Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-01-2013

Cuba presidencia de la CELAC: Victoria del ALBA

Juan Manuel Karg
Rebelin


Cuando este Lunes en Santiago de Chile culmin la II Cumbre CELAC (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeos) una noticia visualiz el momento poltico que vive nuestro continente: Cuba, la pequea isla siempre desdeada por los poderes de turno, pasar a presidir un organismo continental que rene a 33 naciones todas, con la sola excepcin de EEUU y Canad-.

Esa foto la de Ral Castro recibiendo la presidencia pro tempore- significar una victoria no slo cubana, sino del conjunto de pases que conforman el ALBA (Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra Amrica). Y, en especial hay que decirlo con claridad-, de Venezuela, Bolivia y Ecuador, cuyos gobiernos privilegiaron una relacin poltica e ideolgica con la isla, de hermandad antiimperialista.

Qu significa la presidencia de la CELAC en manos de Cuba?

En primer lugar, significa una profunda reivindicacin histrica del papel de la Revolucin Cubana. Cuba fue expulsada de la Organizacin de Estados Americanos (OEA) en 1962, porque, segn la resolucin, la adhesin de cualquier miembro de la Organizacin de Estados Americanos al marxismo-leninismo es incompatible con el Sistema Interamericano y el alineamiento de tal Gobierno con el bloque comunista quebranta la unidad y solidaridad del hemisferio. De all en ms se desat una verdadera cacera de brujas contra la isla, poltica pero con consecuencias directas en otras esferas. El bloqueo econmico, comercial y financiero de parte de EEUU fue y es- la punta de lanza, pero adems habra que dar cuenta del virulento y permanente- ataque contra Cuba y su gobierno de parte de multimedios de (des) informacin con capitales norteamericanos y europeos (CNN, El Pas de Espaa, Miami Herald, entre otros).

Quin poda imaginarse que esa pequea isla vapuleada constantemente por el poder poltico, econmico, comercial, financiero y hasta meditico, se convertira en presidencia de un organismo que rene a una poblacin global de unos 550 millones de habitantes y cuya extensin territorial supera los 20 millones de kilmetros cuadrados? Quin, en su sano juicio, hubiera dicho, durante el derroche neoliberal de los 90 en nuestro continente, que esa isla digna iba a tener tamao papel en el concierto de las naciones de Amrica Latina y el Caribe dos dcadas despus?

El papel del ALBA en la resignificacin de Cuba

Ac hay que mencionar, sin dudas, el papel que ha tenido el ALBA y sus gobiernos en esta resignificacin de Cuba. Primero Venezuela, luego Bolivia y Ecuador, tuvieron y tienen- un papel protagnico en mostrar la realidad de la isla, lejos de cualquier manipulacin meditica. Cmo lo hacen? Con la cooperacin cotidiana en educacin, mediante el sistema Yo si puedo, que ya alcanz 6 millones de alfabetizados en 28 pases alrededor del mundo; y con la ayuda permanente en materia de salud, donde las misiones humanitarias cubanas han llegado a cuatro continentes y tienen especial relevancia en Venezuela (Misin Barrio Adentro) y Bolivia (Operacin Milagro)-.

Con la presidencia pro tempore de la CELAC para Cuba se cierra un ciclo en nuestro continente: el que empez con el No al ALCA en Mar del Plata 2005. El que construy UNASUR y la propia CELAC. Es indudable y objetivo el avance de nuestros pueblos desde ese entonces. Estamos en mejores condiciones, claro. Pero tambin est la otra cara: los golpes en Honduras y Paraguay (2009), la constitucin de la Alianza del Pacfico con los gobiernos ms retrgrados en su interior-, el aumento de bases militares norteamericanas en nuestro territorio. En ese escenario, de pujas entre lo que no termina de morir y lo que no termina de nacer parafraseando a Gramsci-, la noticia de que esa digna isla pueda presidir un organismo como la CELAC es de una importancia mayscula.

Es que, tal como dijo Jos Mart a quien hoy tambin recordamos por el aniversario 160 de su nacimiento-, escasos, como los montes, son los hombres que saben mirar desde ellos, y sienten con entraas de nacin, o de humanidad. Y Fidel y Hugo Chvez, cuando en 2004 planeaban la creacin del ALBA, seguramente no se imaginaban hasta donde poda llegar ese acto de profunda creacin humanitaria con entraas de nacin y Patria Grande- que hoy es uno de los resortes principales de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeos.

Juan Manuel Karg. Licenciado en Ciencia Poltica UBA

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter