Portada :: frica
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-01-2013

Patricio Lumumba, el rostro olvidado del genocidio negro

Carlos Ml. Vega Bolaos
Cubadebate


Ninguna brutalidad maltrato o tortura me ha doblegado porque prefiero morir con la cabeza en alto, con la fe inquebrantable y una profunda confianza en el futuro de mi pas, a vivir sometido y pisoteando principios sagrados. Un da la historia nos juzgar, pero no ser la historia segn Bruselas, Pars, Washington o la ONU, sino la de los pases emancipados del colonialismo y sus tteres. (Carta escrita a su esposa e hijos por Patricio Lumumba pocos das antes de su muerte).
El mes de enero de cada ao, aunque el poder meditico mundial hace lo posible por borrar de la memoria histrica la existencia del genocidio negro en el continente africano, provocado por las potencias occidentales en su afn de hacerse por las grandes riquezas de su pueblos, es meritorio recordar al gran lder negro Patrice E Lumumba. Hace ya 51 aos, Patrice Lumumba, jefe del gobierno de la Repblica del Congo, fue asesinado por una conspiracin organizada por el gobierno de Blgica, con la complicidad de los Estados Unidos, de Gran Bretaa y de las Naciones Unidas. Su cadaver conden al Congo a la rapaz dictadura de Mobutu y una sucesin de sangrientas guerras civiles. Durante ms de cuarenta aos se ha mantenido el silencio sobre este crimen, en donde se rumora que su cadver y el de otros colaboradores, fueron disueltos en cido sulfrico para no dejar rastros.

El pensamiento de Lumumba, constituy un peligro para las potencias occidentales explotadoras de los pueblos africanos, fue Ministro, lder, enemigo del colonialismo y pionero por la unidad de los pueblos africanos y por su liberacin. Buscaba la descolonizacin del Congo y destruir totalmente el poder colonialista europeo presente en frica, erradicar el ultraje y el expolio que durante siglos haba sufrido el continente, una persona as, no mereca continuar viviendo y por eso, se fragu su asesinado a pocos meses de haber asumido el poder en la Repblica del Congo.

A 51 aos del asesinato del lder africano Patrice Lumumba, en su patria, la Repblica Democrtica del Congo, la guerra es un genocidio oculto que ha producido ms de 5 millones de muertos en los ltimos aos; este genocidio puede ser detenido, pero la comunidad internacional, las democracias del Norte, no quieren detenerlo, convirtiendo al Congo en un pueblo activamente crucificado.

La irona: poseer grandes riquezas naturales como las que tiene la Repblica Democrtica del Congo, se ha convertido en una tragedia. En las montaas orientales del Congo hay valiosos minerales como el coltn y niobio, adems de oro, diamantes, cobre y estao. El coltn, abreviatura de colombio-tantalio, est en suelos de una antigedad de tres mil millones de aos. Se usa con el niobio para fabricar los condensadores para manejar el flujo elctrico de los telfonos celulares. Cobalto y uranio son elementos esenciales para las industrias nuclear, qumica, aeroespacial y de armas de guerra. Alrededor del 80% de las reservas mundiales de coltn estn en el Congo.

Por el control de estos minerales escasos hay una guerra tremenda. Los poderes multinacionales quieren controlar la minera de la regin. Conclusin: el motivo del genocidio son estos minerales que buscan las corporaciones y adems estn destruyendo la segunda rea verde del planeta despus del tambin amenazado Amazona. Cuando se trata de actuar en frica, hay una discriminacin inherente. Lo afirm el antiguo coordinador de operaciones humanitarias de Naciones Unidas Jan Egeland, quien, junto con otros 15 dirigentes mundiales de conocido prestigio, ha firmado una carta enviada a los jefes de Estado de los pases de la Unin Europea llamando la atencin sobre la falta de accin internacional en el Este de la Repblica Democrtica del Congo.

Jan Egeland, que durante su periodo en Naciones Unidas siempre tuvo una reputacin de decir las cosas directamente sin andarse por las ramas, dijo: Nunca hubo esta indecisin cuando se trat de intervenir en los Balcanes, en Irak o en Oriente Medio. Ciertamente no la hubo, pero cuando se trata de intervenir en crisis africanas parece como si la vida humana no tuviera el mismo valor en todas partes. Esta es la doble la moral que practican los abanderados de los derechos humanos en el mundo.

Zenit, agencia de noticias del Vaticano, dijo hace poco que la crisis humanitaria ms olvidada en nuestro planeta es la del Congo. De vez en cuando en los medios asoma la tragedia pues ya no hay modo de ocultarla. Pero lo que se dice de ella es todava irrisorio e insultante en comparacin con la magnitud de la barbarie y el genocidio. Y no hay llanto, ni pedir perdn, ni propsito de enmienda.

En el fondo, no se trata slo de que a frica se la discrimine cuando ocurren guerras que se ceban en los ms inocentes, sino de algo ms que merece la pena escarbar y descubrir que detrs de esta guerra se esconden los intereses de potencias como Estados Unidos, Inglaterra, Holanda y Blgica, quienes apoyan al rgimen de Kagame en Ruanda, de cuyos aeropuertos salen para estos pases el preciado coltn (indispensable en la fabricacin de armamento, telfonos mviles y ordenadores porttiles de ltima generacin, etc) que los soldados extraen con el trabajo forzado de nios y jvenes en el Este del Kivu y envan en camiones y helicpteros a Kigali. Es triste constatar que en muchas ocasiones, esas indecisiones ante los problemas africanos podran ser una forma camuflada de dejar que los acontecimientos se desarrollen de forma provechosa para los ms poderosos, aunque sea a costa de que mueran millones de inocentes.

Hoy entiendo ms que antes las razones por las cuales, un enero de 1961 fue atrozmente asesinado el patriota africano Patrice E. Lumumba, un ser humano as era imposible que continuara con vida, cometi el pecado capital de soar que Otra Africa era Posible, una frica unida en el desarrollo, en combatir la injusticia social y en la cooperacin entre pases para la educacin. Devolver las riquezas del continente al pueblo africano, era su ms profundo Sueo. El pensamiento de Lumumba se apoyaba sobre los siguientes tres pilares: la justicia, la independencia y la libertad.

Hoy hace 51 aos, muri como un mrtir de la lucha de los pueblos contra la injusticia, la expoliacin, la humillacin impuesta por las potencias europeas que a los cuatro vientos se proclaman democrticas. Es un mrtir de la causa popular por un mundo ms justo y ms humano, por la fraternidad humana. Lumumba fue asesinado pero vivir siempre en nuestros corazones. l forma parte del genocidio olvidado de millones de hermanos africanos que han cado en el camino para que en el mundo blanco, unos pocos disfruten de grandes comodidades y amasen fortunas impregnadas de sangre inocente.

Me enorgullezco, al igual que decenas de miles de egresados que habitamos los cinco continentes, de haber estudiado en la Universidad de la Amistad de los Pueblos Patricio Lumumba, centro de estudios universitarios de clase mundial fundado en su memoria y que en febrero prximo cumple 50 aos de vida en la preparacin de cuadros profesionales para los pases en vas de desarrollo. *Egresado Universidad Amistad con los Pueblos Patricio Lumumba.

Fuente: http://www.cubadebate.cu/especiales/2010/01/28/patricio-lumumba-el-rostro-olvidado-del-genocidio-negro/


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter