Portada :: Brasil
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-01-2013

Las ganancias del petrleo van para la educacin

APAS


Rousseff anunci que asignar los cnones cobrados por extraer hidrocarburos a financiar programas de educacin. La petrolera estatal estima que las reservas de crudo podrn duplicarse en la prxima dcada.

"Hacia dnde debe ir el dinero del petrleo?", pregunt la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, y seguidamente respondi: "la riqueza tiene que ir para la educacin, para que quien quiera ir a la universidad pueda ir a la universidad".

La mandataria lo afirm en un discurso pronunciado en la localidad de Sao Juliao, en el interior del estado nordestino de Piau, uno de los ms pobres del pas, afectado por la peor sequa de las ltimas cuatro dcadas, frente a las reclamos de los estados productores de hidrocarburos -Rio de Janeiro, San Pablo y Espritu Santo-, que quieren concentrar esos "royalties" o cnones.

"La educacin es vital y el gobierno seguir destinando fondos a programas como el de la alfabetizacin en la edad apropiada y trabajar para valorizar a la profesora alfabetizadora", insisti la presidenta, ante el aplauso del pblico de Piau.

En diciembre, Rousseff promulg la ley de los "royalties" cobrados por la extraccin de petrleo, que en 2011 rond los 6.000 millones de dlares. En la norma se establece que el grueso de estos recursos sern destinados a un fondo para la educacin.

Para lograr esas metas, Rousseff apuesta a la participacin de empresas privadas en la licitacin de distintos bloques, mientras accionistas de la petrolera Petrobras demandan un aumento de los combustibles, cuyo precio consideran desfasado del valor internacional. A este pedido se opone el ministro de Hacienda, Guido Mantega, para no aumentar la inflacin.

En tanto, la directora general de la Agencia Nacional del Petrleo de Brasil (ANP), Magda Chambriard, estim, citada por la agencia noticiosa ANSA, que los recursos petroleros pueden crecer un 100 por ciento hasta 2023 y explic que "nuestras perspectivas son maravillosas, Brasil tiene 8.000 kilmetros de costa en la cual hay indicios de petrleo y gas de norte a sur".

Chambriard confa en que dentro de 10 aos Brasil exportar 1,5 millones de petrleo diarios, cifra muy superior a la actual.

Brasil se convirti en una potencia energtica ya que en los ltimos cinco aos fueron descubiertas reservas del orden de los 50.000 millones barriles en yacimientos ubicados en aguas ultraprofundas, una zona geolgica conocida como "pre sal", localizados prximos a las costas de los estados de Rio de Janeiro y San Pablo, en el sureste del pas.

Pera el gobierno brasileo es realista considerar que existen ms recursos en el lecho de la plataforma submarina, dado que slo en 2012 hubo "enormes descubrimientos" en las costas de Rio de Janeiro, declar Marco Antonio Martins Almeida, secretario de petrleo del Ministerio de Minas y Energa.

Tambin se comprob la buena calidad de los hidrocarburos extrados de algunos de los campos comprendidos en el pre sal, pese a que extraer hidrocarburos a ms de 5.000 metros de profundidad es una operacin costosa que requiere de una tecnologa cuyo desarrollo an no se ha perfeccionado.

Luego de largas negociaciones y disputas de intereses en el Congreso, la presidenta Rousseff convoc recientemente a una licitacin internacional para la exploracin de grandes bloques petroleros en el litoral atlntico.

"Mi expectativa es que habr mucha demanda (de petroleras privadas) por esas reas; las empresas estn ratificando su inters en Brasil" en la primera licitacin que el gobierno realiza "despus de cuatro aos", dijo Chambriard, citada por el sitio de noticias UOL, del grupo Folha.

Por otra parte, y a pesar del optimismo gubernamental, los privados no ocultan su descontento con el defasaje del precio de venta de los combustibles con lo cual, sealan, se perjudica a los tenedores de ttulos de Petrobras, una empresa estatal pero con capitales privados abiertos y negociados en las bolsas de Nueva York y San Pablo.

Pero, el ministro de Hacienda brasileo, Guido Mantega se opone fuertemente, porque la inflacin ya ser de ms del 5,4 por ciento en 2013, un ndice que supera en casi 1 por ciento la meta fijada por el gobierno.

Fuente: http://www.apasdigital.org/apas/nota_completa.php?idnota=5879


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter