Portada :: Cultura :: Leer
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-01-2013

Resea de "Los nacionalismos, el Estado espaol y la izquierda", de Jaime Pastor
Izquierda y nacionalismo, un debate que no cesa

Luis Roca Jusmet
Rebelin

Resea de Los nacionalismos, el Estado espaol y la izquierda, de Jaime Pastor, Madrid: la Oveja Roja (los libros de Viento Sur), 2012


Este libro es una interesante aportacin al debate que se da hoy entre izquierda y nacionalismo, en el marco del Reino de Espaa y a partir de la vieja cuestin de la independencia de Euskadi y de Catalua. Constituye una explicacin clara y rigurosa de lo que lo que es la defensa del derecho de autodeterminacin y la posterior opcin de una federacin plurinacional. Sera, para m, la opcin federalista ms afn a una izquierda confluyente con el nacionalismo. Para m es as por compartir la hiptesis, a mi modo de ver incorrecta, de que hay unas naciones oprimidas (Euskadi, Catalua, Galcia) por una nacin dominante, que sera Espaa. Naciones que existen sin Estado pero que se definen por identidades polticas y no nicamente culturales. Pero antes de discutir este planteamiento vayamos a un anlisis ms pormenorizado del libro.

De entrada decir que el autor del libro es Jaime Pastor. Representa para m, junto con Miguel Romero, lo mejor de la vieja guardia del troskismo en nuestro pas. Fundador de la la LCR, fue uno de sus dirigentes principales, as como de Izquierda alternativa (cuando se fusionaron con el Movimiento comunista), Espacio alternativo (cuando entraron en Izquierda Unida como tendencia) y de Izquierda anticapitalista, cuando se separaron de ella. Desgraciadamente esta trayectoria da muestras de lo sectario de la izquierda en nuestro pas. No me refiero a l, por supuesto, sino a la situacin de la izquierda en general en nuestro pas, incapaz de confluir en grupos como Syriza (Grecia) o Bloco dEsquerda. En todo caso Jaime Pastor es un luchador comprometido que merece todo mi respeto.

El ensayo presenta un planteamiento que tiene como lnea terica a Marx, Lenin y Trosky. De esto trata el primer captulo y la verdad es que la formulacin histrica e histrica es muy clara y muy rigurosa. Nada que decir, con la salvedad que lo que dijeron Marx, Lenin y Trotsky es perfectamente discutible y que los -ismos no me parecen un buen aliado de la izquierda porque desembocan, al margen de las intenciones, en sectarismos. En todo caso la exposicin tiene la virtud de estar contextualizada y de no situarse en una formulaciones dogmticas. El segundo captulo trata sobre "Estado, nacin y capitalismo en la Espaa contempornea". Me parece que aqu hay, por la complejidad del tema y el poco espacio que le dedica una excesiva simplificacin que ms bien parece un atajo para llegar a la conclusin que Espaa es una nacin opresora de otras naciones como Catalua, Euskadi o Galcia, que seran naciones oprimidas. Hay elementos interesantes, como la diferencia entre una izquierda catalanista que tena una expresin popular pequeoburguesa en Esquerra Republicana de Catalua y una versin obrera en el POUM y lo que sera el catalanismo burgus. Radicalmente diferente del nacionalismo vasco, muy conservador y racista en sus orgenes. Tambin explica la aparicin de elementos reivindicativos en Andaluca y en Galcia, a travs de Blas de Infante o de Castelao. Igualmente expone las posturas contrarias a estos nacionalismos por parte del PSOE y del PCE antes de la Guerra Civil. Hay finalmente un anlisis del nacionalismo espaol reaccionario, monrquico y militarismo y los intentos de un nacionalismo espaol ms inteligente, fuera el esencialista (Azorn, Unamuno, Maeztu) o el liberal (Ortega y Gasset). Pero en cualquier caso me parece que hay un error la lectura de que hay un proceso de nacionalizacin espaol sobre las otras naciones oprimidas. Me parece que lo que hay es la constitucin violenta de un Estado, como todas, a partir de diferentes pueblos y con conflictos y dominios pero con un poder oligrquico que se va constituyendo en este Estado-nacin que es Espaa. Que en este proceso hayan movimientos emancipatorios en Catalua no quiere decir que Catalua exista como una nacin oprimida. Quizs exista una identidad cultural diferenciada (sobre todo en base a la lengua) pero incluso esta se va diluyendo con el propio capitalismo (que como dijo Marx disuelve todo lo slido). El tercer captulo se titula " Transicin poltica, nacionalismo espaol y las izquierdas de mbito estatal". Pasamos de lo espaol a lo estatal en este giro lingstico-conceptual tan discutible. Todo pas lo es porque hay un estado que lo constituye pero el pas no es el Estado. Ni siquiera Espaa, que se ha constituido a partir de luchas, dominio y violencias. Como todo pas, incluso el de Catalua o Euskadi si existieran. Aqu hay una crtica pertinente a la transicin como no ruptura y continuidad desde la Monarqua y el Ejrcito pero continua el discurso de las naciones oprimidas. Hay que decir que su anlisis es, por otra parte, muy certero. Anticipa la escisin del sector nacionalista del PSC, la mayora nacionalista en Euskadi y el desencadenamiento del movimiento independentista cataln. Igualmente las tensiones en Izquierda Unida por la cuestin nacional, que llevan desde posturas federalistas crticas con los nacionalismos hasta pactos como el que se da en Galcia con el nacionalismo radical de izquierdas de Beirs. Tambin merece la pena el anlisis del intento de un nacionalismo espaol republicano progresista por parte de Zapatero y su crculo.

El captulo cuatro es el que para m pone de manifiesto las cuestiones ms problemticas y discutibles. Se titula "Identidades, derechos e intereses. Mirando al futuro". Las hiptesis de las que parte son las siguientes: 1) Se ha producido una configuracin efectiva de distintas identidades nacionales en conflicto. 2) Se mantiene la exigencia del reconocimiento de los derechos respectivas para aquellas que no se encuentran en condiciones de igualdad respecto a la dominante. 3) Existen distintos intereses de los diferentes actores y sociales polticos en juego, tanto en la formulacin de sus demandas y objetivos para reivindicar estas identidades y estos derechos. Por supuesto el elemento central es el tercero. La configuracin existe con sus contradicciones y conflictos, pero los ms importantes son los transversales, es decir los de clases sociales ms que los "nacionales". Los derechos, en todo caso, existen en la medida que se formulan, en este caso. Es decir, que Catalua o Galcia, como comunidades diferenciadas, pueden exigir un referndum para decidir el tipo de relacin con el resto de Espaa (no con Espaa, de la que de momento forman parte). Pero tambin podra hacerlo Canarias, Andaluca o Extremadura. Respecto a Euskadi yo dira el Pas Vasco y posteriormente Navarra podra pedir formar parte de l. En que caso? Cuando lo piden la mayora de sus representantes o cuando una mayora de ciudadanos lo exigen. Esto es lo que debera cambiarse en la Constitucin, por supuesto. Como un derecho democrtico que se basa en la voluntad de los ciudadanos. No como un derecho de autodeterminacin exigible por principios, que slo es aplicable a las colonias o a pases dominados (que como he dicho, no me parece el caso).

Otra cuestin interesante que aparece es la del federalismo, o mejor dicho los federalismos. El federalismo que defiende Jaime Pastor, tiene una base nacionalista que no comparto. Espaa, Euskadi y Galicia son naciones que deben formar entre ellas, mediante el derecho de autodeterminacin una federacin plurinacional. No estoy de acuerdo. Si tener simpatas por el PSC me parece que su planteamiento es, en este sentido, correcto. Cambiar la constitucin para introducir el derecho de autodeterminacin que, si no lo entiendo mal, ira por la lnea que antes he planteado. A partir de aqu cada comunidad autnoma podra decidir si quiere separarse o no. Tambin puede decidir transformarse en una estructura federal dentro de Espaa.

En todo caso, un debate que no cesa y un libro que vale la pena leer.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter