Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-01-2013

El nuevo retrato poltico del Principat

Txente Rekondo
Rebelin


El Parlament de Catalunya ha puesto en marcha el proceso de autodeterminacin que el pueblo cataln viene impulsando de forma muy fehaciente desde la histrica manifestacin de la Diada y que ha tenido su prembulo ms reciente en las elecciones del 25-N. La aplastante mayora de los partidos que proponan en su programa electoral el llamado derecho a decidir avala la voluntad de la gran mayora social del pas para que se les consulte sobre su futuro. En este sentido, la Declaraci de sobirania i del dret a decidir del poble de Catalunya aprobada el mircoles pasado con 85 votos a favor, 41 en contra i 2 abstenciones pone las bases del proceso con una legitimidad democrtica incuestionable ya que ha estado aprobada por ms del doble de s que de no, y con dos terceras partes de la cmara.

Es cierto que la declaracin aprobada no tiene efectos jurdicos, pero lo que hace es dotar al proceso de autodeterminacin del marco en que se desarrollar. Declara el pueblo de Catalunya como sujeto poltico y jurdico soberano, es decir sujeto nacional de decisin y enmarca el proceso en unos ejes de legitimidad democrtica, transparencia, dialogo, cohesin social, europeismo, legalidad (sin ceirse a la espaola), impulso parlamentario y participacin ciudadana.

El apoyo a la declaracin de CiU, ERC, ICV-EUiA y CUP supone adems una pluralidad imprescindible que va desde del nacionalismo de centroderecha y cristianodemcrata a la izquierda independentista rupturista, pasando por el independentismo socialdemcrata o los ecosocialistas. Por tanto es un bloque potente que alberga la pluralidad de la sociedad catalana.

Tambin es cierto que la CUP ha expresado un s crtico visualizado con un voto a favor y dos abstenciones, pero es un s claro al proceso, aunque sin cheques en blanco. Habr que afinar muy bien los pasos que se dan a partir de ahora para que nadie se baje del carro de este bloque que ha puesto en marcha el citado proceso. Las objeciones de la CUP han sido bsicamente por la territorialidad (queran una vinculacin explcita del derecho a decidir de todos los Pasos Catalans) y por las referencias a la Unin Europea que no consideran vlidas desde del punto de vista social.

Por su parte, el bloque unionista se limita al PP y a Ciutadans y un PSC claramente dividido. Cuentan con el apoyo de sectores oligrquicos y poderes fcticos pero poca base en las clases populares del pas.

El resultado final de la votacin, en cierta medida, est por debajo de los mximos previstos porque el PSC finalmente no se ha querido incorporar a pesar de llevar en su programa electoral el derecho a decidir. Es cierto que eso rebaja un poco la potencia del bloque impulsor del proceso pero no le quita ni un gramo de legitimidad por lo expuesto anteriormente. De todas maneras el unionismo utilizar este tema para deslegitimar el proceso argumentando una mayora insuficiente y una falsa fractura social cuando queda demostrado que una gran mayora est por el derecho a decidir.

El proceso ha generado profundas contradicciones en la mayora de fuerzas polticas que en mayor o menor medida han generado inestabilidad.

CiU: Finalmente los dos partidos han mantenido la unidad de accin pero las tensiones previas a la declaracin han sido muy fuertes. Las acusaciones de sectores de CDC a Duran porque su espaolismo frena el proceso y las expectativas electorales de la federacin, han sido duras. CiU tendr que calibrar muy bien los ritmos, y que CDC puede llevar ms aceleradamente pero no tanto UDC. Uni tiene ahora 13 de los 50 diputados de CiU pero no es muy previsible, de momento, que se pueda dar el caso de votar por separado. La ruptura no ser tan fcil como los espaolistas quisieran, aunque presionaran a Duran dede los poderes fcticos contrarios al proceso para que lo frene o amenace con la ruptura. Pero Duran sabe que Uni lo tiene mal si se presenta sin CDC. Otro tema que puede influir es el desarrollo de los casos de corrupcin que los afecta (caso Palau (CDC), caso Pallerols (UDC), entre otros).

ERC: Es el partido ms reforzado del proceso. Despus de los grandes resultados del 25-N las encuestas lo sitan ya con unos 30 diputados. Ha capitalizado el proceso, lo ha impulsado y adems, sin tensiones internas. Otra cosa diferente es que para conseguir esto ha tenido que firmar un acuerdo de gobernabilidad con CiU que en primera instancia le ha salido bien porque ha forzado a CiU a preveer menos recortes pero que segn qu medidas tire para adelante el gobierno de la Generalitat le puede pasar factura y provocar futuras tensiones por esos aspectos sociales.

PSC: Es el ms tocado sin duda. La fractura es total. No solo por los 5 diputados que se saltaron la disciplina de voto y se negaron a votar en contra de la declaracin, sino porque desde el mismo momento de la votacin no para de haber dimisiones de alcaldes, concejales y bajas de militantes. El PSC est atrapado entre los postulados fundacionales del partido (en que la agrupacin del PSOE era un sector muy minoritario) favorable a la autodeterminacin del pueblo de Catalunya y los intereses no slo del PSOE, sino de los dirigentes catalanes que aspiran a liderar el PSOE con Carme Chacn a la cabeza. Las contradicciones son insoportables y ya se estn dando trasvases a otros partidos y al nuevo partido de Ernest Maragall, Nova Esquerra Catalana.

ICV-EUiA: El debate interno es muy intenso en relacin al proyecto poltico de futuro que plantean. Se debaten entre los partidarios de la independencia y un estado propio y los confederales, en el marco de los pueblos ibricos. Pero en todo caso no hay fisuras en esta fase del proceso a favor del derecho a decidir.

CUP: Hay una cierta divisin entre los sectores ms histricos de la izquierda independentista clsica que apuestan por estar en el proceso sin fisuras y los sectores metropolitanos vinculados a movimientos sociales que son favorables, pero no quieren identificase con la derecha de CiU. De todas maneras, las discrepancias son menores y por supuesto como ellos dicen, estarn con la mano abierta para ir hacia la libertad nacional del pueblo cataln y el puo cerrado contra las medidas antisociales del gobierno de CiU En todo caso el proceso para proclamar la independencia ser el microsegundo histrico en que estn dispuestos a coincidir con CiU.

A partir de ahora, con toda probabilidad, stos sern los pasos a seguir despus de la declaracin y que est previsto que se desarrollen durante el 2013 segn los acuerdos entre CiU y ERC y el apoyo del resto de grupos del bloque:
a) Creacin de un Consejo de Transicin Nacional formado por personalidades de la sociedad y polticas que impulse el proceso y prepare el pas para el caso que en la consulta sea favorable a un estado propio.

b) Negociacin con el estado espaol para tantear si hay alguna posibilidad de acuerdo para que se produzca un referndum acordado.

c) Aprobacin de la ley de consultas catalana que permitira hacer una consulta si hay una negativa rotunda espaola al referndum.

d) Si impugnan esta ley al Tribunal Constitucional se iniciar un proceso de denuncia en instancias internacionales del Estado espaol y se buscar la forma de consultar a la ciudadana.

e) Crear estructuras que permtanla pas subsistir durante el proceso para hacer frente al ahogo financiero a que el Estado espaol puede intentar someter a Catalua como medida de presin y de represalia.
La votacin del pasado mircoles ha supuesto un momento histrico para la ciudadana del Principat, pero tambin para el resto de naciones sin estado que en el mismo corazn de Europa aspiran a materializarse como un estado propio. El camino para ejercitar el derecho a decidir no ser fcil, las fuerzas unionistas buscarn todo tipo de obstculos para frenar e impedir el proceso, pero como sealan algunos analistas y juristas, el ejercicio del derecho de autodeterminacin, es el procedimiento ms democrtico, y la democracia debera estar, y de hecho lo est, por encima de supuestas unidades estatales, inmutabilidades constitucionales, e incluso del uso de la fuerza.

Txente Rekondo.- Analista internacional

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter