Portada :: Brasil
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-01-2013

Entrevista con Paulo Tadeu Barausse, sacerdote jesuita participante del proyecto Pro-Hait en Manaus
Dolorosas y sufridas historias de la migracin: La vida de los haitianos en Brasil

Instituto Humanitas Unisinos


Al describir como es realizada la acogida y el apoyo a los migrantes de Hait que llegan al Brasil, el jesuita constata que la atencin a los haitianos se transform, durante el 2012, en el principal signo del trabajo de la Iglesia Catlica en Manaus.

Despus del terremoto sufrido en Hait, en enero de 2010, comenz una intensa migracin de haitianos a Brasil, principalmente en la ciudad de Manaos. Segn el sacerdote jesuita Paulo Tadeu Barausse, quien participa en el proyecto Pro-Hait, en los ltimos tres aos pasaron por Manaus alrededor de 5 mil haitianos. "No es fcil mantener viva la esperanza, ya que muchos llevan en si mismos, traumas y heridas", relata en la entrevista concedida por correo electrnico al IHU on-line. Barausse explica que el Gobierno Federal ha otorgado visas a los migrantes, lo que ha permitido la llegada de aproximadamente 120 haitianos al mes, sin embargo, contina, "los gobiernos estaduales son bastante pasivos, por parte de ellos, casi no hay ninguna toma de posicin. No hay un trabajo sistemtico que incorpore los niveles Federal, Estatal y Municipal. Seala que algunos de los inmigrantes haitianos que hablan portugus comparten sus preocupaciones y angustias por la situacin actual en el pas. "Manifiestan un cierto pesimismo sobre la reconstruccin de Hait. Hablan mucho de sus familias. Siempre estn preocupados por enviar remesas para ayudarles. Otros son ms reservados para hablar sobre la realidad de su pas. Sus conversaciones giran en torno al trabajo y la bsqueda del mismo.

Naci en Campo Largo, estado de Paran. Durante diez aos, trabaj como obrero en las fbricas de porcelana y cermicas en su ciudad natal. Tiene una Licenciatura en Filosofa en el Instituto San Ignacio (ISI), en Belo Horizonte. Es graduado en Teologa, tambin el ISI y complet una Maestra en Teologa Pastoral de la Pontificia Universidad Bolivariana, de Medelln-Colombia. Fue vicario de la parroquia Santa Luza, ubicada en Porto Velho, Rondonia y Coordinador de la Comisin de Justicia y Paz de la Arquidicesis de Porto Velho. Actualmente es Coordinador Ejecutivo del Centro de Derechos Humanos de la Arquidicesis de Manaus.

IHU On-Line En qu consiste y como ha funcionado el Proyecto Pro-Hait?

Paulo Tadeu Barausse - Actualmente, muchos hombres jvenes, mujeres y familias haitianas que se encuentran en la ciudad de Manaus y la Regin Amaznica requieren asistencia jurdica y orientacin en la tramitacin de sus documentos en los departamentos oficiales del gobierno brasileo y/o la Embajada de Hait en Brasilia.

En Manaus, la labor de asistencia a los inmigrantes haitianos, es efectuada en red [en equipo] por diversos organismos, siendo los principales Caritas, la Red Escalabriniana, la Pastoral del Migrante de la Arquidicesis de Manaus, Capuchinos, pastores de diferentes iglesias, otras congregaciones religiosas y muchas personas voluntarias y de buena voluntad para ayudar a los inmigrantes haitianos.

En la Regin Amaznica y especialmente en la ciudad de Manaus, la Oficina del Centro de Derechos Humanos -CDH orientado especialmente a la atencin de los Inmigrantes haitianos est situado en la Ra So Geraldo - Barrio So Geraldo es el nico espacio en que los haitianos pueden renovar su pasaporte (la Embajada de Hait en Brasilia proporciona formularios oficiales para todos los trmites legales) y proporciona todo el trabajo consular a los haitianos en el Amazonas. Ah se realizan todos los trmites de documentos como, por ejemplo, nuevo pasaporte, pago de impuestos por residencia humanitaria definitiva, orientaciones jurdicas, encaminar a los migrantes hacia las empresas que ofrecen trabajo en otras partes de Brasil y, adems de lo anterior, ofrece un espacio de encuentro para desahogar los sufrimientos y expresar las dificultades que viven con la vivienda, enfermedades, falta de dinero, mientras esperan la llegada de su visa humanitaria.

Toda esta atencin se proporciona gratuitamente a los beneficiarios a travs de un equipo cualificado para la misin. Actualmente estamos sirviendo aproximadamente 200 personas por semana. Contamos con la ayuda y la disponibilidad de dos colegas, una vinculada a Caritas Arquidiocesana y otra vinculada al Distrito de los Jesuitas en Amazonia.

IHU on-line El gobierno de Acre recientemente declar que no hay ms condiciones financieras para recibir a los haitianos. En el Estado de Amazonas, cul es la situacin? Cul es la posicin del Gobierno sobre la inmigracin?

Paulo Tadeu Barausse - Lo que ha estado ocurriendo es que el Gobierno Federal ha otorgado las visas, posibilitando la llegada de aproximadamente 120 haitianos al mes, sin embargo, los gobiernos estatales son bastante ausentes ante la problemtica, prcticamente no hay ninguna toma de posicin. No hay un trabajo sistemtico de los niveles Federal, Estadual y Municipal de gobierno. Actualmente nos enfrentamos a problemas como la falta de guarderas para los nios haitianos que han nacido aqu en Manaus. Las madres que trabajan no tienen con quien dejar a los nios. Ni el Estado ni el Municipio son sensibles a esta realidad. El Padre Valdecir y la Fundacin Alan Kardek, junto con un grupo de seglares, mujeres y varones, estn haciendo una campaa por la construccin de una casa de apoyo a estas madres. Las actividades que se vienen desarrollando, estn siendo ejecutadas por las iglesias, Congregaciones Religiosas, la Fundacin Alan Kardek (inspiracin espiritista) y la sociedad civil (voluntarios/as).

IHU On-Line - Cmo el Gobierno brasilero ha manejado el tema de la inmigracin de haitianos en los ltimos tres aos? Es posible hacer un balance sobre esto desde que los inmigrantes comenzaron a llegar al pas?

Paulo Tadeu Barausse - Para responder, tomo las palabras del padre Gelmino Costa, carlista: a principios de 2011, el nmero de inmigrantes aument en Manaus, llegando a 68 solamente en un da, en febrero. Para la acogida, la parroquia de So Raimundo, desde enero, ayud, acogiendo permanente, por ms de cuatro meses, alrededor de 90 inmigrantes. Luego vinieron los Capuchinos recibiendo a ms de 70, la parroquia de la Sagrada Familia a 60 y la parroquia de So Geraldo a 15.

Entonces fueron alquiladas algunas casas y algunas parroquias han ayudado a pagar el alquiler. As fue hasta agosto de 2011. De septiembre a diciembre, la Polica Federal disminuy la expedicin de visados en Tabatinga [frontera con Colombia] y las llegadas hasta diciembre fueron constantes, pero no tan numerosas.

La Asociacin Ama Hait comenz a recibir a los haitianos a finales de 2011. El ao de 2012, comenz con ms de 1.200 haitianos en Tabatinga. Esto se convirti en una calamidad. El 12 de enero, el Gobierno emiti una resolucin permitiendo que inmediatamente fuese dada visa a los que estaban en Brasil y luego se cerrasen las fronteras. Esto provoc que, entre el 21 de enero y el 10 de febrero, llegaran a Manaus, ms de 1.400 haitianos. Algunos fueron recibidos por la Asociacin de los haitianos y por algunos pastores. En febrero, Tabatinga qued vaca. Pero 346 migrantes que ya estaban en marcha cuando la Resolucin fue emitida, al llegar a Tabatinga fueron amenazados con la expulsin, pero despus de tres meses de espera el gobierno concedi visa a todos los que llegaron a Manaus hasta el da 19 de abril. Despus de esta fecha, tericamente las fronteras permanecen cerradas y las visas tienen que ser emitidas en Hait. En opinin del padre Gelmino pasaron por Manaus alrededor de 5 mil haitianos en los tres ltimos aos.

Se distribuyeron ms de 60 mil de kilos de alimentos, ms de 900 tanques [bombonas] de gas, pequeas cocinas y sus piezas, 2.500 colchones, ms de 2 mil kits de limpieza y otros tantos artculos de higiene personal, ropa y zapatos. Todo esto vino del pueblo de Manaus, principalmente de las comunidades catlicas, colegios, pequeas empresas, de la Asociacin, Alan Kardec, de los Santos de los ltimos das. Prcticamente nunca falt lo esencial.

El Gobierno del Estado ha donado algunos colchones, un poco de alimentos, ayuda en el aprendizaje del idioma, algn seguimiento en el campo de la salud, y la Unin [gobierno federal] nos ayud durante dos meses en la cuestin de los alquileres y en los kits de limpieza e higiene.

La ayuda del Ministerio de Trabajo para proporcionar rpidamente las Carteras de Trabajo fue muy importante. Mas el trabajo que ms nos ocup y nos ocupa, es la cuestin del empleo. Hasta finales del ao pasado, buscbamos empleos aqu en Manaus, o ms bien, los empleadores nos buscaban. Seguramente unos 2.500 haitianos encontraron trabajo a travs de la Pastoral del Migrante. Desde el comienzo de este ao llegaron las solicitudes de empleadores de otros estados, especialmente de Paran y Rio Grande do Sul. Este ao, slo la Pastoral del Migrante ha enviado a otros Estados alrededor de 1 mil haitianos (sin contar aquellos que fueron por su cuenta a So Paulo) que partieron conociendo el tipo de trabajo, el sueldo que iban a ganar y las condiciones de alojamiento y alimentacin. Se dio importancia fundamental al aprendizaje de la lengua portuguesa y al acceso a cursos de profesionalizacin. Y aqu destaco la importancia de la colaboracin del SENAI, CENAC y CETAM [Servicios de formacin vocacional profesional implementados conjuntamente por el estado y los empresarios].

IHU On-Line - Cmo es el proceso de expedicin de pasaportes, registro consular y envo de documentacin para los nuevos haitianos que llegan al pas?

Paulo Tadeu Barausse A principios de 2012, los sacerdotes escalabrinianos hacan la documentacin, inicialmente en la parroquia de So Geraldo, usando sillas escolares. Ms tarde, Critas ha colaborado con un asesor para realizar esta tarea y otras que se presentaron, observando la gran necesidad y la dificultad de los padres con tanto trabajo. Los jesuitas tambin comenzaron a colaborar en esta tarea. Fue organizada una oficina de atencin a los migrantes, asumiendo el trabajo de documentacin, entre otras necesidades, y muchas actividades se estn desarrollando.

El Hno. Paul Welter, SJ, dio un gran impulso para que este trabajo pudiese ser realizado. As comenz el Proyecto Pro Hait Servicio voluntario para haitianos/as y migrantes, que ofrece servicios de documentacin. El proceso de emisin de pasaporte requiere procedimientos lentos y burocrticos. El proyecto Pro-Hait viene trabajando de la manera siguiente:

Renovacin: los procedimientos son: rellenar unos formularios recibidos de Brasilia, que son uno por cada pasaporte, enviarlos a Brasilia y luego a Washington, Estados Unidos, donde hacen los pasaportes para los haitianos.

Prdida de pasaporte: orientamos que ellos hagan un Boletn de Ocurrencia [denuncia formal de la prdida] en la Comisara de la Polica Civil; a continuacin, rellenamos el formulario y otros documentos requeridos por la Embajada y los hacemos llegar a Brasilia.

Documentos para la solicitud de Residencia Permanente: cada uno/a tiene que llenar los formularios de la Polica Federal, enviarlos a la traductora, asegurar el pago de las tasas en el Banco de Brasil, despus hay que reservar horario de atencin en la Polica Federal y comprobar que todo est correcto antes de ir a la polica. Verificar que el haitiano est en el Diario Oficial da Unin. Todo esto debe ser realizado con tres meses de anticipacin, de lo contrario hay que pagar una multa.

Republicacin: es otro documento que se hace para los haitianos que perdieron la fecha lmite para tramitar la visa de permanencia. Tiene mucho que perder quien no est en Manaus cuando llega la visa, sea por no tener dinero o por descuido. Todos ellos tienen que hacer la re-publicacin, que consiste en pagar una multa de R$ 183.00 y hacer un documento explicando el motivo que le hizo perder el trmino; despus es necesario enviarlo a la Polica Federal y esperar a ser publicada nuevamente.

Documentos para el pago de visa humanitaria: es un documento que se hace directamente cuando los migrantes llegan de Hait con una visa del Consulado [brasilero] en Puerto Prncipe. Estos formularios se llenan ya con el nmero de visa y adjuntando los documentos originales que traen de Hait, efectan el pago de tasas y, a continuacin, los formularios se envan a la Polica Federal. Es importante recordar que se estaban otorgando 120 visas por mes. Actualmente el nmero se ha reducido a 100.

IHU On-Line - Cules son las principales dificultades encontradas por los haitianos al ingresar en el pas?

Paulo Tadeu Barausse - Una de las principales barreras se refiere a la lengua. Un buen nmero hablan espaol (o portuol), pero la mayora hablan creole y francs. Un pequeo nmero hablan slo el creole. Muy pocos hablan ingls. Esto les lleva estar siempre juntos, formando guetos. Hay un verdadero choque de cultura, porque Hait es un pas pequeo y ellos quedan asustados por las dimensiones del nuestro. La mayora no tiene idea de las distancias que existen en Brasil. La adaptacin es proceso lento y demorado.

IHU On-Line - Que cuentan ellos sobre la actual situacin econmica, poltica y social en su pas?

Paulo Tadeu Barausse - Algunos que hablan portugus compartan sus preocupaciones y angustias sobre la situacin actual en el pas. Manifiestan un cierto pesimismo sobre la reconstruccin de Hait. Hablan mucho de sus familias. Siempre estn preocupados por enviar remesas para ayudarles. Otros son ms reservados al hablar sobre la realidad de su pas. Las conversaciones por lo general giran en torno a trabajo o la bsqueda del mismo.

Cito del testimonio de Cyril, quien se sinti tocado por convivencia con los haitianos aqu en Manaus: "En la esquina de la parroquia de So Geraldo (Manaus, AM), sentado con amigos de Hait, escuchando sus historias cotidianas sufridas en la emigracin, qued conmovido todo el Adviento. Bajo la lluvia y el calor, en la alegra y en la tristeza, la vida de los haitianos en Brasil no es fcil.

Me di cuenta de que adems de la dificultad econmica hay problemas de salud, la seguridad, la educacin de los nios. La dignidad humana para ellos es cuestionable. La vida es una gran lucha. Entonces, Qu ha sido Navidad para m? A pesar de tantas heridas, al haber desenterrado de Hait incertidumbres e inseguridades, pude encontrar dentro de cada haitiano/a la determinacin de vivir y de bienestar. Esta experiencia especial me hizo afirmar que Jess nio es verdadero migrante (Mt 2,13). Slo l puede comprender profundamente el corazn de cada migrante o refugiado en nuestra sociedad. l encarn para todo el mundo tenga vida en abundancia. Cyril Suresh, s.j., es un estudiante de teologa en el Centro de Estudios Superiores de Belo Horizonte, originario de la India, lleg a Brasil con el propsito de integrar la misin en la Regin Brasil Amazonia. Hizo su misin de vacaciones durante el mes de diciembre acompaando a los haitianos aqu en Manaus.

IHU On-Line - Cules son los desafos del trabajo con los inmigrantes?

Paulo Tadeu Barausse Este trabajo siempre recibi el apoyo de los obispos de Manaus y la admiracin de la mayora de los padres. El trabajo con los haitianos se transform en este ltimo ao en la principal seal [signo] del trabajo de la Iglesia Catlica en Manaus. La sociedad civil, incluso los que estaban en contra de la llegada de los haitianos, admira el trabajo. El gran desafo que se presenta es dar continuidad a los trabajos y actividades, porque las necesidades son permanentes y las campaas que se llevaron a cabo fueron puntales y pasajeras. No es fcil mantener viva la esperanza, ya que muchos llevan en s mismos, traumas y heridas. Es esencial que est garantizada la continuidad del apoyo a las necesidades de los inmigrantes haitianos en la regin de la Amazonia y sean integrados progresivamente en la cultura y en la realidad brasilea con sus derechos respetados y garantizadas sus necesidades bsicas y efectiva integracin. Ya que migrar es un derecho universal y los haitianos merecen una atencin especial.

IHU On-Line - Desea aadir algo?

Paulo Tadeu Barausse - Todo esto ha sido posible por hecho del proyecto Pro-Hait constituirse como una intervencin humanitaria creada por los jesuitas, a partir de la emergencia de la llegada de unos 5 mil haitianos que entraron en la triple frontera de Brasil, Per y Colombia (Tabatinga, ciudades de Leticia y Santa Rosa) en la Regin Amaznica. Esta migracin comenz poco despus del terremoto en Hait en enero de 2010 y en la ciudad de Manaus, las necesidades y la emergencia aumentaban cada da. Ante esta realidad clamante y humanitaria, los jesuitas de la Amazona sintieron de cerca el dolor y el sufrimiento de los hermanos haitianos y se movilizaron pidiendo ayuda al Padre General de los jesuitas, Adolfo Nicols. Este se mostr sensible al llamado y proporcion una ayuda oportuna. As, fue posible iniciar el proyecto Pro-Hait con un equipo de profesionales calificados para atender las necesidades de los inmigrantes haitianos en la ciudad de Manaus. Pretendemos continuar ofreciendo estos servicios, as como otros que puedan surgir, estando abiertos para atender cualquier solicitud que involucre a los migrantes haitianos en Brasil.

Fuente: http://www.adital.com.br/site/noticia.asp?lang=ES&cod=73279

[Traduccin: Ricardo Zniga].



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter