Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 27-01-2013

Repentismo: el ojo en un retrato

Jess Lozada Guevara
Rebelin


Recorro la ciudad. Visito el Centro Iberoamericano de la Dcima y el verso improvisado, adems el Consejo Nacional de Patrimonio Cultural (CNPC). Busco informacin. Un dato que, por su carcter e implicaciones colectivas, esta destinado a ser de dominio pblico. Finalmente, por telfono, hace ms de una semana, la funcionaria encargada del Patrimonio Inmaterial en el CNPC prometi enviarme, va correo electrnico, el decreto que aclarara mis dudas y dara por terminada la pesquisa. No cumpli su palabra o el archivo se extravi en la red. Nunca se sabe. La electrnica y lo digital, en ocasiones, pueden ser tan falibles como los seres humanos. Sin embargo ella aport precisiones. Del lobo un pelo.

Martha Esquenazi lleva razn. El documento a consultar es la declaratoria del Repentismo como Patrimonio Inmaterial de la Nacin. Lo hallado no se corresponde con lo que debi ser, segn la lgica que invocamos. En el texto anterior deca que reconocer una parte, y solo una, del Complejo de la Poesa Oral de raz campesina era algo as como pretender destacar el ojo dibujado en un retrato ignorando que l forma parte de la totalidad del personaje. Finalmente los gestores se detuvieron en la contemplacin del detalle, desgajndolo de la totalidad de la obra.

El Repentismo, en tanto poesa oral improvisada, contempla no solo una composicin-enunciacin, en el aqu y ahora, de dcimas, es decir, de diez versos octoslabos rimados, sino que entraa una forma particular de representacin, un tipo de texto y de discurso, afincado en la Cultura Popular, formando parte de ella, que solo puede ser explicado desde la lgica de la Oralidad ficcional, que entre otras gneros incluye a la Poesa oral, pudiendo esta ser improvisada o no, cantada o no, y que adopta otros formatos o rompe las fronteras de los gneros literarios, como seria en el romance, la poesa pica, los poemas humorsticos, pornogrficos o de doble sentido - marcadamente narrativos-, las estructuras cercanas a los saberes paremiolgicos (refranes, sentencias, dichos), etc.

No por ajustarse a normas u hormas internacionales, sino por fidelidad a los diseos de la Oralidad, hay que atender a los elementos que comprometen el ciclo oral, por lo que, adems de la performancia, habra que destacar el proceso de recepcin y a los receptores, al tipo particular de intercambios que se dan entre los dueos de la palabra, maestros del verso improvisado o no, y los pblicos, que, como hemos insistido, ya no se circunscriben a los ambientes campesinos sino que alcanzan los centros urbanos e, incluso, inciden en el imaginario de los sectores letrados, que en Cuba, abarcan a la casi totalidad de los ciudadanos. En estos, y en los portadores, descansa el completamiento de las operaciones orales, porque en ellos est, de manera compartida, la capacidad de ejercer la memoria y el olvido, indistintamente, permitiendo, o no, la reproduccin y la permanencia de una producto oral dado. La comunidad, de la que forman parte especialitas y pblicos, se integra, de tal modo que, no solo construye versos sino que se construye a si misma.

Romper, mirar parcialmente, de manera caprichosa y selectiva una matriz simblica, es daar o destruir un modo de vivir y ser, de pensar y sentir, es fracturar una comunidad. Celebramos a los maestros del verso improvisado y a su poesa de enormes resonancias, pero ellos y su arte no deberan, no merecen, ser desgajados del conjunto de la Poesa oral. Cuba, isla rodeaba de agua, frontera en el cruce de vientos y corrientes, sigui el rumbo de la mundializacin del capitalismo, y con ello, en los aos cincuenta, comenz un proceso que llamaremos de desruralizacion progresiva, o mas bien, de urbanizacin forzosa, que llev a la imposicin del modelo de vida citadino como aspiracin suprema. El campo era una barbarie que haba que sustituir por la civilizacin. Al dejar de existir las situaciones de comunicacin, las circunstancias que engendraban y gestaban la Poesa oral campesina, pareciera que esta fuera a morir, sin embargo, en las periferias urbanas primero, luego en toda el cuerpo de la nacin, se dio el fenmeno inslito de la generalizacin y permanencia de un conjunto de formas culturales que eran originalmente ajenas a los modos urbanos. La poesa guajira asumi los temas y los smbolos, el imaginario citadino, y entr al alma colectiva hacindose verso de todos.

Nuevos tiempos engendran poesa nueva. Angelito Valiente y Jess Orta Ruiz, y su controversia del siglo, quizs sean el ejemplo ms significativo de esos ajustes. Convocatoria masiva, permanencia en el imaginario por ms de medio siglo, lo garantizaron no solo la maestra de los cultores, la universalidad de los temas, sino que la respuesta de los receptores. En mi familia camageyana - alejada del occidente, espacio de aquel acto- guardaba memoria de ella, incluso, en casa se repetan algunos de los versos improvisados, especialmente los de Angelito, tan de nuestro gusto.

Reconocemos a la voluntad del sistema de instituciones de la cultura cubana de distinguir el lugar y merito del Repentismo, as como la necesidad de preservarlo, pero sera conveniente extender el decreto a todo el complejo de la Poesa Oral de raz campesina. En la cantura, en el guateque, en la fiesta campesina o urbana, en la que suena el tiple y el guiro, no solo se improvisan y cantan dcimas, se da la controversia o la respuesta al pie forzado y se gozan las tonadas. Ustedes bien lo saben, all siempre hay quien dice o improvisa poesa, mas no la canta, o se repiten versos que una vez fueron lanzados al aire en medio del arrebato de la inspiracin pero que despus viajaron en la memoria, en los papeles, en los libros, supuestamente tan alejados de lo oral. El Repentismo se hace acompaar de otras formas orales, poticas o no, en medio de un contexto irrepetible que, en tanto expresin popular, no limita su alcance y resonancia.

Cierta prensa ha repetido, sin mucho eco, que el gobierno cubano se vio obligado a retirar la candidatura del Repentismo para que la UNESCO lo reconociera como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Los que conocen de esos procederes, y les acompaa la recta intencin, enseguida se dan cuenta de la trampa. La organizacin cultural de Naciones Unidas, que abri en La Habana su primera oficina fuera de Paris, tiene una metodologa para esas gestiones que se basa en acuerdos marco, como la Convencin para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de 2003, que establece un protocolo y unos procedimientos. Uno de ellos establece los modos en que el postulador, es decir, los estados miembros, sus gobiernos, harn la solicitud, adems de la existencia de expertos que analizan este documento y hacen, o no, recomendaciones, que pueden ser atendidas o desechadas. Despus el pas determina cmo contina la ruta. Cuba, su gobierno, present la propuesta, la comisin hizo recomendaciones, y se opt, sabiamente, por retirar el documento, analizar, corregir y aumentar, y despus, presentar, en mejores condiciones, un texto que permita el destaque de una de las manifestaciones ms ricas y valiosas de la Cultura cubana, indudable aporte a los saberes colectivos.

Esta podra ser la posibilidad para un acto de justicia pleno, abarcador e inclusivo: por qu no presentar como propuesta para la declaratoria por la UNESCO de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad a todo el Complejo de la Poesa oral de raz campesina, sus cultores y sus pblicos, sus saberes, sus instrumentos y artefactos, sus sitios y modos de ejecucin, y no solo al Repentismo?

Lo escrito, escrito est. Este es el tercero de una serie de artculos que vengo publicando. En el primero dije que era un pie forzado. Insisto. Si no hay cantura, si no hay controversia, si al menos no entonamos unas tonadas, salpicadas de versos y textos, improvisados o no, cantados o no, escritos o no, mejor lo dejamos ah. Pero quiero lanzar m dardo. Una propuesta, como flecha, cuya razn de ser es el vuelo, y no en el lugar que alcance en la diana.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter