajo o por tener familias en el extranjero y los que no tenan acceso a divisas. Estos ltimos cubanos son representados de una manera magistral en la pelcula Suite Habana.

EC: Qu balance haces de esto peso cada vez mayor de este tipo de actividades "pecaminosas" en los pases de la regin?

Personalmente no paso juicio sobre las personas que se dedican a estas actividades. Mi problema es que de lo que se trata es de una reedicin de la explotacin de seres humanos condenados a la pobreza. En tanto que nuestros pases no tienen recursos para ofrecer a la juventud alternativas de empleo que provean niveles de vida justos (acceso a la educacin, la salud, hogar seguro, alimentacin adecuada, etc.), nuestros jvenes se ven en la necesidad de vender drogas, prostituirse, robar y otras actividades que menoscaban la dignidad y la autoestima del ser humano.

Hay varios libros que hablan de esta reinvencin de la explotacin de los cuerpos de el otro. La explotacin no se trata ya de la apropiacin de plusvala (plustrabajo) sino de la conversin de gente en mercancas de consumo. La obsesin de los europeos y europeas con las mulatas y mulatos del Caribe, es un ejemplo de esto. De hecho, en 2006 se estren en Londres la obra Sugar Mummies escrita por una mujer de ascendencia india, donde se exploraban las contradicciones de la relacin entre mujeres blancas y no blancas europeas y jvenes trabajadores sexuales caribeos. Ciertamente el trabajo sexual es la profesin ms antigua del mundo, pero su legitimidad como opcin de vida depende de que sea una decisin libre y voluntaria cuando se tiene otras opciones. Cuando la pobreza obliga, se trata de explotacin.

Ernest Caada |
Alba Sud

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter