Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-01-2013

Dualidad en la economa espaola por empobrecimiento

Fernando G. Jan
Rebelin


Somos prisioneros de un euro que nos ahoga. Hay economistas que se dan cuenta y otros que no, pero es tan grande lo que significa ser conscientes de las consecuencias, que incluso los que nos damos cuenta sentimos tambin las enormes fuerzas que apoyaron la creacin del euro y de las dificultades para tirarlo atrs, lo cual debe hacerse ordenadamente, mediante pactos que estabilicen las monedas y eviten un desastre. Las grandes empresas estn detrs de la creacin del euro, con un clculo totalmente favorable a las empresas de Alemania, dando juego a las francesas y creando ilusiones de buen vivir en los pases ms atrasados ​​de Europa subiendo su nivel de vida, ciertamente, aportando dinero, efectivamente, para luego hacerse con las mejores empresas y mercados aprovechndose de su esfuerzo para poder pagar.

Ahora ha cado el velo y podemos ver que, como casi siempre despus de emociones fuertes, llega la decepcin, que las ilusiones se desvanecen (coja el prstamo hipotecario, que lo podr pagar con la revalorizacin, y llegaron los desahucios), que la promesa no era una garanta (comprar preferentes con rendimientos elevados, y hubo contraccin del capital al final). Y todo ello llenos de supervisores y con un gran supervisor muy serio: el Banco Central Europeo, pero ni ste ni aquellos han recibido el desprestigio que merece su trabajo y no van la calle sus directivos. Y por ellos tenemos ahora un desbarajuste bien grande.

Y vamos camino de convertir la economa espaola en una economa dual a la manera que, en los aos 60 y 70, caracterizaban a las economas latinoamericanas; mientras hablamos de sectores tecnolgicos avanzados, una amplia parte de nuestra economa se va empobreciendo y sumergiendo para resistir las consecuencias letales del euro. La destruccin de capital fsico se hace patente conforme avanza el tiempo, la calidad de los productos disminuye (inflacin subliminal) a medida que la capacidad de compra disminuye, pero lo ms grave es la destruccin de las personas, del capital humano si se quiere decir a el uso empresarial, con el regreso de maneras de gestionar las personas en el trabajo que no tienen nada que ver con lo que se considera deseable para la productividad y motivacin de hoy en da, formas propias de siglos pasados. Claro que esto se da en una parte de nuestra economa, que no toda se adentra en un mundo de destruccin de modos de relacionarse capital y trabajo, hasta ahora bien provechosas; es la dualidad: mientras unos sectores innovadores pueden ir adelante o flotar cmodamente, otros buscan el refugio de replegarse a mnimos.

Fernando G. Jan es Profesor Titular del Departamento de Economa y Empresa de la Universidad de Vic.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter