Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-01-2013

Tratado de el Elseo, o cmo Pars y Bonn queran limitar la hegemona de Washington

Ingo Niebel
Gara

El Tratado de El Elseo, que el presidente francs Charles de Gaulle y el canciller de la Repblica Federal de Alemania (RFA) Konrad Adenauer firmaron el 22 de enero de 1963, puso fin a la centenaria enemistad heredada de ambos pases, con el objetivo de reducir la influencia de EEUU en Europa occidental.


Con sus componentes se construy el motor francogermano que sacara adelante la unificacin de los estados de Europa occidental. Hasta aqu la lectura oficial y un tanto superficial de un documento que dio lugar a un enlace que desde su inicio se caracteriz por intereses diferentes y malos entendidos por ambas partes a pesar de que los cnyuges s encontraron de vez en cuando algn punto en comn en estos cincuenta aos que dura su relacin. Para entender la razn y la calidad del Tratado de El Elseo hay que verlo siempre en aquel contexto geopoltico, que ha variado en algunos aspectos en este medio siglo.

El hecho de que el Gobierno de Franois Hollande en pleno, junto al Senado y a los diputados de la Asamblea Nacional, se reunieran ayer con su homlogos alemanes en el edificio del Reichstag de Berln se puede interpretar de manera malintencionada, como muestra de la actual relacin de poderes en la Unin Europea o como un viaje de los representantes del Estado francs siguiendo los pasos de Napolen y de otros conquistadores.

Uno de aquellos era el general Charles de Gaulle, hroe de la resistencia francesa contra la ocupacin nazi (1940-1944). El lder francs encontr su par en el democristiano Konrad Adenauer, catlico de derechas, pero perseguido por los nazis. Los seguidores de Hitler odiaban al exalcalde de Colonia porque en los aos 20 el poltico baraj la posibilidad de separar su regin, Renania, del Reich y unirla a la Repblica francesa. Despus de la Segunda Guerra Mundial, Adenauer y De Gaulle, ambos caracterizados por su patriotismo, se encontraron a pesar de sus innegables diferencias, porque desde sus muy opuestos puntos de vista en materia geopoltica tenan un anhelo comn: unirse para reducir la influencia de Estados Unidos en Europa occidental.

Al exgeneral no le gust en absoluto que el precio poltico por la ayuda militar de EEUUcontra la Alemania hitleriana durante la guerra consistiera en reconocer la hegemona de Washington en el Viejo Continente y que esta iba pareja a la prdida de las colonias francesas que, una tras otra, haciendo uso de su derecho de autodeterminacin, declararon su independencia de la Grande Nation.

Al exalcalde y primer canciller de la RFA, desde 1949, no le gust en absoluto que el joven presidente estadounidense, John F. Kennedy, ya no siguiera la lnea dura de los halcones militares de ambos estados que estaban dispuestos, incluso, a arriesgarse a una guerra nuclear con la Unin Sovitica en su lucha contra el socialismo en Europa. Adems, Adenauer se vea obligado a llevar a su Alemania, que no reconoca a la socialista Repblica Democrtica Alemana (RDA), desde el estatus de pas ocupado al de socio respetado entre iguales en el mbito internacional.

Poner coto

De Gaulle senta la necesidad de frenar la prdida de peso de la France frente a la internacionalizacin de la poltica en Europa a travs la OTAN y la emergente Comunidad Europea. Por eso, pensaba que un pacto bilateral con la RFA podra poner coto a ese multilateralismo bajo tutela estadounidense. Como durante la crisis de Berln y despus De Gaulle haba apoyado a Adenauer en su rechazo incondicional a la URSS, el canciller se mostr interesado por el eje francogermano, propuesto por el exgeneral.

Sin embargo, Washington no se qued de brazos cruzados y logr que los partidos que lideraban ambos dirigentes polticos se dividieran en atlantistas y gaullistas o europestas, paralizando as la Realpolitik de Adenauer y de De Gaulle despus de la firma del Tratado. De hecho, el eje francoalemn solo giraba durante la poca de Franois Mitterand y Helmut Kohl, tras la unificacin alemana en 1990. El francs quera controlar as, y a travs de la unin monetaria, a su socio del otro lado del Rin, que por fin haba logrado los objetivos de Adenauer. El alemn necesitaba la amistad francoalemana para aumentar su poder en el mbito internacional despus de haber firmado la paz con los vencedores de 1945.

Juntos pretendan situar a la Unin Europea, bajo el liderazgo de Pars y Bonn-Berln, como nuevo actor en un mundo multipolar frente a EEUU y Rusia. Este plan fracas en 2005 cuando sus sucesores, Jacques Chirac y Gerhard Schrder, no lograron imponer la Constitucin de la UE. El ala atlantista recuper el control cuando Angela Merkel y Nicolas Sarkozy tomaron las riendas.

Fuente: http://gara.naiz.info/paperezkoa/20130123/384041/es/Tratado-Eliseo-o-como-Paris-Bonn-querian-limitar-hegemonia-Washington



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter