Portada :: Mentiras y medios :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 27-01-2013

Espaa qu Pas!

Roberto Quesada
Rebelin


en este imperio espaol no sale el solJulin Hernndez, banda de rock, Siniestro Total.

 

Cambien de direccin el pensamiento, ni siquiera se les ocurra medio imaginar que voy a generalizar sobre todo un gran pas como lo es Espaa, aunque el ttulo puede inducir que es hacia all a donde voy.

Nada ms lejos de la realidad, a mi me encanta Espaa. Pero no solo Espaa sino los espaoles y espaolas, yo he tenido buena suerte de conocer tanta gente linda de Espaa. All en Espaa y fuera de Espaa. Tanto as que me afecta el descalabro econmico sufrido recientemente, pero no pierdo la perspectiva de que es producto de un domin mundial por el que no se puede ni debe satanizar al PSOE sino a los acumuladores de capitales, los mismos creadores de pobreras y de pases empobrecidos como no deberan de serlo, para el caso el mo, Honduras, en donde ms que los mercachifles internacionales, son culpables los lacayos locales, los que por unas monedas son capaces de quedarse hurfanos.(Tal como est ocurriendo ahora mismo en Honduras, que el llamado presidente Porfirio Lobo y el militar que preside el Congreso Nacional, Juan Orlando Hernndez, han dado luz verde a lo que se conoce como Ciudades Modelo, en donde Honduras queda en subasta internacional).

Hace unos aos fui invitado al Primer Congreso de Nuevos Escritores Hispanoamericanos, realizado en Madrid, en Casa de Amrica. En uno de los almuerzos, un docto doctor, de esos acadmicos que se creen ms importantes que quienes crean la literatura, hizo referencia a algo aparecido en El Pas, que yo no haba ledo y me dijo con una cara de horror: No lees El Pas!.

Y respondi por mi ese rebelde nato (nada que ver con la OTAN), que no me abandon desde el parto: A veces s, a veces no, depende si lo tengo al alcance, tengo pensamiento propio, no dependo de EL Pas ni de el New York Times ni de nadie

Y por qu me viene esa ancdota a la mente? Para corroborar lo que escribi el periodista Pascual Serrano, en su artculo: El Pas como cantera de la derecha poltica.(01/01/2013). En donde, entre tantas cosas, dice: Para muchas personas, en especial fuera de Espaa, este peridico sigue siendo un emblema de la izquierda o, al menos, del entorno del PSOE

Quiz esto se deba en que su andar El Pas ha tenido altibajos, en cuanto a criterio ideolgico, ha tenido temporadas de una izquierda que fascina sobre todo en America Latina, pero otras, como la actual, ya no queda duda que parece que desde el ms all lo dirigiera el mismsimo Franco. As es, el franquismo Aznar-Rajoy ha quedado ms evidenciado que nunca con la foto falsa pero de autntico texto del presidente venezolano Hugo Chvez.

Para la ultraderecha espaola, y de otras latitudes, America Latina sigue siendo y haciendo el indio. En ellos el tiempo se ha estancado y todava nos ven como si estuviesen en una loma, con Biblia y ltigo, educndonos para servirles. El engao es de ellos, la realidad es de Latinoamrica, en donde las olas libertarias se expanden desde la Patagonia hasta Mxico.

Ms all de indignarnos o enfadarnos, la publicacin malvola, fabricada por un demonio extemporneo, devaluado, debe de alegrarnos, inspirarnos en el sentido de que ya no se puede cubrir el sol con la portada de un diario (por muy internacional e inigualable que este se haya credo), y que la desesperacin enloquece a los avestruces que hunden la cabeza no solo para no ver sino para no escuchar la msica del firme andar de los pueblos que ya encontraron el camino hacia su horizonte, en donde Venezuela a heredado de Cuba la antorcha de la libertad.

Ya no nos asusta un rey matando elefantes, ni Catalua queriendo desmembrarse, ni la demagogia de Rajoy ni los rostros furiosos de las mojigatas que le rodean, ni de un Aznar con su amenazante cocear contra America Latina, ni nos sorprende la represin de la brutalidad policial que padece hoy el pueblo espaol Y mucho menos debe de sorprendernos una portada que en vez de aniquilar cual era su pretensin a uno de los grandes lderes de Latinoamrica, como lo es el comandante presidente Hugo Chvez, los indujo a hacerse el haraquiri. Pues como bien lo seala Pascual Serrano en el artculo ya antes citado: si observamos el recorrido de algunos de los directivos de su redaccin descubrimos que su destino natural ha sido la derecha y muy especialmente el Partido Popular () Si, en cambio, buscamos algn cargo o periodista significado de El Pas que ahora est comprometido con un movimiento, sindicato o partido poltico de izquierda no lo encontraremos.

Debemos de darle gracias a El Pas, pues con semejante asnarada (o burrada, como se dice?), queda completamente evidenciada esa conspiracin internacional meditica contra las florecientes revoluciones socialistas latinoamericanas.

Nuestra solidaridad debe de ser con el pueblo espaol, mientras que a El Pas, qu risa!, digo, de Prisa, hay que exigirle que rinda cuentas porque ya se acab el cuento.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter