Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Kurdistn, un pueblo sin derechos
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-01-2013

Los sueos y dilemas del Kurdistn iraqu

Giorgio Cafiero
Foreign Policy In Focus

Traducido del ingls para Rebelin por Sinfo Fernndez.


Iraq y Siria, dos pases en otro tiempo fuertes y unificados que estaban a la vanguardia del nacionalismo rabe, se hallan ahora al borde de la particin, fragmentacin y desmembramiento. Adems de los cientos de miles de iraques y de al menos 60.000 sirios que han perdido la vida, entre el resto de las vctimas de las contiendas sectarias en las dos naciones podran figurar las identidades nacionales mismas siria e iraqu.

Sin embargo, los vencedores de estos dos conflictos son los kurdos. En la actualidad, los kurdos iraques y sirios disfrutan de una autonoma sin precedentes respecto a Bagdad y Damasco. A pesar de los avances de los kurdos, el Gobierno Regional del Kurdistn (GRK), dirigido por el Presidente Massoud Barzani, ha descubierto que su semiautnomo estado al norte de Iraq muestra varias fallas geopolticas. Barzani debe andarse con pies de plomo en esta voltil regin si es que quiere salvaguardar los intereses de los kurdos iraques mientras intenta independizarse del poder central iraqu.

La posibilidad de guerra con Bagdad por el territorio y los recursos energticos constituye el desafo ms grave de seguridad para Barzani, como se demostr en la reciente violencia que asol Kirkuk, la disputada ciudad de Iraq. Sin embargo, como los problemas rabo-kurdos de Iraq no existen en el vaco, no puede analizarse la confrontacin entre Erbil y Bagdad sin tener en cuenta el papel de los pesos pesados de la regin.

Turqua

El pasado verano, para alarma de Turqua, los kurdos sirios consiguieron una autonoma de facto en ciertas zonas de mayora kurda del norte de Siria. Ankara tema que el Partido de los Trabajadores del Kurdistn (PKK) se hiciera con un puerto seguro justo al sur de la frontera turca, lo que animara a la propia poblacin kurda de Turqua a exigir una mayor autonoma. Dado que uno de los grupos afiliados al PKK -el Partido de la Unin Democrtica (PYD), la faccin kurda siria ms fuertemente armada- pareca controlar la mayora de las ciudades kurdas sirias, las preocupaciones de Turqua estaban bien justificadas.

Por su parte, el GRK empez a ofrecer en Iraq entrenamiento militar a los kurdos sirios poco despus de que su regin se convirtiera en autnoma, muy probablemente para capacitarles y que protegieran su autonoma una vez que la crisis siria perdiera potencia. Cabe esperar que un estado kurdo semiautonmo en la vecina Siria proporcione al GRK la fortaleza estratgica necesaria para cualquier futura confrontacin militar entre Erbil y Bagdad.

Sin embargo, Barzani debe equilibrar sus aspiraciones pan-kurdas con sus intereses a la hora de mantener vnculos con Turqua. Como las relaciones entre Erbil y Bagdad van de mal en peor, la demanda turca de petrleo kurdo y las inversiones turcas en el Kurdistn iraqu irn adquiriendo cada vez mayor valor para el GRK.

Por tanto, si Turqua invade el Kurdistn sirio para atacar a los militantes del PKK, como ha amenazado hacer el Primer Ministro turco Recep Tayyip Erdogan, Barzani va a tener que hacer frente a un complicado dilema. Las perspectivas de independencia del GRK de Iraq dependen en gran medida de la asociacin de Erbil con Ankara. Sin embargo, la legitimidad de Barzani dentro de los crculos kurdos podra verse socavada si se llegara a percibir que sus acciones mantienen algn tipo de complicidad con la determinacin de Turqua de destruir el sueo de la independencia kurda. Con indeferencia de cmo evolucione el conflicto Turqua-PKK en Siria, ambos actores intentarn utilizar su capacidad de apalancamiento sobre Barzani para influir en los resultados. Si los actuales esfuerzos de Turqua y el PKK para resolver su conflicto, que dura ya tres dcadas, fueran por buen camino, probablemente Barzani sentira un gran alivio.

Irn

Un informe aparecido el pasado ao en los medios kurdos iraques afirmaba que Irn haba empezado a establecer bases militares en las montaas Qandil, varios kilmetros hacia el norte de Iraq. En el pasado, el ejrcito iran llev a cabo en el norte de Iraq una serie de operaciones contra los grupos militantes kurdos que haban lanzado ataques contra la Repblica Islmica, sobre todo contra el Partido por una Vida Libre en el Kurdistn (PJAK). Sin embargo, el establecimiento de una presencia militar permanente por parte de Irn en el Kurdistn iraqu debe entenderse dentro del contexto de la rivalidad geoestratgica de Irn con Turqua y de la relacin de confrontacin con Israel.

Como Turqua e Irn son rivales geopolticos en el mundo rabe una realidad que se ha puesto de relieve en sus enfrentadas apuestas en Siria-, en esa rivalidad hay que incluir el Kurdistn iraqu. Despus de que Occidente impusiera una zona de exclusin area durante los primeros aos de la dcada de los noventa, tanto Turqua como Irn se sintieron muy alarmados ante las perspectivas de un estado kurdo independiente al norte de Iraq. Ankara y Tehern se comprometieron la una con la otra a cooperar en aras a sus mutuos intereses ante el despertar de los nacionalistas militantes kurdos y a proteger la integridad territorial de Iraq. Sin embargo, mientras que el Partido Democrtico del Kurdistn (PDK) y la Unin Patritica del Kurdistn (UPK) se enfrentaban entre ellos en la guerra civil kurdo-iraqu (1994-1997), Turqua (patrocinadora del PDK) e Irn (patrocinador de la UPK) pusieron coto a sus respectivas esferas de influencia en el Kurdistn iraqu.

Desde el derrocamiento de Sadam Husein en 2003, Ankara y Tehern han aceptado la autonoma de los kurdos iraques como una realidad. Adems, Turqua e Irn han empezado a percibir las posibilidades de Barzani como socio en el Oriente Medio. En los ltimos aos, Turqua, con sus crecientes demandas energticas y la carencia de recursos propios en ese campo, ha ido dependiendo cada vez ms del GRK para las importaciones de petrleo. A mediados de enero, Ali Husain Belu, el Subsecretario del Ministerio del Petrleo y Gas Natural del GRK, afirm que cada da exportan 15.000 barriles de petrleo a Turqua, y ciertos analistas pronostican que el GRK va a convertirse en el segundo mayor socio comercial de Turqua en 2013. Mientras que las incursiones militares de Irn en el Kurdistn iraqu crearon naturalmente tensiones con la poblacin local kurda, el comercio entre el GRK e Irn aument en ms de un 25% durante los primeros meses de 2012. Como Irn trata de contrarrestar el impacto de las sanciones econmicas internacionales y Erbil busca socios con influencia sobre Bagdad, desde el punto de vista estratgico tienen mucho sentido los ampliados vnculos polticos, comerciales y energticos entre el GRK e Irn.

A pesar del valor que Irn concede a Turqua como importante socio energtico y comercial, el liderazgo de Irn arremeti contra Turqua a causa de las diferencias de los dos pases sobre Siria. En este contexto, Irn debe ver la fuerte presencia militar turca en el norte de Iraq (2.000 soldados y varias docenas de tanques) con la sospecha de que los motivos de Ankara para contener a Irn van ms all del PKK. Mientras tanto, es poco probable que el gobierno actual en Ankara vea con buenos ojos cmo Irn se concentra en el norte de Iraq, como puso en evidencia la acusacin formulada por el Ministro del Interior turco Naim Sahin de que Irn estaba patrocinando al PKK en las montaas Qandil, una acusacin que Tehern rechaza.

Est claro que Barzani es consciente que las amenazas que para los intereses de seguridad turcos e iranes plantean el PKK y el PJAK, han motivado que los dos estados lancen operaciones militares en el territorio del Gobierno Regional del Kurdistn. No obstante, seguro que el lder kurdo es tambin consciente de que el establecimiento por parte de Ankara y Tehern de una presencia militar ms permanente en el GRK viene impulsado por la rivalidad de sus vecinos. Erbil debe mantener el equilibrio con esas dos potencias para ampliar los lazos energticos del GRK y mejorar su posicin estratgica frente a Bagdad.

Israel

Israel e Irn han ejercido durante dcadas su influencia en el norte de Iraq. Al percibir que un Iraq fuerte era una amenaza, los israeles empezaron a patrocinar a los militantes kurdos en el norte de Iraq durante la dcada de los sesenta. En 1980, el Primer Ministro Menachem Begin reconoci en pblico que su gobierno haba enviado armas y asesores militares al norte de Iraq. E Irn se ali con ciertas facciones kurdas durante la guerra Irn-Iraq para agotar an ms la maquinaria de guerra de Sadam Husein. Sin embargo, en estos momentos, el GRK se ha convertido en un pen de Israel y en un adversario de Irn.

Es Realpolitik. Al alinearse con los kurdos, Israel consigue ojos y odos en Irn, observ un antiguo agente de la inteligencia israel. Segn diversas fuentes, el Mossad opera en el GRK lanzando operaciones secretas al interior de Irn y conseguir inteligencia sobre el programa nuclear iran. Se dice que los aviones teledirigidos israeles estn operando contra Irn desde bases que se encuentran en el interior del GRK, escribi Patrick Seale, un experto britnico en Oriente Medio. El Sunday Times, con sede en Londres, informaba que, segn fuentes de inteligencia occidentales, durante los primeros meses de 2012, comandos israeles y miembros de las fuerzas especiales llevaron a cabo diversas misiones en Irn que se lanzaron desde el GRK.

Los comandos israeles, vestidos con uniformes militares iranes, entraron en Irn en helicpteros Black Hawk modificados y viajaron hasta Parchin, el lugar donde se encuentra un complejo militar iran, justo a 32 kilmetros de Tehern, y a Fordow, una base militar iran con una instalacin subterrnea para enriquecer uranio. El informe afirma que esas fuerzas utilizaron tecnologa avanzada para controlar los niveles de radioactividad y registrar posibles pruebas explosivas que se estuvieran desarrollando en las instalaciones militares.

En febrero de 2012, NBC informaba que los servicios secretos israeles haban financiado, entrenado y armado a los Moyahedin-e-Khalq (MEK), un grupo disidente iran responsable desde 2007 de los asesinatos de cientficos nucleares iranes y que lleva operando muchos aos en el norte de Iraq. Israel ha proporcionado tambin al PJAK equipamiento y entrenamiento para que lance ataques contra objetivos situados dentro de Irn, segn un asesor del gobierno con vnculos con el Pentgono.

Las operaciones militares que Irn ha emprendido en Iraq para golpear al MEK y al PJAK destacan la medida en la que Tehern percibe a estas dos organizaciones como una grave amenaza de seguridad. Mientras estos grupos colaboren con Israel para socavar la capacidad de Irn para conseguir armas nucleares, Irn tratar de fortalecer su posicin geoestratgica dentro de Iraq.

Por tanto, el establecimiento de bases militares iranes dentro del GRK es una accin estratgica destinada a frustrar los esfuerzos para arrinconar a Irn por parte de sus adversarios. Si Israel fuera a atacar preventivamente las instalaciones nucleares iranes, precipitando as una guerra terrible en Oriente Medio, Barzani puede encontrar extremadamente difcil, cuando no imposible, su intento de equilibrar y tener vnculos cordiales con Israel e Irn.

Los dispersos kurdos, que constituyen el mayor grupo tnico del mundo sin Estado, llevan tratando desde hace muchas dcadas de enfrentar las divisiones de sus vecinos ms poderosos para sacar ventaja contra sus respectivos gobiernos. Recientemente, el GRK dio un gran paso adelante hacia la independencia tras firmar un contrato con Exxon Mobile para realizar perforaciones petrolferas en Kirkuk. Adems, los planes para transportar fuentes de energa kurdas no renovables a Turqua y a los mercados internacionales parecen estar dando frutos. Sami Alaskari, asesor del Primer Ministro iraqu Maliki, advirti que si Exxon pone un dedo sobre este territorio emprenderemos una guerra por el petrleo y la soberana iraques.

Las alianzas del Gobierno Regional del Kurdistn con Irn, Turqua e Israel tendrn an ms valor cuando los dos gobiernos de Iraq se enfrentan en una guerra. Si Barzani puede mantener sus vnculos de cooperacin con Tehern, Ankara y Tel Aviv y equilibrar de forma eficaz sus hostilidades y rivalidades mientras se mantiene firme contra Bagdad con los 200.000 combatientes peshmerga bien entrenados del GRK-, hay razones para creer que en medio de los actuales conflictos y torbellinos que asolan el Oriente Medio, los kurdos de Iraq podran acabar ganando un estado independiente.

Giorgio Cafiero es un analista independiente y colaborador de Foreign Policy In Focus.

Fuente original: http://www.fpif.org/articles/the_dreams_and_dilemmas_of_iraqi_kurdistan




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter