Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Israel
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-01-2013

El lder conservador tiene complicado formar gobierno ante el ascenso del centro y la izquierda, segn sondeos a pie de urna
Netanyahu puede conseguir un triunfo amargo

Pgina 12

Su coalicin, Likud-Israel Beitenu, obtuvo 31 bancas en el Parlamento, muchas menos de las que se esperaba. Puede que no le alcance la alianza con los ultras y deba sellar acuerdos con partidos de centro.


La alianza de derecha del primer ministro Benjamin Bibi Netanyahu fue la fuerza ms votada en las elecciones de ayer en Israel. Sin embargo, un retroceso de su partido y un sorpresivo desempeo de una agrupacin centrista podran complicar sus planes para formar gobierno. Sondeos de boca de urna difundidos por las tres principales cadenas de televisin de Israel mostraron que la coalicin Likud-Israel Beitenu, de Netanyahu y su ex canciller Avigdor Lieberman, ms sus aliados naturales de partidos ultraortodoxos y nacionalistas, obtuvieron entre 61 y 64 bancas de las 120 del Parlamento. El bloque conformado por las formaciones de centro e izquierda, ms las de la minora rabe, acumulara en conjunto entre 56 y 59 diputados, pero es posible que hoy, cuando se conozcan los resultados definitivos oficiales, ambos sectores terminen en un empate.

Esta situacin podra dificultar la formacin de gobierno y abrir incluso una ligera posibilidad de que Netanyahu no pueda conformar un Ejecutivo y lo haga el bloque de centroizquierda recurriendo a los partidos ultraortodoxos, aunque esta opcin se considera bastante improbable. Tambin podra obligar a Netanyahu, de 63 aos, a tener que formar una coalicin con partidos de centro, que no son aliados tradicionales de su formacin, el Likud.

En un comunicado publicado en su cuenta de Facebook, el premier saliente pareci confirmar esta intencin al afirmar que tratar de formar una alianza pluralista. De acuerdo con los boca de urna, est claro que los israeles quieren que siga siendo el primer ministro y que forme el gobierno ms amplio posible, seal Netanyahu con respecto al aumento de votos de las formaciones de centro e izquierda que sealaron las encuestas.

Un escenario tal podra tener profundas implicancias para el proceso de paz en Medio Oriente, puesto que los oponentes centristas de Netanyahu ya dijeron que no formarn una coalicin con el bloque del premier si no toma medidas que permitan reanudar las conversaciones de paz con los palestinos. El proceso de paz estuvo estancado durante los cuatro aos que dur el mandato de Netanyahu, cuya coalicin Likud-Israel Beitenu cuenta adems entre sus filas con dirigentes opuestos a la creacin de un Estado palestino, la frmula de solucin al conflicto que apoya la comunidad internacional.

Segn los boca de urna, Likud-Israel Beitenu obtuvo 31 bancas en el Parlamento (Kneset), muchas menos que las que pronosticaban las encuestas. Los dos partidos tenan 42 escaos en la cmara saliente. La gran sorpresa de la jornada la dio el partido de centro Yesh Atid, del ex periodista y poltico novato Yair Lapid, que se convirti inesperadamente en la segunda fuerza del Parlamento israel, con entre 18 y 19 escaos.

El Partido Laborista pasara a ser la tercera fuerza con 17 escaos, segn los tres sondeos de las televisiones, mientras que Habait Hayehud, la formacin ultrarreligiosa del candidato Neftal Bennett que se esperaba representara la gran sorpresa de estos comicios, obtendra slo 12 asientos en la nueva Kneset.

Por detrs se situara el partido ultraortodoxo sefard Shas, con entre 12 y 13 escaos, y, ya ms alejados, la formacin de nueva creacin Hatna, de la ex jefa de la oposicin Tzipi Livni, con siete diputados y el partido pacifista de izquierda Meretz, con otros siete. Todas las encuestas otorgan seis diputados al partido ultraortodoxo asquenaz Judasmo Unido de la Biblia, as como entre ocho y nueve para el conjunto de las tres formaciones rabes.

La lder del Partido Laborista, Shelly Yajimovich, interpret los resultados de los sondeos como una esperanza de derrocar en las urnas al gobierno de Netanyahu. No hay duda de que tenemos ante nuestros ojos un drama poltico cuyas consecuencias finales slo conoceremos por la maana (de hoy). Esperaremos a los resultados verdaderos. Hay muchas posibilidades de un cambio y el fin del gobierno de Netanyahu, public Yajimovich en su cuenta de Facebook.

Yajimovich dej en claro que har todo lo posible para formar una coalicin con una base social y poltica que apoye el proceso poltico. Alarmado por el notable descenso del Likud, el ministro de Cultura y miembro del partido, Gideon Saar, llam a todos los partidos sionistas a integrar un gobierno liderado por Netanyahu.

Creo que el siguiente gobierno tendr que ser lo ms amplio posible para lidiar con los retos de seguridad, econmicos y sociales que afronta Israel, declar Saar a la prensa en Tel Aviv, en la primera reaccin de un miembro del Likud. Saar subray que la lista ms grande es Likud Beitenu y el bloque nacional tiene mayora, por lo que el primer ministro ser Benjamin Netanyahu.

La tradicin poltica israel establece que el partido ms votado reciba en primer lugar el encargo del presidente del pas de intentar formar gobierno. La participacin en las elecciones fue del 66,6 por ciento, frente al 65,2 por ciento de los anteriores comicios de 2009 y del 63,2 por ciento de 2006, segn datos de la Comisin Electoral Central.


Fuente original: http://www.pagina12.com.ar/diario/elmundo/4-212431-2013-01-23.html


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter