Portada :: Colombia :: Dilogos de paz 2012-2014
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 27-01-2013

Rueda de Prensa Delegacin de Paz FARC-EP en La Habana, 24 de enero [VIDEO: 37 min]
FARC: Eventual acuerdo de paz deber ser refrendado por una Asamblea Constituyente

RpaSUR

Los miembros de la Delegacin de Paz de las FARC-EP Ivn Mrquez, Jess Santrich, Ricardo Tllez y Andrs Pars ofrecieron este jueves 24 de enero en el Palacio de Convenciones de La Habana una rueda de prensa en la que plantearon que las conversaciones van a buen ritmo y que en caso de alcanzarse un acuerdo de paz, sera necesaria una Asamblea Nacional Constituyente para que refrendara la paz como una poltica de Estado y no de un Gobierno, y brindara seguridad jurdica a los compromisos alcanzados. (*Por su inters, Rebelin ha transcrito ntegramente el contenido de la rueda de prensa, en la que el periodista de Caracol, Diego Fajardo, volvi a intentar sembrar la especie de que sera la guerrilla responsable de despojar de tierras a campesinos. Una acusacin que fue de nuevo rotundamente rechazada por Ivn Mrquez como una campaa meditica que pretende tender una cortina de humo para desviar la atencin del problema fundamental: el latifundio y la preparacin del despojo legal por parte de las transnacionales).




Transcripcin de la rueda de prensa:

IVN MRQUEZ:
Realmente el recurso ms importante, el que ms garantas puede dar a la firma de un eventual acuerdo es el de la consulta directa al pueblo, al Soberano, es la Asamblea Nacional Constituyente. Esto es muy importante, porque lo hemos venido planteando ya en ocasiones reiteradas, que necesitamos seguir en materia de paz una poltica de Estado, que la paz sea una estrategia de Estado, no una poltica de un Gobierno, porque un Gobierno puede ser hoy y maana no. Y muchas veces ocurre que el Gobierno siguiente echa para atrs los acuerdos. La nica manera de que eso no ocurra es que la decisin la tome aqu, en este caso, el Constituyente Primario, que tiene mucha ms fuerza, ms poder que el poder constituido. Por eso, para nosotros es de suma importancia este aspecto: el que tenga fuerza constitucional y que sea un mandato del pueblo. Adems, nos dar otro elemento que es fundamental para rodear de confianza un proceso como ste que estamos desarrollando, que es el de la seguridad y certeza jurdica; que no haya trampas a futuro, porque en Colombia se han desarrollado procesos que han terminado siendo unos engaos espectaculares como ocurri con el proceso que el actual Gobierno del seor Uribe con sus amigos, los paramilitares. A todos ellos les incumplieron. Hoy se quejan amargamente por esa circunstancia, y ocurri que en el momento en que comenzaron a hablar, a denunciar a los responsables del paramilitarismo en Colombia, a mencionar ya a industriales, a generales, y otras personalidades intocables, para silenciarlos los extraditaron a los Estados Unidos.

TeleSUR: Ustedes acaban de dar diez propuestas, hechas pblicas. Pero cmo valoran hasta ahora lo que est pasando en esta mesa de dilogo? Cmo evalan ustedes todos estos das en la mesa de dilogo? Por otra parte, el Gobierno hablaba hoy de que slo se har un cese al fuego cuando se alcancen acuerdos definitivos. Qu dicen ustedes ante eso?

JESS SANTRICH:
Estn en la idea de desarrollar un proceso de manera gil y que los compromisos que haga el Gobierno tengan una solucin de fondo. Esto no es un tema sencillo el que estamos tratando, porque en Colombia existe una estructuracin latifundista de la tierra que ha generado, adems de miseria, una confrontacin, una guerra en la que han muerto millares y millares de personas. Entonces, por ms celeridad que se le coloque al asunto, hay que mirarlo en detalle y requiere unos tiempos. Como van las cosas, creemos que llevan buen ritmo, porque, por lo menos, ustedes pueden conocer hoy ya una propuesta de las FARC. Diez puntos de los cuales hoy hemos desarrollado uno, que es el quinto, el de acceso a la tierra. Ustedes pueden ver el comunicado tambin que se sac hoy, y ah se expresa que hay unas aproximaciones, y tienen que ver con los diagnsticos que se hacen para llegar a la conclusin de que la injusta distribucin de la tierra en Colombia, ese sistema injusto de tenencia, ha generado la miseria que hoy padece el campo. Entonces, creemos que va a buen ritmo, creemos que hay resultados concretos, como estas aproximaciones, y de parte nuestra la presentacin de esta propuesta detallada.

Sobre el otro aspecto, el de que la terminacin del conflicto es la que da la pauta para el inicio de las transformaciones, el Gobierno tiene sus opiniones, nosotros, las nuestras. Pero slo son eso: opiniones. Lo que hemos dicho es que una vez se superen todas las injusticias que son las que han causado la confrontacin, entonces nosotros ya estaramos en disposicin de asumir la lucha poltica en democracia, porque se supone que se abrira esta posibilidad. Por ahora, estamos en una discusin. Creemos que para comenzar a solucionar los problemas que hay en Colombia no hay que esperar a que terminen estos dilogos. Hay soluciones que son deber del Gobierno. La miseria que hay en el campo debe estarse solucionando ya, y eso no se soluciona prometiendo titulacin de tierras solamente para que las transnacionales tengan la posibilidad de acceder y quitar de manera legal la tierra al campesino. Entonces, estamos abordando los temas de esa manera. Cada quien tiene unos puntos de vista y lo que tenemos hasta el momento, como lo dice el comunicado pblicamente, son slo aproximaciones.

Televisin de Prensa Latina: Adems del foro sobre desarrollo rural integral, los resultados de las mesas regionales convocadas por el Congeso y las consideraciones que se han recibido en la web de la mesa de dilogo, han intercambiado ustedes valoraciones y criterios directamente con grupos o actores de la sociedad civil? Han recibido retroalimentacin de los principales partidos polticos colombianos?

RICARDO TLLEZ:
S. No solamente los foros que se hicieron en Bogot y en las regiones, sino que se ha producido una verdadera avalancha en las municipalidades. Por ejemplo, en el da de hoy recibimos de Tulu una propuesta de un foro donde participaron 137 organizaciones campesinas. Es decir, la discusin en el pas realmente contina dndose. Ahora, nosotros hemos planteado que es una necesidad imperiosa que el pueblo colombiano, sus organizaciones, participen activamente en la discusin. El Gobierno, por su parte, ha puesto una serie de obstculos y de talanqueras que no permiten una mayor participacin. Con los partidos polticos, con las iglesias, con el movimiento campesino, con el movimiento universitario, tenemos una dificultad muy seria y poderosa: es que el Gobierno colombiano amenaza con judicializar a cualquier persona que se acerque a La Habana a dialogar con las FARC. Nosotros hemos venido denunciando esto como un atropello, puesto que ninguno de los que estamos aqu en la mesa de dilogos tenemos rdenes de captura. Somos una delegacin abierta. Ni siquiera Interpol puede capturarnos en este momento. Es decir, que ellos construyen una legalidad que inmediatamente violan. Le tienen temor a que las delegaciones puedan venir hacia Cuba. Es ms. Incluso en algunas partes hemos tenido que frenar barcos enteros de pobladores que dicen "queremos hablar con las FARC, queremos que se nos escuche". Entonces, obviamente, hay una escucha totalmente parcial. Nosotros siempre pedimos abrir ms y ms la cuestin de la participacin popular y que las organizaciones, los individuos y las personalidades puedan venir y hablar con las FARC y con la mesa.

IVN MRQUEZ:
Un breve complemento a lo que acaba de sealar Ricardo. Para nosotros es de suma importancia las opiniones que estn produciendo estos foros y estos eventos regionales en Colombia. Les puedo asegurar que las diez propuestas para una poltica de desarrollo agrario integral con enfoque territorial recogen en sntesis la opinin de las organizaciones sociales y polticas, y hasta de los gremios; porque, como ustedes saben, en el foro realizado en Bogot, auspiciado por la ONU y por el Centro de Pensamiento de la Universidad Nacional participaron hasta los gremios y movimientos polticos importantes, como Marcha Patritica. Hoy en el balance que nos estaba presentando Bruno Moro, responsable de Naciones Unidas en Colombia, y el catedrtico Alejo Vargas del Centro de Pensamiento de la Universidad Nacional, nos informaban sobre esta situacin extraordinaria; de cmo, en medio de semejante diversidad, y de tantos intereses distintos, el ambiente del intercambio fue de mucho respeto. Incluso nos comenta que uno de los jefes empresarios, Rafael Meja, particip durante mucho rato en una mesa de discusin integrada exclusivamente por afro-descendientes. Estas cosas queramos comentarles, pero para significarles fundamentalmente que para nosotros es muy importante la opinin que estn dando los colombianos, ya sea a travs de foros como ste que acabo de sealar, o de las reuniones regionales que est impulsando las comisiones de Paz del Senado y Cmara de la Repblica. Las comisiones de Paz de Senado y Cmara nos hicieron llegar tambin unas conclusiones muy importantes. La sntesis de esas opiniones de la gente en diversas regiones de Colombia, y esas opiniones tambin las hemos tenido en cuenta para elaborar esta propuesta. As que el pueblo colombiano, las organizaciones sociales y polticas pueden estar seguras de que en esta delegacin de las FARC est su voz, buscando la paz a travs de encontrar una poltica agraria y rural justa.

CM&: El Gobierno ha sido claro hoy al responderle a la guerrilla que no va a hacer un cese bilateral de fuego hasta que no haya un acuerdo definitivo, hasta que se finalicen estas conversaciones. Ustedes piensan de pronto en una tregua nuevamente, para darle confianza al pas? Ha habido muchas crticas de que mientras se negocia aqu, ha habido atentados contra la infraestructura, contra la poblacin.

ANDRS PARS:
Entre la decisin del Gobierno de no aceptar la propuesta de las FARC de establecer un cese bilateral, y la decisin de las FARC de declarar este cese a finales del ao y comienzos de este, media todo un debate en nuestro pas. Debate en el que se pronunciaron los distintos sectores sociales y polticos de Colombia, y podemos constatar que la gran mayora de los colombianos apoyaron la propuesta de cese al fuego. Digamos que esta batalla, en este largo proceso de lucha por la paz, la ganamos mostrndole a los colombianos voluntad de paz. Efectivamente, el Gobierno ha hablado bien claro de su decisin de continuar la guerra, Nosotros hemos ratificado, ante esas palabras, nuestra decisin tambin de continuar por un cese al fuego bilateral, y tambin hemos sealado nuestra disposicin, si no hay acuerdos que paren la guerra, estamos decididos a firmar acuerdos intermedios, como armisticios o acuerdos humanitarios que faciliten y construyan puentes en medio de este huracn que la poltica de guerra puede generar en nuestro pas. Estn claras las posiciones. Hay que crear una situacin interna en nuestro pas que favorezca ampliamente la voluntad de paz y que adems esto genere el medio ambiente necesario para que los dilogos que se desarrollan en La Habana puedan llegar a feliz trmino.

Peridico Los Trabajadores de Cuba: Tanto el Gobierno como las FARC se han pronunciado recientemente por acelerar el dilogo de paz. Esto presupone una determinada disposicin de ambas partes en esa direccin. Santrich se refera hace unos momentos a que las conversaciones marchan a buen ritmo. Debemos interpretar que se estn concretando en la mesa de dilogos esa voluntad manifestada por ambas partes? Quisiramos tambin en relacin con este asunto que se nos dijera si existen factores externos al Gobierno y a la guerrilla que conspiran contra esa voluntad negociadora y esa celeridad expresada por las partes.

JESS SANTRICH:
se es un punto de vista de las FARC y del Gobierno. Ustedes escucharon las declaraciones de Humberto de la Calle Lombana en tal sentido, diciendo que hay aproximaciones, como tambin, y es obvio, existen diferencias, hay puntos encontrados. (...)

Eso significa avances, como lo deca hace un momento, y en nuestra opinin ese es un ritmo yo creo que de mambo, o sea, que no es un ritmo suavecito, sino que va acelerado. Pero s existen sectores que le hacen la guerra a este emprendimiento de paz. Varias veces nosotros hemos denunciado a la gran prensa colombiana, donde medios como Caracol, RCN, Semana, El Tiempo, El Espectador, no pierden oportunidad para denigrar de los voceros de la insurgencia y para generar matrices de opinin contrarias a esperanzar al pueblo en funcin de un acuerdo que es posible si definitivamente las lites gobernantes de Colombia se desprenden y ceden en, por fin, reconocer los derechos de las mayoras empobrecidas de Colombia.

En Colombia existe una situacin, y es que el alto mando militar se ha vuelto deliberante, incluso interpelando a su propio jefe, que es el Presidente, y ustedes escuchan a generales como Mantilla y otros, que mientras el presidente por ejemplo dice que reconoce el cese de acciones ofensivas que hizo las FARC, estos generales, que adems se inventan los combates, lo colocan casi en una situacin de mentiroso. Esos son sectores que hacen mucho dao, porque en vez de coadyuvar a generar un buen ambiente, ni siquiera con el lenguaje ayudan en eso. Entonces, tenemos que llenarnos de mucha paciencia, de mucho optimismo, y seguir haciendo todos los esfuerzos posibles para que los puntos de acuerdo se sigan encontrando y que al final podamos cuando nos volvamos a citar decirles: "bueno, hay humo blanco".

IVN MRQUEZ:

A m s me parece que hay unos enemigos que estn quedando en evidencia por estos das, que es un sector de latifundistas, ligados con prcticas paramilitares, amigos del seor lvaro Uribe Vlez, y que no quieren ceder a sus privilegios; que no quieren que se les toque el latifundio. Y eso es muy grave, porque nosotros no queremos que se repita la historia de reformas agrarias que no fueron reformas agrarias porque no se atrevieron a atacar el latifundio. Para no perder sus tierras ante el avance de los campesinos en grandes movilizaciones de ocupacin, resolvieron ms bien a enviar a los campesinos a ampliar la frontera agrcola y a las fronteras del pas, para no hacer reforma agraria. Consideramos que esos son unos enemigos que hoy se estn mostrando en el esplendor de su mezquindad, y el pas debe estar muy atento a esto. Ahora parece que tienen tambin pretensiones polticas para hacerse al poder, al Gobierno, para impedir todo avance progresista en Colombia.

RICARDO TLLEZ:

Yo quisiera aadir tambin un poquito sobre esos enemigos pblicos y agazapados de la paz, que, adems, tienen tentculos internacionales. Una extrema derecha que comienza tambin a moverse en el continente, sobre todo, en Ecuador y en Chile. Estos enemigos son pocos pero con mucho poder, y por eso tambin es necesario que el pueblo colombiano, la comunidad internacional, los amantes de la paz y los mismos periodistas independientes tengan los reflectores y las lupas sobre este modo de actuar y este peligro que es real sobre los dilogos que llevamos.

RCN: Me llama mucho la atencin el tema de la Asamblea Constituyente, Ivn, en el sentido de que quisiera una seguridad jurdica para evitar lo que pas con los paramilitares y su extradicin. En qu consistira esa seguridad jurdica? Es decir, qu tendra que hacer esa Asamblea Constituyente para garantizarles esa seguridad jurdica?


IVN MRQUEZ:
Va a responder Andrs, pero yo lo expliqu hace un momento. Lo que decide el poder constituyente no lo puede variar ms adelante el poder constituido. Entonces, por eso pensamos que un mecanismo de refrendacin a futuro, estamos como ya soando despiertos, y apenas estamos empezando a dar los primeros pasos en direccin a un entendimiento. Como ya se ha explicado aqu, a pesar de las aproximaciones, de los encuentros, todava existen divergencias de fondo. Esas divergencias tenemos que abordarlas y discutirlas. Cmo es que nosotros decimos aludiendo a Bolvar, Santrich? "La verdad pura y limpia es la mejor manera de persuadir". Y por eso al Gobierno de Colombia le hemos pedido que utilicemos en estos intercambios ese arma. Que nos alejemos de las maniobras. Que nos alejemos de estrategias de negociacin que para el caso concreto de las FARC pocas posibilidades tienen de xito. No hay como hablar directamente, planteando las cosas como son, y decir: mire, existe este problema, vamos a solucionarlo de esta forma.

Mire, a m se me olvidaba hace poco decir esto con relacin a los enemigos de este proceso, y me estaba refiriendo a los latifundistas, los ganaderos. Los ganaderos estn ocupando en la produccin ganadera unos 40 millones de hectreas y tienen un hato ganadero de 22 millones, lo que quiere decir que tienen como unos 22 millones de vacas y novillos. Realmente esa gran extensin, porque lo que hay es ganadera extensiva, se puede reducir. De ese gran globo de tierra se pueden sacar, como mnimo, unos 20 millones de hectreas, como lo decimos en la propuesta que acabamos de comentar aqu. 20 millones de hectreas para distribuirlas entre los campesinos sin tierra, para entregarlas a las comunidades organizadas, llmense de campesinos, afro o indgenas, o a la gente que simplemente quiera trabajar la tierra, a los desplazados y a las mujeres. Siempre incluimos aqu a las mujeres, porque han sido unas vctimas bastante fuertes en esta confrontacin, que han tenido que quedarse solas por la violencia irracional que se desarroll en el campo.

ANDRS PARS:
Quisiera agregar que para los colombianos este tema de la Asamblea Nacional Constituyente es de suma importancia, no solamente en funcin del proceso de paz, sino como parte de la historia reciente de nuestro pas, que trabajara un proceso constituyente que fuera aprovechado para la creacin de una nueva Constitucin. No han pasado 20 aos y ya esta Constitucin establecida en ese entonces, ha sido remendad y hecha un harapo reaccionario y antipopular. Cuando nosotros reclamamos la Asamblea Nacional Constituyente estamos tambin reclamando una posibilidad para que la patria se modernice, se actualice en sus formas de gobierno, en sus instituciones polticas. Puede haber sectores en el Gobierno que entiendan que un proceso de paz con las FARC es una negociacin con un sindicato, que se puede sofocar con la fuerza disponible o corrompiendo dirigentes. Hasta ahora los procesos de dilogo con las FARC han puesto a circular las ideas ms fuertes, y todos los procesos, desde el que se desarrollara en Casa Verde con el comandante Manuel Marulanda hasta hoy, se han convertido en el principal acontecimiento poltico del pas. As que hoy los guerrilleros de las FARC no podemos pedir algo menor que una Asamblea Nacional Constituyente como mecanismo de refrendacin y de actualizacin y modernizacin; mecanismo que reinserte a Colombia a Amrica Latina, que cambia, mientras que Colombia se niega a cambiar, a entrar en ese contexto latinoamericano, nuevo contexto que se ha logrado con cambios pacficos, con triunfos electorales de fuerzas de distinta denominacin. Entonces, la Asamblea Constituyente es la verdadera garanta para que los insurgentes pensemos transitar por los caminos de la accin poltica.

Sealo esto para terminar: hoy hay dos sectores absolutamente contrarios que identifican la Asamblea Constituyente como una posibilidad, que somos nosotros y los sectores del uribismo. El uribismo, para blindarse ante la posibilidad de ir a la crcel por narcotraficante y paramilitar, y nosotros para refrendar estos acuerdos que, como ustedes lo escucharon hoy, contemplan la solucin del problema agrario como uno de los puntos. Pero esperen que pasen los meses y vern que otros sectores van a empezar a interesarse en la Asamblea Nacional Constituyente, en la medida en que el pas se introduzca ms en ese perodo pre-electoral que ya se ve marchar con bastante celeridad.

(El periodista de Caracol, Diego Fajardo, protesta ante la finalizacin de la rueda de prensa. Inaudible)

IVN MRQUEZ:
Tranquilo hermano, yo le respondo sus preguntas. Usted ayer me indag sobre unas tierras. Yo le pregunt la fuente y me dijo que su fuente eran las Fuerzas Militares, lo cual mueve un poco a risa. Pero tranquilo. Yo s que ese argumento ayer lo califiqu de una campaa manipuladora meditica y le digo para qu es esa campaa manipuladora meditica: para ocultar el verdadero problema, que es el del latifundio; para ocultar la pretensin de una poltica econmica que pretende abrir las puertas del pas a la explotacin minero-energtica y a la implementacin de plantaciones forestales y a la produccin de biomasa para los agrocombustibles. Entonces, uno entiende que hayan sectores de estos enemigos de la paz que quieran generar confusin y entonces hasta se animan a tender cortinas de humo para distraer la atencin sobre este tipo de maniobras que estn afectando la soberana de nuestro pas. Y los colombianos debemos estar muy atentos a proteger lo nuestro, porque adems hay una ligazn de esta pretensin con la titulacin, con la formalizacin de la propiedad. Y nosotros lo estamos alertando desde Oslo. Hay que tener cuidado, porque lo que se pretende ahora es continuar con el despojo pero de manera legal. Durante veinticinco aos en Colombia hubo un despojo violento, paramilitar, a travs del Ejrcito tambin y el Plan Colombia, de tal manera que el rgimen se salpic tanto en sangre que tiene que cambiar la modalidad operativa, porque la presin internacional exige cambios. Bueno, lo que no queremos nosotros es que ahora se recurra a medidas como la formalizacin para lavar un poco el rostro ensangrentado del rgimen, frente al gran despojo que ha habido en este pas. El latifundio se ha amasado en sangre de colombianos y en sangre de campesinos inocentes. Nosotros no queremos que esa formalizacin sirva para que el campesino, una vez con su titulo en sus manos. sea inmediatamente abordado por las transnacionales para decirle "vndame" o "arrindeme" y de nuevo el campesino quede sin tierra. Es lo que nosotros no queremos.

Y entiendo que se molesten. Fajardo es usted, no?

Diego Fajardo, Caracol: "Yo no estoy molesto".

-IVN MRQUEZ:

Pero sus patronos s. Entonces tratan de generar una matriz de opinin pero para embolatar las cosas. Hermano, usted no pertenece a esa clase. Usted debiera reflexionar en que usted debiera estar ms bien al servicio de una cantidad de gente que en Colombia vive en unas condiciones realmente dramticas. Mire esas cifras que tenemos tan complicadas acerca de la situacin social en Colombia. De 45 millones de colombianos que somos, 30 millones viviendo en la pobreza, eso es increble. Es una situacin muy dolorosa. Podramos hablar de otros ndices. Por ejemplo, Colombia ocupa un tercer deshonroso lugar mundial en cuanto a la desigualdad. Y entonces nos dicen que el pas est progresando, porque mire las importaciones que hay. Pero nosotros nos preguntamos: quines estn exportando? Estn exportando las transnacionales basadas en territorio nacional y el Gobierno las ha colmado de gabelas tributarias, de exenciones tributarias, y les est permitiendo llevarse los capitales

Diego Fajardo, Caracol: "La unidad de restitucin de tierras creada por la Ley de Tierras est recibiendo las denuncias de campesinos que han sido despojados por paramilitares, por fuerzas de derecha y por fuerzas de izquierda".

-IVN MRQUEZ:
S, hermano, esa es la unidad de restitucin de los victimarios para engaar, para manipular. Eso es lo que trato decirle desde ayer. Pero no se moleste, hermano.


Fuente: http://www.rpasur.com/videos-3003.html


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter