Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-01-2013

Los intercambios pueblo a pueblo

Manuel E. Yepe
Rebelin


Cmo se explica que Cuba apoye la poltica de intercambios people to people (pueblo a pueblo) que promueve EEUU contra Cuba?, me pregunt un estudiante estadounidense de los muchos que han viajado a la Isla en virtud de la poltica as nombrada de la administracin de William Clinton que George W. Bush revoc en 2003 y el presidente Obama ha retomado recientemente.

Otra estudiante, tambin norteamericana, agreg sin esperar mi respuesta a la primera pregunta: Cmo es que donde quiera que vamos aqu en La Habana se nos recibe con tanta amistad y respeto pese a tantas tropelas que nuestros gobiernos han hecho contra los cubanos? Cuba acepta el reto que supone la poltica de intercambios pueblo a pueblo de Washington les expliqu porque no obstante ser el declarado propsito de sta que los visitantes promuevan entre los cubanos la democracia (trmino con que Washington designa al sistema capitalista), en la prctica ofrece a los cubanos la oportunidad de demostrar a los visitantes las falsedades de la campaa que hace ms de medio siglo libran los medios de informacin estadounidenses contra Cuba.

La distancia que media entre las manipulaciones de esa campaa y la verdad es de tal magnitud que desde el primer minuto de contacto con la realidad, los visitantes bienintencionados se abren al entendimiento de las razones que han dado lugar a la histrica hazaa popular que es la revolucin cubana y la sinrazn de la poltica de hostilidad de su gobierno contra este pas.

En enero de 1961, el Departamento de Estado declar que el turismo a Cuba era contrario a la poltica exterior y al inters nacional de Estados Unidos. Los viajes a Cuba quedaron as vedados para todos los ciudadanos estadounidenses.

La hospitalidad para con los extranjeros es una caracterstica ancestral de los cubanos atribuida por algunos expertos a la condicin insular del pas entre otros muchos factores geogrficos e histricos. Pero, en el caso de los estadounidenses de hoy, todo ciudadano cubano est consciente de que cualquier visitante de esa nacionalidad en la isla, de alguna manera, representa un rechazo a la injusta poltica de hostilidad y aislamiento de Cuba. Y eso merece reciprocidad.

Ya nadie duda que la enemistad que promueve contra Cuba la oligarqua que rige los destinos de los Estados Unidos se volver, cual bumerang, contra sus objetivos. Las mentiras, al chocar contra las evidencias, estn despertando una fuerte corriente de atraccin hacia el proceso independentista y de justicia social cubano.

La prohibicin de viajar a Cuba forma parte de la estrategia general estadounidense de aislar a la isla y derrotar a su gobierno mediante un bloqueo econmico, financiero y comercial llamado a provocar hambre y miserias por las que los cubanos culparan a la direccin revolucionaria.

Esto, por supuesto, no ha ocurrido. Ms bien habra que decir que ha sido la heroica resistencia de los cubanos ante el atropello lo que ha convocado la solidaridad de otros pueblos e incluso la condena casi unnime al bloqueo de los gobiernos de todo el mundo. En los ltimos 20 aos, Cuba ha recibido 29 millones de turistas, la mitad de ellos de Europa, 8 millones desde Canad, 4 millones de Amrica Latina y el Caribe y 800.000 americanos.

Incluso, segn estimaciones, entre 1990 y 2005 un promedio de 20.000 a 30.000 estadounidenses viajaron a Cuba cada ao con licencias especiales o ilegalmente. En virtud permisos legales lo hicieron estudiantes, profesores y acadmicos; grupos de abogados, arquitectos, historiadores y mdicos para asistir a eventos profesionales; equipos deportivos juveniles, grupos de religiosos y organizaciones ambientalistas.

Segn expertos estadounidenses en materia de turismo, el levantamiento de la prohibicin de viajar a Cuba significara que, solo aquellos motivados por la curiosidad o atrados por el fruto prohibido durante tantos aos, incrementaran el nmero de turistas que llegan a Cuba cada ao en cifras millonarias.

La industria cubana del turismo, por su parte, se prepara para ampliar sus capacidades de alojamiento y dems facilidades para hacer frente a una ola repentina de ms de un milln de turistas de Estados Unidos cuando el Congreso de ese pas levante la veda de los viajes a la isla. Los planes estn configurados para aadir 200.000 habitaciones en el mediano y el largo plazo.

El turismo es la segunda ms importante fuente de ingreso de divisas de Cuba y un importante proveedor de empleos y los cubanos, que esperan vidamente que esto ocurra pronto, estn conscientes de que ello contribuir grandemente a la seguridad y la paz en la regin y en el mundo.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter