Portada :: Colombia :: Derechos Humanos en Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-01-2013

Parte VI del Dossier: Colombia y sus miles de presos polticos silenciados *
Tortura contra familiares de presos polticos es mensaje del terrorismo de Estado

Azalea Robles
Rebelin



Alida Arzuaga, de 9 aos, fue vctima de desaparicin forzada, tortura y homicidio .   Segn testimonios el atroz crimen fue cometido por parte de paramilitares y posiblemente de integrantes de la Fuerza Pblica contra el padre de la menor, quien se encontraba preso() Estos hechos permiten evidenciar el tratamiento que reciben los presos polticos en Colombia, quienes adems de soportar el encarcelamiento, sufren tambin el injusto ensaamiento de las estructuras paramilitares y oficiales contra sus familiares. Equipo Jurdico Pueblos  

A nuestro padre el Ejrcito colombiano, en unin con los paramilitares lo colg vivo, introduciendo ganchos en sus extremidades como si fuera carne de carnicera, luego le chuzaron el estmago y su cuerpo con una navaja, despus arrollaron sus labios como se les taja a los pescados segn medicina legal lo torturaron vivo. Cmo es posible que hagan eso con un anciano, tildndolo de guerrillero? Acaso por yo ser revolucionaria, tenan que cobrarlo con su vida? Marinelly Hernndez, presa poltica y de guerra


1. Introduccin
La existencia de 9.500 presos polticos[1] pone de manifiesto la falta de libertades polticas en Colombia. La extrema intolerancia estatal contra toda reivindicacin social garantiza una situacin de despojo contra las mayoras en beneficio del gran capital, y es causal del actual conflicto social y armado. Es debido a la miseria de las mayoras, aunada al exterminio contra la oposicin poltica civil, que parte importante de sta elije la oposicin poltica insurgente.

Uno de los puntos a debatir en la Agenda de dilogo entre la insurgencia de las FARC y el gobierno colombiano se refiere precisamente a esa falta de libertades polticas en Colombia. La liberacin de los presos polticos sera un gesto concreto hacia la paz por parte del gobierno colombiano; lamentablemente el gobierno no se lo plantea, y por el contrario incrementa las detenciones polticas a la par que incrementa la entrega del territorio a las multinacionales.

Las organizaciones sociales denuncian: Las regiones del pas donde existe mayor concentracin de recursos naturales, procesos organizativos e intereses econmicos trasnacionales; coinciden con aquellas en las que se usa con ms frecuencia la detencin arbitraria ()Existe una directriz de Estado que criminaliza y militariza la protesta social, que se manifiesta en el sustancial aumento de detenciones arbitrarias y en su poltica criminal que abiertamente da una repuesta represiva o punitiva al ejercicio del derecho a la protesta() una estrategia criminal del Estado que pretende debilitar el movimiento popular y amilanar la protesta social [2].

La violacin de los derechos de participacin poltica afecta no solamente al opositor poltico que es asesinado, desaparecido u encarcelado, sino que vulnera a la sociedad entera, al impedir el pensamiento crtico y desarticular la organizacin social, motores histricos de la emancipacin. Se trata de inyectar miedo a elevar una reivindicacin: a quienes reivindiquen se los castiga. En esa lgica estatal de dominacin mediante el miedo se inscribe la tortura: la impunidad que la encubre la perpeta a la par que evidencia su carcter de herramienta del terror. Hay una utilizacin sistemtica de la tortura, que conlleva incluso la muerte de los presos, y llega hasta la desaparicin forzada y homicidio contra los familiares de los presos polticos. La importancia de visibilizar estos crmenes de Estado radica en tratar de impedir que se sigan instaurando como un mecanismo de terror contra la reivindicacin social.

La situacin en las crceles colombianas es dantesca: los presos sufren tortura, padecen niveles de hacinamiento del 47% [3], viven en condiciones de insalubridad extremas, sufren la violacin a los subrogados penales, no son clasificados en clara violacin al DIH por parte del estado -siendo incluso situados los presos polticos en patios paramilitares como mtodo de tortura que pone en peligro sus vidas-.

Los presos sufren el alejamiento familiar como forma de castigo; sufren extradicin; e incluso los presos polticos sufren el chantaje con las vidas de sus familiares si se niegan a fungir de falsos testigos contra otros luchadores sociales en los juicios polticos que implementa el estado colombiano contra periodistas, sindicalistas, lderes campesinos, estudiantiles, etc.

Miles de personas estn sindicadas y presas sin juicio, en lo que es calificado como secuestro estatal[4]. El uso del aparato judicial como arma de guerra sucia convierte las detenciones en terror omnipresente: El Estado colombiano enfrenta ms de 12 mil demandas por detenciones injustas [5].

Adems, son numerosos los presos polticos muriendo por tortura de negacin de asistencia mdica, algunos padecen enfermedades que devienen terminales ante la falta de tratamiento, y otros son heridos de guerra que son abandonados a la gangrena[6].

Las organizaciones de DDHH llaman: A l estado colombiano que cesen las condenas a pena de muerte contra los prisioneros polticos mediante la omisin de diagnsticos y atencin mdica oportuna. Solicitamos que la Liberacin de las y los Prisioneros Polticos Enfermos sea incluida dentro de la agenda de dilogos entre el gobierno Colombiano y las FARC-EP [7].

En diciembre 2012, ante la continuidad de la hecatombe, los presos se preguntan: Cuntos muertos ms tenemos que poner los presos para lograr ser escuchados y recibir solucin a tan dramtica situacin? Quin investiga y hace justicia con la familia de ms de 118 muertos en lo que va transcurrido en el presente ao en las crceles del pas? () Exigimos investigacin sobre la muerte de nuestro compaero Mauricio Fernndez Garca miembro del Movimiento Nacional Carcelario (MNC) el 7 de diciembre por la absoluta inasistencia medica () una de las prcticas aplicadas sistemticamente() Hemos solicitado al gobierno que decrete la emergencia carcelaria y que se conforme una comisin de concertacin Gobierno-MNC, para buscar soluciones concretas a la crisis humanitaria por la cual estamos pasando los mas de 140.000 presos que hay en Colombia [8].

2. Torturas, desaparicin y asesinato de familiares de presos polticos

Los familiares de los opositores polticos son tambin vctimas de la tortura. Los casos son recurrentes y quedan en la impunidad. El terror de estado contra familiares y comunidades se expresa en las masacres perpetradas por toda la geografa colombiana por la herramienta paramilitar en coordinacin con la fuerza pblica; masacres en las que los desmembramientos, las violaciones sexuales y otras barbaries buscan dejar impreso el miedo en lo ms hondo de los sobrevivientes, para as generar parlisis de la reivindicacin social y masivos desplazamientos poblacionales. De esta forma son despojados los campesinos de las tierras codiciadas por el capital multinacional: el desplazamiento forzado en Colombia alcanza ya los 5,5 millones de personas, haciendo de Colombia el pas del mundo con ms desplazados internos [9].

Las vctimas preferenciales en las masacres son los opositores polticos y sus familiares. Innumerables torturas forman parte de las vivencias colectivas, testimonios de una dominacin mediante la barbarie, como la castracin y asesinato del nio Luis Carlos Julin Vlez, de 8 aos, hijo del entonces diputado del partido opositor Unin Patritica, partido que sufri exterminio por parte del estado colombiano, siendo asesinados 5000 de sus militantes[10].

Los hijos y padres de los opositores polticos son una poblacin duramente golpeada; y cuando stos son familiares de insurgentes sufren, aunado al terror estatal, el ostracismo meditico: A nuestro padre el Ejrcito colombiano, en unin con los paramilitares, lo colg vivo de sus manos introduciendo ganchos en sus extremidades como si fuera carne de carnicera, luego le chuzaron el estmago y todo su cuerpo con una navaja, despus arrollaron sus labios como se les taja a los pescados, por ltimo, le dieron un tiro segn medicina legal lo torturaron vivo. Cmo es posible que hagan eso con un anciano, tildndolo de guerrillero? Acaso por yo ser revolucionaria, tenan que cobrarlo con su vida? , testimonia Marinelly Hernndez, presa poltica y de guerra [11].

La tortura contra los familiares de presos polticos se expresa en el alejamiento geogrfico, en impedimentos de las visitas, en humillaciones: Nuestros familiares tienen que sufrir un calvario para visitarnos, son humillados, maltratados() las mujeres tienen que soportar el infamante manoseo en sus partes intimas por parte de las guardianas de forma abusiva [12]. 

Aunado a lo anterior  hay varios casos de agresiones, desaparicin forzada y asesinatos de familiares de presos polticos a manos de la herramienta paramilitar y la fuerza pblica: las agresiones y crmenes de estado contra los familiares son utilizados como medida de tortura y chantaje contra los presos polticos, si stos no acceden a convertirse en informantes, o para callar las denuncias .

El preso poltico Carlos Ivn Pea Orjuela fue sometido a presin por parte la polica (SIJIN) para que diera falso testimonio contra campesinos del Magdalena Medio. Ante su negativa de colaborar en montajes judiciales, la polica desapareci y asesin a su hermano menor, luego procedi a encarcelar, bajo montaje judicial, a la familiar que se ocupaba de su hijo y amenaz de asesinar tambin al nio [13] . Fue presionado para que colaborara pues de lo contrario le iba a costar muy caro ()el agente de la SIJIN Celis Torres profiri amenazas de montajes judiciales en contra de su familia, y amenaz directamente a su hijo diciendo que de pronto anocheca pero no amaneca el nio. Le dio un plazo para convertirse en otro de los tantos testigos a sueldo que proliferan en el sistema judicial colombiano , denuncia el CSPP [Ibd.] . Tras las amenazas, la polica pas a mayores crmenes:

la desaparicin forzada y homicidio del hermano menor del detenido poltico() la captura de Mara Yolanda Can, familiar que tena a cargo la custodia del hijo del detenido poltico, de seis aos. () el detenido poltico procedi a llamar al celular de Mara Yolanda, quien contest fue el agente de la SIJIN Celis Torres, quien se mof de l advirtindole que si insista en su negativa a colaborar seguiran() En palabras textuales: Yo le dije a usted que colaborara y usted no quiso colaborar y la fiscala tena un paquetico y me toc ir a capturarla, y por ah le tengo otros paqueticos. El detenido poltico manifiesta que su hermano asesinado y la seora Mara Yolanda eran las nicas personas que lo visitaban y ahora teme por la vida de su hijo [Ibd.] .

El CSPP denuncia las actuaciones ilegales y vengativas de miembros de la polica judicial para generar resultados que desconocen los derechos humanos y el derecho internacional humanitario. Prcticas compatibles con las polticas que han trado como resultado las ejecuciones extrajudiciales conocidas como falsos positivos y la judicializacin masiva de poblacin civil inocente, detenida en las famosas capturas masivas [Ibd.].

Otro caso que evidencia los niveles de tortura aberrantes que sufren los presos polticos y sus familiares es el caso de la nia Alida Teresa Arzuaga, que por ser hija de un preso poltico, fue violada y asesinada. En febrero 2012 la familia recibi otro golpe, al ser dejado en libertad uno de los presuntos perpetradores, sin siquiera ser juzgado. La impunidad cubre los crmenes de Estado. Denuncia el Equipo Jurdico Pueblos:

El 9 de junio 2005, Alida Teresa Arzuaga Villar, de tan solo nueve aos, fue vctima de los delitos de desaparicin forzada, tortura y homicidio , perpetrados por parte de reconocidos paramilitares en Santander. Fue encontrada sin vida en una caada, su cuerpo registraba signos de tortura, siendo accedida sexualmente antes de su muerte.   Segn testimonios rendidos por paramilitares dentro del proceso penal, el atroz crimen fue cometido en 'retaliacin' por parte de los paramilitares y posiblemente de integrantes de la Fuerza Pblica contra el padre de la menor, quien en ese momento se encontraba preso en la crcel Modelo, sealado de pertenecer al ELN.

El 17 de septiembre 2010, el Juzgado() profiri sentencia condenatoria contra Hernando Rodrguez Zarate, alias Volunto, jefe paramilitar.   Adems orden que se investigue la posible participacin en los hechos de John Fredy Quitian Gonzlez, alias Jorge, jefe paramilitar, que si bien es cierto formalmente se haba desmovilizado en el ao 2004, continuaba siendo protegido por la polica y el ejrcito en Santander.  

El 24 de febrero 2012, en Bogot, fue capturado Quitian Gonzlez, procediendo a definirse situacin jurdica por parte de la fiscala() abstenindose de imponer medida de aseguramiento y ordenando su libertad inmediata.
  La decisin de la Fiscala contrasta con su actuacin morosa al momento de pronunciarse sobre la demanda de constitucin en parte civil, que busca garantizar el acceso a la justicia de las vctimas.  

La posicin del ente acusador genera profundo desconcierto y dolor en los familiares de Alida, quienes desde el mismo momento en que ocurri el crimen han exigido Verdad y Justicia al Estado colombiano. Estos hechos que conmueven los cimientos del Estado social de derecho que se predica en Colombia, permiten evidenciar el tratamiento que reciben los presos polticos en nuestro pas, quienes adems de soportar el encarcelamiento, sufren tambin el injusto ensaamiento de las estructuras paramilitares y oficiales contra sus familiares
[14].

3. Conclusin: La tortura como mecanismo de control social

Hay una utilizacin sistemtica de la tortura con una finalidad clara: la perpetuacin de un Status Quo de injusticia social mediante el miedo. La tortura es inherente a un Estado que ha instaurado el terror como mecanismo de control social. Un mecanismo amparado por la impunidad tejida nacional e internacionalmente: perfeccionado y articulado en pro de garantizar el libre saqueo de los recursos. La ferocidad que busca destrozar al opositor poltico se inscribe en una lgica de estado, las crueldades no son obra de guardianes desquiciados, negligencias mdicas, o manzanas podridas en el ejrcito: hay una planificacin del terror, una negacin de facto de la asistencia mdica en el mbito carcelario, una doctrina militar del enemigo interno, hay formadores en torturas [15] y hay una poltica de tierra arrasada preconizada desde EEUU, que incluye el empleo de la herramienta paramilitar[16].

El sistematismo, la impunidad y la perpetuacin del drama humanitario pone de relieve un ensaamiento preconcebido. No es casualidad que ante la intensificacin de la entrega del pas a las multinacionales, que trae su consiguiente desacuerdo popular, se implementen mecanismos que legalizan los crmenes de Estado: se busca que la respuesta represiva del Estado ante la reivindicacin social no tenga lmites. La tortura estatal goza de un marco ad-hoc. En diciembre 2012 el congreso colombiano aprob la Reforma Constitucional de ampliacin del Fuero Militar, impulsada por Santos: el Fuero Penal Militar consagra la impunidad para los crmenes de Estado; es una herramienta indispensable a esa lgica estatal de emplear la tortura y el exterminio como mecanismos de control social. El congresista Cepeda expresa: Es un golpe como pocos en nuestra historia a los Derechos Humanos. ()Es altamente probable que todos esos casos de asesinatos de civiles a manos de militares, mal llamados falsos positivos, que las ms de 3000 vctimas, ms de 1.700 investigaciones, terminen en manos de la justicia militar. Las vctimas quedan expuestas a que su derecho a la justicia sea abiertamente violado [17].

Es el otorgamiento a militares y policas de un cheque en blanco, para matar, torturar, desaparecer, desplazar y agredir sexualmente, entre otras atrocidades, a cualquier colombiana o colombiano, con la garanta de que no van a ser castigados por sus crmenes [18] , apunta el periodista Camilo Raigozo. Es la garanta de impunidad para intensificar la guerra del terror contra la poblacin. En cuanto a las aducidas 7 excepciones a la Justicia Militar, se denuncia que no son sino una coartada, ya que en la prctica ser imposible hacerlas valer porque su exclusin viene validada solo s se le reconoce al crimen el carcter de Crimen de Lesa Humanidad. El carcter de Lesa Humanidad, de Crimen de Estado, deber ser demostrado en instancias estatales; el cinismo consolida la total impunidad para los militares.

En cuanto a la coartada que encierra las exclusiones de la justicia penal militar, la ONU y HRW advirtieron que de acuerdo con el derecho internacional, y segn fue confirmado recientemente por la sala de casacin penal de la Corte Suprema las ejecuciones extrajudiciales, la violencia sexual y otros abusos militares nicamente podran ser juzgados como delitos de lesa humanidad si forman parte de un ataque generalizado o sistemtico contra la poblacin civil, efectuado con conocimiento del ataque y de acuerdo con la poltica de un Estado u organizacin. En palabras del Fiscal General Eduardo Montealegre, el crimen de lesa humanidad no es toda grave violacin de derechos humanos. El Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional dice que tienen que ser ataques sistemticos o generalizados contra la poblacin civil. Por lo tanto en la enmienda aprobada, para poder emprender acciones en los tribunales de la justicia ordinaria, los fiscales deben demostrar en cada caso que la vctima de genocidio, lesa humanidad, desaparicin forzada, tortura, violencia sexual, ejecuciones extrajudiciales y desplazamiento forzado, fue agredida en el marco de un ataque generalizado o sistemtico perpetrado por militares contra la poblacin civil con conocimiento de dicho ataque y de conformidad con una poltica oficial, lo cual es imposible, porque es de lo que se van a cuidar los criminales [19].  

Demostrar eso caso por caso va a resultar imposible, y no por falta de evidencias, no porque estos crmenes en Colombia no sean parte de un ataque generalizado o sistemtico contra la poblacin civil, efectuado con conocimiento del ataque y de acuerdo con la poltica de un Estado , sino justamente, porque al ser parte de una planificacin estatal, todas las instancias estatales se van encargar de imposibilitar tal demostracin

O si no qu explica que en un pas en el que se han documentado ms de 3000 casos de asesinatos de civiles a manos de militares -segn el mismo modus operandi, impulsados por una directriz ministerial (029) y con la misma finalidad-, todava el ejrcito y los medios de desinformacin hablen de las manzanas podridas al referirse a los militares que han perpetrado estos crmenes en masa? No hay talmanzanas podridas, hay una planificacin estatal, y los ejecutantes de la tortura, violacin sexual, genocidio, desplazamiento forzado, son parte de un ejrcito que perpetra estos crmenes de Lesa Humanidad amparado en la impunidad que le garantiza esa planificacin estatal.

El Movimiento de Vctimas de Crmenes de Estado expresa: En los ltimos 50 aos de violencia estructural, el movimiento de victimas, social y de derechos humanos ha documentado ms de 100.000 ejecuciones extrajudiciales, 10.000 torturas y cerca de 6 millones de personas desplazadas. De acuerdo a las cifras de la Fiscala existen 62.000 desaparecidos. La responsabilidad de estos crmenes es adjudicada en un alto porcentaje a miembros de la fuerza pblica y/o a la poltica de guerra sucia adelantada por el establecimiento. Cualquier iniciativa que pretenda la paz estable y duradera, debe contar con la participacin plena de las vctimas de crmenes de Estado() Es indispensable que se incluya en los dilogos de paz el tema de la libertad para los y las presos(as) polticas ()exigimos que cesen los montajes judiciales y la injusta judicializacin de la protesta social [20].

NOTAS:

* Este texto es a la vez un texto autnomo y la VI Parte del dossier Colombia y sus miles de presos polticos silenciados que abarca el contexto de intereses econmicos y la represin poltica correlativa, los montajes judiciales, las condiciones de tortura a las que son sometidos los presos polticos, la invisibilizacin del drama y lo que su existencia pone de manifiesto. Para consultar las dems partes del Dossier, y para ver las notas completas, en caso de no tenerlas aparentes en esta publicacin: www.azalearobles.blogspot.com

[1] En Colombia existen 9.500 presos polticos Informe Situacin Carcelaria http://www.traspasalosmuros.net/node/727 http://www.rebelion.org/noticia.php?id=140827&titular=la-situaci%F3n-carcelaria:-%22en-colombia-existe-9.500-presos-pol%EDticos%22-
[2] Declaracin encuentro Campaa "Defender la Libertad un asunto de tod@s" http://www.comitedesolidaridad.com/index.php?option=com_content&view=article&id=853:fcspp&catid=29:cele&Itemid=61 [3]Modelo represivo y alerta humanitaria por Hacinamiento carcelario en Colombia http://azalearobles.blogspot.com.es/2012/04/hacinamiento-carcelario-en-colombia.html?utm_source=BP_recent 28/08/2012 Gobierno revela que existe un 47% de hacinamiento en las crceles del pas, 400% en algunos penales http://www.rcnradio.com/noticias/gobierno-revela-que-existe-un-47-de-hacinamiento-en-las-carceles-del-pais-18090
[4] Secuestro carcelario, montajes judiciales, cibercafs de la selva y persecucin poltica allende las fronteras http://azalearobles.blogspot.com.es/2012/02/secuestro-carcelario-montajes.html?utm_source=BP_recent
[5] El Estado colombiano enfrenta ms de 12 mil demandas por detenciones injustas   http://www.comitedesolidaridad.com/index.php?option=com_content&view=article&id=854:wwwrcnradiocom&catid=1:nacionales&Itemid=66 http://www.rcnradio.com/noticias/el-estado-enfrenta-mas-de-12-mil-demandas-por-detenciones-injustas-36645#ixzz2E8CJVnGn
[6] Tortura en crceles colombianas: sistematismo e impunidad revelan una lgica de estado http://azalearobles.blogspot.com.es/2012/07/tortura-en-carceles-colombianas_4572.html?utm_source=BP_recent Padecemos negligencia mdica que en muchos casos degrada nuestra condicin humana como sucedi con nuestro compaero Jos Dinael Lamprea a quien se le conden a la pena de muerte de facto, padeciendo graves tumores que evolucionaron en un cncer de huesos. http://www.traspasalosmuros.net/node/1048 Denuncia pblica contra el Estado Colombiano por condenar a pena de muerte al prisionero poltico y de guerra Jos Dinael Lamprea() al omitir diagnstico oportuno, negarle atencin mdica adecuada http://www.traspasalosmuros.net/node/1009 El 25 de noviembre falleci el interno David Guerrero Leal() exmenes no eran los apropiados para detectar su patologa cancergena, por lo tanto nunca llegaron a tener un diagnostico real y cientfico()el 21 de octubre (2012) por negligencia medica falleci el interno Hctor Pearanda Bayona http://www.traspasalosmuros.net/node/1042   Denunciamos y Rechazamos la condena a Pena de Muerte de Facto a la que son sometidos los prisioneros polticos en Colombia , a travs de la negligencia mdica u omisin de proteccin a quienes padecen amenazas de muerte () la muerte del prisionero poltico Vicente Sal Balcrcel () el 18 de septiembre de 2012() luego de haber sido diagnosticado tardamente de cncer del colon y no haber recibido la atencin mdica adecuada, a pesar de existir un fallo de tutela a su favor () esta violacin a la dignidad humana y los derechos humanos no es un hecho aislado, recordemos las muertes por responsabilidad del Estado Colombiano de los prisioneros polticos Jordn Fabin Ramrez, Otoniel Caldern Ovalle, Jimmy Ducuara Garzn, Arcesio Lemus, Jos Albeiro Manjarrs Cupitre, Alexander Martnez Palacio, entre otros, ocurridas durante los ltimos dos aos sin que a la fecha se hayan tomado medidas efectivas para evitar que ocurran mas muertes () Con estas muertes y omisin de proteccin el Estado Colombiano ha violentado los artculos 11 y 12 de la Constitucin que disponen que el derecho a la vida es inviolable, no habr pena de muerte y nadie ser sometido a tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes () http://www.traspasalosmuros.net/node/988  
[7]  Lazos de Dignidad: () al estado colombiano que cesen las condenas a pena de muerte contra los prisioneros polticos mediante la omisin de diagnsticos y atencin mdica oportuna. Solicitamos que la Liberacin de las y los Prisioneros Polticos Enfermos sea incluida dentro de la agenda de dilogos() http://www.traspasalosmuros.net/node/1009
[8]Quin hace justicia con la familia de ms de 118 muertos en lo que va transcurrido en el presente ao en las crceles? () Exigimos investigacin sobre la muerte de Mauricio Fernndez Garca miembro de Movimiento Nacional Carcelario el 7 de diciembre por la absoluta inasistencia medica. http://www.traspasalosmuros.net/node/1052  
[9] Abril 2012: El nmero de desplazados en Colombia en el ao 2011 lleg a 259.146, la cifra total asciende a 5.445.406, segn denunci la Consultora para los Derechos Humanos y el Desplazamiento en su informe anual "Desplazamiento creciente y crisis humanitaria invisibilizada", el cual toma en cuenta los casos presentados en el pas desde 1985. Desplazados en Colombia llegan a 5,5 millones, dice Codhes http://www.noticiascaracol.com/nacion/articulo-262261-desplazados-colombia-llegan-a-55-millones-dice-codhes Colombia, pas con ms refugiados del hemisferio, y el 1er pas del mundo con ms desplazados internos del mundo, CODHES http://kaosenlared.net/america-latina/item/23776-colombia-es-el-pa%C3%ADs-con-ms-refugiados-del-hemisferio-y-el-1er-pa%C3%ADs-del-mundo-con-ms-desplazados-internos-del-mundo-codhes-reporta-528-millones-de-desplazados.html?tmpl=component&print=1 2011, Peor que Sudn, Iraq o Afganistn (VIDEO): Colombia pas con ms desplazados y refugiados internos http://www.rebelion.org/noticia.php?id=129586&titular=colombia-es-el-pa%EDs-con-m%E1s-desplazados-y-refugiados-internos- http://www.codhes.org/ "El 11,42 % de la poblacin colombiana: desplazada de manera forzada(06- 2011) http://www.rebelion.org/docs/130767.pdf
[10] Asesinado por ser hijo de comunista. Asesinato de Carlos Julin Vlez Rodrguez, Diputado por la Unin Patritica; su esposa Norma Garzn Moya; su hijo Luis Carlos Bello Garzn, y su hermano Dimas Elkin Vlez Rodrguez, en el Meta. http://www.cidh.org/countryrep/colombia93sp/cap.7a.htm Asesinato del nio Luis Carlos Vlez Garzn http://sandinovive.info/?page=ver_articulo&id=702 Extractos histricos de la UP: http://es.scribd.com/doc/68373112/Extractos-historicos-de-la-vida-de-la-Union-Patriotica-de-Colombia-Libro-Memorias-en-Baja-1 Plan de exterminio de la UP Baile Rojo. Documental: http://www.youtube.com/watch?v=QVL54FcZq5E&feature=gv
[11] Marinelly Hernndez, presa poltica y de guerra testimonia y se declara en Ruptura con el Estado colombiano, ante un juez: http://www.traspasalosmuros.net/node/359
[12] Nuestros familiares tienen que sufrir un calvario para visitarnos() las mujeres tienen que soportar el infamante manoseo en sus partes intimas por parte de las guardianas Junio 2012,  Comunicado de los Presos Polticos de la crcel Modelo : http://clarindecolombia.info/noticias/colombia/1212-comunicado-de-los-presos-politicos-de-la-carcel-nacional-modelo.html   http://www.inspp.org/news/political-prisoners/comunicado-de-los-presos-politicos-de-la-carcel-nacional-modelo
[13] El preso poltico Carlos Ivn Pea Orjuela, sometido a presin por parte de la polica judicial de la SIJIN para que diera falso testimonio contra campesinos. Ante su negativa, la polica desapareci y asesin a su hermano menor, luego procedi a encarcelar, bajo montaje judicial, a la familiar que se ocupaba de su hijo y amenaz de asesinar a su hijo. Asesinan al hermano del preso poltico Carlos Ivn Pea Orjuela y la polica amenaza a su hijo de 6 aos http://www.rebelion.org/noticia.php?id=102342 amenaz a su hijo diciendo que de pronto anocheca pero no amaneca el nio. Le dio un plazo para convertirse en otro de los tantos testigos a sueldo que proliferan en el sistema judicial colombiano , CSPP http://www.comitedesolidaridad.com/index.php?option=com_content&task=view&id=283&Itemid=46 http://www.kaosenlared.net/noticia/colombia-negro-antonio-denuncia-torturas-carcel-pretenden-convertir-gu
http://www.kaosenlared.net/noticia/desaparicion-familiares-tortura-contra-presos-politicos-alto-estado-ge
En libertad cinco campesinos de Santander y familiar de Carlos Ivn Pea Orjuela, Yolanda Can, vctimas de montaje judicial: 7 meses presos con testigos falsos, unos por su actividad en la organizacin campesina, y Yolanda Can como medida de represalia contra el preso poltico Orjuela por su negacin a fungir como testigo falso en los montajes judiciales de la polica. http://www.conapcolombia.org/?p=338 Octubre 2011, en huelga de hambre presos polticos de Palogordo exigiendo asistencia mdica para el preso poltico Pea Orjuela http://www.sinaltrainal.org/index.php?option=com_content&task=view&id=1969&Itemid=48
[14] La nia Alida Teresa, hija de preso poltico, violada y asesinada por paramilitares, crimen en impunidad, 2012. http://www.rebelion.org/noticias/2012/3/145927.pdf 2 de marzo 2012, Ordenan Libertad a Jefe Paramilitar sealado de desaparicin forzada, tortura y homicidio de la nia Alida Teresa en hechos ocurridos en junio 2005 en Zapatoca, Santander http://derechodelpueblo.blogspot.com.es/2012_02_26_archive.html
[15] Mercenario israel que entren a grupos paramilitares confirma la participacin del Ejrcito. Yahir Klein: "El hacendado que se convirti en presidente pag por mis servicios http://www.rebelion.org/noticia.php?id=159161 Yair Klein: el instructor de la muerte http://elturbion.com/?p=1690
[16] A raz de la visita de la Misin Yarbourough del ejrcito estadounidense (febrero/62) y de las directrices secretas que dej consignadas, el Estado colombiano adopt una estrategia contrainsurgente paramilitar, ya desde antes de que surgieran las guerrillas (1964-65).Tal doctrina estratgica puede estudiarse en los Manuales de Contrainsurgencia que comienzan a formar parte de la Biblioteca del Ejrcito y por tanto de los textos de estudio y entrenamiento militar desde 1962. Tomando como fuente 6 manuales (1962, 1963, 1969, 1979, 1982, 1987) se puede rastrear la concepcin que hay all de la poblacin civil y su papel en la guerra, se la define por dos miradas: 1) debe ser vinculada a la guerra (paramilitarismo); 2) debe ser el blanco principal de la guerra contrainsurgente (guerra contra los movimientos sociales o posiciones inconformes con el statu quo). Cronologa de hechos reveladores del Paramilitarismo como poltica de Estado. Investigacin Javier Giraldo: http://www.javiergiraldo.org/spip.php?article75 Los Gobiernos de EEUU y el paramilitarismo: http://www.nocheyniebla.org/files/u1/casotipo/deuda/html/pdf/deuda19.pdf El verdadero origen del paramilitarismo en Colombia: http://www.dhcolombia.info/spip.php?article529 http://www.statecraft.org/chapter9.html Brig. Gen. William P. Yarborough, "U.S. Special Warfare Center," in U.S. Department of the Army, Office of the Chief of Information, Special Warfare U.S. Army: An Army Specialty (Washington, D.C., 1963), p. 61. A Psychological Operations Course covering all aspects of psychological warfare was also offered at Fort Bragg, in consonance with the centers Psychological Warfare origins. .Headquarters, U.S. Army Special Warfare School, Subject: Visit to Colombia, South America, by a Team from Special Warfare Center, Fort Bragg, North Carolina, 26 February 1962. Kennedy Library, Box 319, National Security Files, Special Group; Fort Bragg Team; Visit to Colombia; 3/62. Also Carroilton Press, Declassified Documents Reference Series (1976:154D), and McClintock, The American Connection, vol. 1, State Terror and Popular Resistance in El Salvador, pp. 23-24. 26. "Secret Supplement, Colombian Survey Report."
[17] Cepeda sobre Aprobacin de Fuero Militar: Es probable que todos esos casos de asesinatos de civiles a manos de militares, mal llamados falsos positivos, que las ms de 3000 vctimas, ms de 1.700 investigaciones, terminen en manos de la justicia militar. https://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=dC4HhsaJ2XU# !
[18] Es el otorgamiento a militares y policas de un cheque en blanco, para matar, torturar, desaparecer () con la garanta de que no van a ser castigados por sus crmenes http://prensarural.org/spip/spip.php?article9814
[19] Tomado de http://prensarural.org/spip/spip.php?article9814 que a su vez cita apartes de la carta de HRW a Santos : http://www.hrw.org/es/news/2012/10/25/colombia-carta-al-presidente-santos-criticando-ampliaci-n-del-fuero-militar En cuanto a la exclusin de crmenes de lesa humanidad de la justicia penal militar, cabe hacer presente que de acuerdo con el derecho internacional, y segn fue confirmado por la sala de casacin penal de la Corte Suprema, las ejecuciones extrajudiciales, la violencia sexual y otros abusos militares nicamente podran ser juzgados como delitos de lesa humanidad si forman parte de un ataque generalizado o sistemtico contra la poblacin civil, efectuado con conocimiento del ataque y de acuerdo con la poltica de un Estado u organizacin . En palabras del Fiscal General Eduardo Montealegre, [e]l crimen de lesa humanidad no es toda grave violacin de derechos humanos. El [E]statuto [de Roma] de la Corte Penal Internacional dice que tienen que ser ataques sistemticos o generalizados contra la poblacin civil. Por ende() para poder emprender acciones en los tribunales de la justicia ordinaria, los fiscales debern demostrar en cada caso que la vctima de violencia sexual, tortura o ejecucin extrajudicial fue agredida en el marco de un ataque generalizado o sistemtico perpetrado por militares contra la poblacin civil con conocimiento de dicho ataque y de conformidad con una poltica oficial.
[20] Movimiento de Vctimas de Crmenes de estado, 9 de septiembre 2012 Un proceso de paz con participacin de las vctimas http://www.movimientodevictimas.org/documentos/conclusiones-encuentros/item/2811-declaracin-movice-un-proceso-de-paz-con-participacin-de-las-v%C3%ADctimas.html

Las partes ya publicadas de este Dossier, que consta de 7 partes en su totalidad, son:

Parte I : Colombia: miles de presos polticos son el rostro de la empata acribillada
 Parte II : Despojo, empobrecimiento y muerte para beneficio multinacional; la voz disidente es eliminada  
 Parte III : Secuestro carcelario, montajes judiciales, cibercafs de la selva y persecucin poltica allende las fronteras.
Parte IV: Hacinamiento carcelario en Colombia: Modelo represivo y alerta humanitaria
Parte V: Tortura en crceles colombianas: sistematismo e impunidad revelan una lgica de estado
Parte VI: Tortura contra familiares de presos polticos es mensaje del terrorismo de Estado

An por publicar:
Parte VII: Conclusiones: La oposicin al Saqueo se castiga con tortura, mientras la tica se intoxica de unilateralidad


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter