Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-01-2013

Reduccin salarial

Mara Vacas Sents
Rebelin




Tres mil empleados pblicos horrorizados perciben estos das sus contusionadas nminas, mientras el presidente Rivero nos recuerda magnnimo en la cadena Ser que hay que estar agradecidos de que se nos golpee en las costillas pero no se nos mate; felices de que se nos meta mano a la cartera y no se nos eche a la puta calle; tranquilitos porque es una medida coyuntural, como el paro, las listas de espera, la corrupcin, las subidas de la luz, los desahucios o esta eternizada crisis-estafa.

Todo el esfuerzo econmico incide de forma discriminatoria sobre tres mil personas de los sesenta mil empleados pblicos, los parias de la administracin. Pero el presidente no explica por qu no se ha optado por una reduccin inferior al 1% para todos, por incrementar ingresos o por minimizar los incontables contratos con empresas externas; qu se esconde tras ese empecinamiento maquiavlico por hacer recaer todo el dolor sobre una parte minoritaria de la plantilla, en funcin de su vnculo contractual, aun siendo avisados de la ilegalidad de tal criterio.

Olvida el presidente que muchos trabajadores pblicos perciben sueldos miserables, impropios de un pas desarrollado, sueldos inferiores a 500 euros; la misma cuanta que los parlamentarios ingresan sin fiscalizacin alguna, ayudas anexadas a sus sueldos; solo por respirar. Advierte Rivero que de no realizar esos ajustes, no se podran atender en condiciones los servicios pblicos, porque todo el dinero proviene de la misma caja. Pero algo no me cuadra. Ser que el salario presidencial sale de una caja diferente? Porque ni l, ni los consejeros, ni los altos cargos; ni tampoco los parlamentarios avalistas de la injusta medida, se ven afectados en sus dignsimos sueldos.

Los ciudadanos son conscientes de que estos recortes improvisados estn generando graves problemas organizativos en centros de trabajo, colegios y comedores, adems de perjuicios econmicos a los trabajadores y sus familias. Pero parece ser que para el presidente es ms sencillo y menos gravoso, aunque tambin muy poco edificante y falto de tica, focalizar todas las medidas dolorosas en los ms indefensos, en lugar de centrarlas de forma ejemplar sobre l mismo y sus compaeros de casta.

[email protected]

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter