Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-01-2013

Comienza la 43 edicin Foro Econmico Mundial
Davos amurallada, una crisis sin solucin

Sergio Ferrari
Rebelin


Una media de 3.300 soldados movilizados durante cada da del Foro Econmico Mundial para proteger los 12 mil habitantes fijos y los cerca de 3 mil invitados.

En torno de 30 millones de dlares estadounidenses destinados para la seguridad del evento que se inicia este mircoles 23 de enero y concluye el domingo 27 en la coqueta ciudad alpina de Davos.

Espacio areo totalmente cerrado y controlado militarmente sobre la regin del evento, en tanto ms de mil vuelos extraordinarios aviones y helicpteros- se esperan en el cercano aeropuerto de Zrich-Kloten, transportando los 40 jefes de Estado o de Gobierno as como los principales responsables de organismos internacionales y de las ms importantes empresas multinacionales que confirmaron, como cada ao, su presencia en esta capital momentnea del poder econmico mundial.

El evento se abrir con el discurso del ex primer ministro italiano Mario Monti, recibiendo luego a la canciller alemana Angela Merkel, a David Cameron, Dimitri Medvedev cuyo pas, Rusia, asegurar la presidencia del Grupo de los 20 en el ao en curso-, al Secretario General de las Naciones Unidas, los directores del Fondo Monetario, del Banco Mundial y de la Organizacin Mundial del Comerciopor citar algunas de las vedetes davosianas.

Un carrusel de personalidades, que segn los organizadores del Foro, tratarn de buscar la manera de resistir y recuperarse ante la crisis econmica, tocando una paleta de temas tan diversos que van desde la salud en el mundo-punto toral de esta 43 edicin-, hasta la situacin africana. Pasando por mesas redondas sobre el empleo, la msica, la zona euro, la religin o la guerra contra la obesidad.

Variedad temtica en cierta manera irrelevante en una realidad mundial marcada por conflictos irresueltos Siria, Somalia, Colombia, etc-; por el desgaste acelerado del medio ambiente debido al calentamiento global irreversible; y por un desgaste social creciente de cada vez ms importantes sectores de la poblacin mundial. Entre la cual la del sur del Europa Espaa, Portugal, Grecia, Italia- parece ser de la ms victimizada por las nuevas olas de la crisis actual sin respuesta, con nuevos ajustes estructurales, ms desempleo y la reduccin del Estado social.

Davos, con centenar de debates paralelos y repleto de retrica oficial, no parece , nuevamente, ofrecer respuestas claras ni alternativas viables a la crisis planetaria creciente que anticipa, para 2013, otro ao de crecimiento cero en los pases centrales y que sigue amenazando la sobrevivencia misma del planeta.

En el campo de la denuncia, las movilizaciones ciudadanas anti-Davos en Suiza misma no dejan de multiplicarse. El mismo da de la apertura del Foro la Campaa *Derecho sin Fronteras*, que exige a las empresas helvticas respetar en el exterior (especialmente en el Sur y el Este) los derechos humanos y ambientales con las mismas exigencias y cnones que en Suiza misma, se moviliza para denunciar la inercia de las autoridades nacionales. A pesar que la iniciativa obtuvo el ao pasado 135 mil firmas exigiendo cambiando radicales de la actitud de las multinacionales.

Horas ms tardes, el Ojo Pblico sobre Davos, promovido por las organizaciones no gubernamentales Declaracin de Berna y Greenpeace, conceder en la misma ciudad alpina el premio a la Peor empresa del ao, sancin de condena moral a la multinacional ms violadora de derechos fundamentales.

En esta ocasin compiten la Repower, la G4S, la Lonmin, junto con la Alstom, la Goldam Sachs, la Coal India y la Shell. Ms de 40 mil votos por Internet provenientes de todo el mundo apuntaban condenatoriamente a la Shell hasta el 22 de enero con 15 mil votos- por su poltica agresiva de explotacin petrolera en el rtico con riesgos ambientales enormes.

Este ao Davos no se confronta, sin embargo, a un Foro Social Mundial como en algunas de las ediciones pasadas. El espacio altermundialista ms importante de la sociedad civil mundial calienta los motores para su edicin de fines de marzo prximo en Tnez, donde se esperan entre 30 mil y 50 mil representantes de ONG, redes, campaas y movimientos sociales del mundo entero.

La paradoja de dos medidas para un mismo peso

Pocos analistas exigen hoy a Davos respuestas concretas a la crisis del sistema mundial.

Como si los representantes del poder econmico, poltico y de las instituciones internacionales que estarn en Suiza entre el 23 y el 27 de enero no tuvieran responsabilidad alguna en la debacle ecolgica, econmica y social del planeta.

Ese silencio analtico se convertir en crtica frontal cuando entre el 26 y el 30 de marzo el movimiento altermundialista se rena en Tnez. Como es ya habitual se multiplicarn entonces los reproches al movimiento social por no poder presentar alternativas viables al actual sistema.

Dos medidas para un mismo peso. A los responsables de la crisis sistmica se les permite todo, incluso la banalidad y la dispersin retrica en un centro turstico alpino.

A los actores sociales, vctimas principales de la crisis que no provocaron y que soportan, se les exige todo. No solo soportarla sino tambin presentar alternativas convincentes.

El Foro Social Mundial con apenas 12 aos de existencia apuesta a Otro Mundo Posible. Y exige tiempo. El tiempo poltico que los hacedores del sistema han tenido para estructurarlo. Imposible comparar apenas 12 aos con casi cuatro siglos.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter