Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Revoluciones en el mundo rabe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-01-2013

EE.UU. y la OTAN no deben atacar a Siria para evitar una lluvia de misiles

La prxima guerra


Casi dos aos despus del comienzo de la revuelta de Siria en marzo de 2011 probablemente iniciada bajo los auspicios de potencias extranjeras la guerra civil siria a que ha dado lugar est lejos de apagarse. EE.UU. a travs de la CIA ha estado dando apoyo a los rebeldes sirios desde suelo turco, lo que recuerda el apoyo que la Agencia Central de Inteligencia norteamericana dio a la Contra nicaragense 30 aos atrs en la dcada de los 80 del siglo pasado. Los aliados de la OTAN Turqua, el Reino Unido, Francia y Alemania han estado tambin proporcionando asistencia a los rebeldes sirios en su afn de derrocar al Gobierno de Siria, apoyados por pases como Arabia Saudita, Qatar, Jordania y probablemente tambin Israel, con el cual Siria est tcnicamente en estado de guerra.

Es probable que el principal motivo del Gobierno del presidente Barack Obama para intervenir secretamente en Siria a travs de la CIA ha sido para tratar de eliminar un enemigo de Israel y as darle a Tel Aviv como "premio de consolacin" la cada del Gobierno sirio del Partido rabe Socialista Baath o la destruccin de Siria por la guerra civil alimentada por Washington y sus aliados, para apaciguar al Gobierno israel para que no ataque a Irn.

Un ataque contra Irn podra provocar la intervencin de Rusia y China en apoyo a su socio euroasitico y una guerra regional a gran escala adems de una nueva crisis en los precios del petrleo, sucesos que podran resultar desastrosos para las economas de EE.UU., de la Unin Europea y de pases industriales como Japn. Eliminando a Siria se eliminara a un aliado rabe clave de Irn y se eliminara una fuente de apoyo al grupo libans chiita Hezbol, ambos enemigos de Israel, adems de eliminar al nico pas rabe con la voluntad y los medios incluyendo su arsenal de armas qumicas (el cuarto del mundo) y de misiles balsticos para oponerse militarmente a las ambiciones de Israel en la regin. Adems se inform ya en 2009 que Israel vea alarmado la estrecha colaboracin entre Rusia y Siria en materia militar y de recoleccin de inteligencia, temiendo por ejemplo el despliegue de modernos sistemas de misiles antiareos rusos para defender las instalaciones navales de la Armada rusa en los puertos sirios de Tartus y Latakia.

El problema es que eliminando a Siria como enemigo de Israel tambin eliminara al nico aliado que le queda a Rusia en el mundo rabe, eliminando as a un importante socio estratgico y comercial de Mosc y de la China. Tampoco Rusia desea una intervencin militar occidental en Siria para evitar la destruccin y muerte de civiles, como en palabras del ministro de Exteriores ruso, Sergui Lavrov, ocurri en la ex Yugoslavia, en Irak y en Libia por los bombardeos areos de EE.UU. y la OTAN.

Si no ha habido una intervencin militar de EE.UU. y la OTAN (EE.UU. financia el 75% de los gastos de la OTAN) en Siria como lo hicieron en Libia es por la firme e inquebrantable oposicin diplomtica de Rusia y China. Y Washington y sus aliados involucrados en apoyar a los rebeldes sirios han fracasado hasta el momento en su objetivo de derrocar al Gobierno de Damasco. Pero la oposicin diplomtica rusa a una intervencin militar occidental en Siria no es un espejismo porque se apoya en ltima instancia en los medios militares de Rusia.

Fuente original: http://www.laproximaguerra.com/2013/01/eeuu-no-debe-atacar-siria-para-evitar-lluvia-de-misiles-de-rusia.html


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter