Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-01-2013

El politlogo Manuel Monereo y el activista Jos Coy intervienen en el acto de presentacin
Se presenta el Frente Cvico de Valencia: Por una mayora autoorganizada que impulse el cambio social

Enric Llopis
Rebelin


Salario mnimo interprofesional (SMI) de mil euros al mes; ninguna pensin por debajo del SMI; ampliacin de la prestacin por desempleo; reforma fiscal (progresividad impositiva y persecucin del fraude fiscal); banca pblica como corolario de la nacionalizacin de los bancos privados; nacionalizacin de los sectores estratgicos de la economa; desarrollo de los ttulos preliminar y sptimo de la Constitucin; reforma agraria; separacin efectiva entre la iglesia y el estado; y reforma electoral con el fin de implantar un sistema proporcional.

ste es el declogo del Frente Cvico-Somos Mayora, la propuesta lanzada hace unos meses por Anguita para hacer frente a la crisis. En diferentes ciudades del estado estn celebrndose actos de presentacin del Frente Cvico ante la sociedad. El pasado 26 de enero tuvo lugar la presentacin del movimiento en Valencia, con la participacin del politlogo Manuel Monereo y del activista social, Jos Coy.

Monereo conoce a la perfeccin la gnesis del Frente Cvico. Ha sido, con Anguita, uno de los mentores de la organizacin a nivel estatal. De entrada, considera imprescindible situarse a la altura de los tiempos. No perder la cara a los retos tan exigente s que impone el presente. Uno de ellos, de los mayores, es la creciente prdida de seguridad. Nos la van robando; se trata de una de las principales caractersticas de la actual crisis; nos dicen que nos olvidemos de un empleo fijo y con derechos; que ya veremos si hay recursos para pagar las pensiones; que la salud depender de las posibilidades del pas; estn, de hecho, construyendo un ser humano sin races ni seguridad, es decir, una mercanca, explica Monereo.

Autor o coautor de trabajos como Con su propia cabeza. El socialismo en la obra y la vida del Che, Rosa Luxemburgo. Actualidad y clasicismo; y Porto Alegre. Otro mundo es posible, Manuel Monereo considera que la aventura est muy bien para el pequeoburgus, pero la gente corriente quiere una vida estable. En el fondo de este slvese quien pueda, late una involucin civilizatoria, en palabras del politlogo, que pretende acabar con todas las conquistas histricas del movimiento obrero y de la izquierda. No son tontos, agrega: Promueven un ser humano insolidario, egosta, sin races y sin identidad, es decir, un instrumento en manos de los poderosos, incapacitado para la accin colectiva.

Del discurso de Monereo se sobreentiende la necesidad de una respuesta. Pero , a qu ritmo y en qu plazos? El miembro del Centro de Estudios Polticos y Sociales (CEPS), Socialismo 21 y el Consejo Poltico Federal de Izquierda Unida opina que no tenemos todo el tiempo del mundo; hay fuerzas en la izquierda transformadora que viven con la extraa ilusin de que la crisis ha sido un mal sueo, del que nos despertaremos y volveremos a la situacin anterior. Pero lo cierto es que vienen a por nosotros y que hay batallas que, si se pierden, implican una derrota para siempre; a veces me subleva tanta comodidad, subraya Manuel Monereo. Y concluye: Vivimos en una guerra a vida o muerte.

As las cosas, Qu novedades introduce el Frente Cvico? A juicio del abogado laboralista, no es un partido poltico, ni lo va a ser; tampoco una lista electoral; el objetivo es organizar un poder popular para que, de una vez, se tengan en cuenta los derechos de los personas; tambin para cambiar la sociedad y evitar que nos secuestren otra vez la democracia. Para ello, hay que autoorganizarse y acumular poder, y eso se gana en la calle, explica.

Otra cuestin decisiva es Dnde est la izquierda?, en un contexto de crisis muy grave y que tanto sufrimiento genera. Hay una gran crisis de alternativas, sentencia Manuel Monereo. Porque la gente ha interiorizado que las cosas no se pueden cambiar; por eso, el obstculo principal es de carcter mental y cultural; y precisamente eso es lo que hemos de vencer, la mentalidad de sbditos que nos inocul el franquismo, pues las clases populares no creen siquiera que sea posible otro tipo de capitalismo. As pues, nos falta un imaginario individual y colectivo que afirme que s se puede . Y, para ello, hace falta asumir como una necesidad la unidad y la convergencia, y tener claro que nuestra fuerza reside en la organizacin.

Adems, para Monereo, uno de los grandes mecanismos que engrasa el sistema es la corrupcin. Pero no como una casustica banal, que se presenta a modo de culebrn en los medios informativos, sino como una trama estructural que se halla en la base del bipartidismo imperfecto que nos gobierna; detrs de este mecanismo estn PP, PSOE, CIU y PNV; todo el mundo sabe esto, pero a la hora de la verdad la gente les vota. La gran interrogante, a juicio de Manuel Monereo, es Cmo mandan los que no se presentan a las elecciones? O Cmo se consigue, en el marco de un rgimen democrtico, que los de arriba manden siempre? Primero, porque poseen el poder del dinero, el control de los medios de comunicacin y el aparato del estado; y, sobre todo, mediante la corrupcin, que es la va por la que el poder econmico controla al poder poltico.

Jos Coy lleva el gen de la lucha social en la sangre. Es cofundador de la Plataforma de Afectados por las Hipotecas (PAH), miembro del Foro Social y del Frente Cvico. Tras una huelga de hambre, consigui recuperar la parte (baja) de su vivienda que le embarg Cajamar, y que ahora piensa convertir en centro social (se llamar El Sifn, anuncia) para reuniones polticas y proyectos de economa social. El 19 de febrero ser juzgado por resistencia a la autoridad. Sobre el Frente Cvico, resalta que ha generado grandes expectativas entre la gente, sean personas activistas o afectados por la crisis. Ser, opina Coy, lo que entre todos construyamos, lo que ciudadanos y ciudadanos generemos en pie de igualdad; un movimiento de base en ciudades, pueblos, barrios, centros de trabajo, universidades y escuelas, afirma. Por otra parte, el Frente Cvico ha de convertirse en un modelo de autoorganizacin, solidaridad y resistencia, con el fin de generar un conflicto social de alta intensidad. Porque necesitamos una revuelta de varios meses, en la que finalmente tomemos la calle.

Es sta la declaracin de principios. Pero hay una senda de obstculos muy dura que se debe superar. Por ejemplo, el hecho de que haya gente luchando mientras que otros permanecen en el sof; y es que existen numerosos mecanismos de evasin y mensajes de resignacin, que es el peor de los males. Pues tras la resignacin, llega el individualismo, la insolidaridad y finalmente el fascismo, explica el activista. Por lo dems, en plena embestida neoliberal, el Frente Cvico se presenta como instrumento contra la precariedad y la exclusin que devastan nuestros barrios. Hay miles de frigorficos vacos, gente que malvive de la pensin de los abuelos y jvenes muy preparados que viajan a Londres o Pars para fregar platos. Hay que ponerle coto a esto, concluye el cofundador de la PAH en Murcia.

Puede fiarse la transformacin social al mero espontanesmo? Segn Jos Coy, nos hace falta un plan de lucha para enfrentarnos contra los poderosos y, para ello, hemos de organizarnos. Para que se produzca una revolucin, hace falta organizacin una o muchas- y dotarse de estructuras. Con qu fin? Con el de romper el marco de la legalidad vigente, ya que numerosas normas son legales pero en ningn caso legtimas ni morales, responde el activista. Pesimismo de la razn y optimismo de la voluntad, deca el clsico. Coy expresa lo mismo de otro modo: Cuando hace tres aos nos juntamos en mi pueblo, no sabamos lo que al final sera la PAH; pero hemos llegado a parar 100 desahucios; A esto lo hemos llamado la rebelin de las lgrimas , pues la gente se acerca al movimiento, en un principio, desesperanzada; pero con sentimiento y profundas razones, finalmente siempre se gana la batalla, concluye el miembro del Frente Cvico.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter