Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-01-2013

El abuso de los trabajadores temporales

Arturo Balderas
La Jornada


La discusin sobre una reforma migratoria se ha reabierto en Estados Unidos (EU), y cabe la posibilidad de que en los prximos meses se discuta otra legislacin al respecto. Entre los temas a discutir est el de los trabajadores temporales y sus derechos laborales. Aprovechando la coyuntura, vale transcribir parte de las entrevistas del periodista Levi Bridges a trabajadores temporales en la franja entre Tijuana y San Diego, aparecidas en la pgina electrnica de Fronteras y Puentes.

De entrada se advierte que ninguno de los entrevistados permiti que se escribiera algo sobre sus identidades. La razn, explica el autor, es que existe una lista negra en la que aparecen aquellos que, de una u otra forma, han hablado sobre sus experiencias. Tomando en consideracin sus obligaciones familiares, ninguno quiere perder la oportunidad de trabajar al amparo de los programas de trabajadores temporales guest workers mediante los que se permite contratar temporalmente a extranjeros. No es fcil hallar estadsticas, pero se estima que quienes cada ao llegan a EU amparados en ese tipo de visas, casi 75 por ciento provienen de Mxico. De las respuestas que recibi Levi, las siguientes dan cuenta de las condiciones que esos trabajadores temporales tienen que soportar para ganar el sustento.

Un contratista visit nuestro pueblo y ofreci ayudarnos a obtener trabajo en EU. De los 500 dlares que gast en transportes y la visa con el permiso de trabajo, nunca recib rembolso, como se me prometi. Firm el contrato sin entenderlo, porque estaba en ingls. En promedio trabajamos 12 horas diarias, pero a veces 16 o 18. Por ley, el salario mnimo es 7.25 dlares por hora, pero recibamos slo 275 en efectivo por semana, aunque hubiramos trabajado 70 u 80 horas. Nunca se nos dio recibo. La compaa prometi regresarnos los impuestos; casi nadie los ha recibido.

En la entrevista se da cuenta de anomalas como las psimas condiciones de vivienda, horas adicionales de trabajo en las casas de los patrones sin recibir pago y la obligacin de pagar por instrumentos de trabajo. Una respuesta final explica por qu regresan cada que pueden: me gusta la vida en Amrica, pero slo porque hay ms trabajo que en Mxico.

En la nueva legislacin no slo deben estipularse las condiciones de trabajo, sino la forma de garantizar que se cumplan. Las autoridades mexicanas tambin debieran tomar nota de las frecuentes denuncias contra los contratistas y enganchadores que impunemente abusan y engaan a los trabajadores migrantes sin el menor escrpulo.

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2013/01/21/opinion/021o1pol



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter