Portada :: frica
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-01-2013

La OTAN apoya y combate simultneamente a Al Qaida desde Mal hasta Siria
Rediseo de frica: EEUU apoya a Al Qaida en Mal. Francia viene al rescate

Tony Cartalucci
Mondialisation

Traducido para Rebelin por Susana Merino


Un diluvio de artculos se ha puesto rpidamente en circulacin con el objeto de defender la intervencin militar francesa en Mal, The crisis in Mali: Will French Intervention Stop the Islamist advance? demuestra por ejemplo que los viejos trucos son siempre los mejores y elige la desgastada narracin de la guerra contra el terrorismo como hilo conductor.

El Time lanza el clamor de que la intervencin intenta detener a los terroristas islmicos que quieren desestabilizarfrica y Europa. El artculo establece especficamente que:

Existe un temor en Francia, probablemente fundado, de que el islamismo radical amenaza a Francia, porque la mayor parte de esos islmicos hablan francs y tienen parientes en Francia (algunas fuentes de informacin de Pars dijeron a Time que se ha identificado a algunos aspirantes a yihadistas que han dejado Francia para dirigirse al norte de Mal para entrenarse y combatir). Al Qaida en el Magreb islmico (AQMI), uno de los tres grupos que integran la alianza islmica maliense y proporciona a la organizacin la mayora de los jefes, ha dicho que Francia, como representante de las potencias occidentales en la regin es el principal objetivo de futuros ataques.

En cambio Time ha decidido no informar a sus lectores de que el AQMI est estrechamente vinculado al Grupo Libio de Combate contra los Islmicos, en cuyo nombre intervino Francia en la invasin de Libia en 2011 proporcionndole armas, entrenamiento, fuerzas especiales y una colaboracin erea muy importante para ayudarle a derrocar al gobierno libio.

Remontndonos a agosto de 2011 Bruce Riedel, del think tank de la Brookings Institution financiada por el crtel de empresas monopolistas, escribi: "Argelia caer prximamente"de donde se desprenda que el previsto triunfo en Libia, entusiasmara a los elementos radicales argelinos, especialmente a los de AQMI. Entre la violencia extremista y la anticipacin de los ataques areos franceses, Riedel esperaba ver caer al gobierno argelino. Riedel destacaba adems irnicamente que Argelia ha manifestado su preocupacin respecto al problema de Libia, dado que podra desembocar en el desarrollo de un nuevo puerto de seguridad y santuario de Al Qaida y otros extremistas yihadistas.

De modo que podemos agradecer a la OTAN, porque es exactamente eso en lo que se ha transformado Libia, un santuario de Al Qaida patrocinado por Occidente (A western sponsored sanctuary for Al Qaeda). La cabeza de puente de AQMI en el norte de Mal y ahora la implicacin directa de Francia, que ver desbordarse inevitablemente el conflicto al territorio argelino. Debemos recordar aqu que Riedel fue uno de los autores del texto encomendado al think tank, Wich Path to Persia?,que conspira abiertamente con el propsito de armar otra organizacin marcada como terrorista por el departamento de Estado de los EE.UU., el Mujahidin-e Khalq(MEK) que siembra conflictos en Irn y ayuda a derrocar su gobierno. Esto muestrala trama para usar a las organizaciones claramente terroristas, hasta las registradas por el Ministerio de Asuntos Exteriores estadounidenses con el objeto de ayudarle a cumplir la agenda de su poltica exterior.

El analista geopoltico Pepe Escobar ha encontrado una relacin ms o menos directa entre el grupo islamista que combati en Libia y el AQMI, en un artculo publicado en el Asia Times y titulado Cmo lleg Al-Qaida a gobernar en Trpoli":

Crucialmente y siempre en el 2007, el entonces nmero dos de Al Qaeda, Zawahiri haba anunciado oficialmente la fusin entre el grupo islamista libio y Al Qaeda en el movimiento AQMI. De modo que, desde entonces para toda aplicacin prctica, el Grupo Islamista Combatiente Libio y el AQMI se han convertido en unosolo bajo la direccin de Belhaj.

Belhaj o sea Hakim Abdul Belhaj, lder del grupo islmico libio, dirigi el derrocamiento de Gadafi con apoyo incondicional de la OTAN, armas, financiamiento y un reconocimiento diplomtico que tuvo el efecto de hundir al pas en una interminable guerra civil entre facciones tribales. Esta intervencin tuvo igualmente como epicentro de la rebelin la ciudad de Bengasi, que se separ de Trpoli para convertirse en un emirato semi autnomo. En la ltima campaa se ha visto a Belhaj moverse en Siria, donde reside, en la frontera turca-siria pidiendo armas, dinero y combatientes para la llamada Armada Siria Libre (ASL) siempre bajo los buenos auspicios y el incondicional apoyo de la OTAN.

La intervencin de la OTAN en Libia ha reanimado a la organizacin, sealada como terrorista y ailiada a Al Qaida,Grupo Islmico Combatiente Libio. Ha combatido anteriormente en Irak y Afganistn y en la actualidad dispone de combatientes, armas y dinero procedentes de la OTAN, desde Mal, al oeste, hasta Siria, al este. El califato mundial con el que los neoconservadores asustan desde hace diez aos a los niitos occidentales est tomando forma a travs de las maquinaciones que salen de la alianza entre EE.UU., Arabia Saud e Israel, as como con Catar,y no del Islam En realidad, los verdaderos musulmanes han pagado un pesado tributo luchando en esta guerra contra el terrorismo financiada por Occidente.

El Grupo Islmico Combatiente Libio, que est por invadir el norte de Siria con armas, dinero y apoyo diplomtico francs, todo por cuenta de la tentativa de la OTAN de cambiar en este pas, se ha fusionado oficialmente con Al Qaida en2007, en el centro de combate contra el terrorismo de la Academia militar de West Point (Combating Terorism Center, CTC).

Por otra parte el CTC, el AQMI y el CIGL no solo comparten principios ideolgicos, sino tambin estratgicos y tcticos. Las armas recibidas por el grupo libio se tranfirieron a AQMI a travs de lasporosas fronteras saharianas y se hallan actualmente en el norte de Mal.

Efectivamente,ABC News,en el artcloAl Qaeda Terror Group: We Benefit from Libyan Weapons inform de que "Un importante miembro de un grupo terrorista asociado infiltrado en Al Qaida ha declarado que la organizacin podra haber adquirido algunos miles de las poderosas armas que faltaban al acabar el caos general en Libia, lo que confirma el temor, de larga data,de algunos oficiales occidentales".

Nosotros hemos sido uno de los principales beneficiarios de las revoluciones en el mundo rabe dijo el mircoles, a la agencia de prensa mauritana ANI Mokhtar Belmohktar, uno de los jefes de AQMI. En lo concerniente a las armas libias es algo natural en tales circunstancias.

No es simple coincidencia que al acabarseel conflicto en Libia haya surgido otro en el norte de Mal. Forma parte de un nuevo diseo geopoltico premeditado que comenz con la revolucin libia y desde all, utilizndola como trampoln, se centra en la invasin de otros pases como Mal, Argelia y Siria, por medio de terroristas fuertemente armados, entrenados y financiados por la OTAN.

Es probable que la intervencin francesa haga salir del norte de Mal al AQMI y a sus socios, pero es casi seguro que se retirarn planificadamente a Argelia. Argelia ha sido capaz de parar la subversin en los comienzos de la Primavera rabe" creada por los EE.UU. (US-negineered Arab Springs) en 2011, per no ha escapado de la atencin de Occidente, que est tratando de transformar la regin instalndose en Africa, para desplazar a Pekn y Mosc, usando una esquizofrnica red poltica, poniendo en juego a los terroristas para provocar un casus belli y tener as un pretexto para invadir y tener igualmente a su disposicin, para poder hacerlo, una fuente mercenaria casi invencible.

Fuente: http://www.mondialisation.ca/redessiner-lafrique-les-etats-unis-appuient-al-qaida-au-mali-la-france-vient-a-sa-rescousse/5319230

rCR



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter