Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-02-2013

LOMCE S.A. de Wertgenza (II)
Privatizacin y mercantilismo

Enrique Javier Dez Gutirrez
Rebelin


La nueva reforma educativa, denominada LOMCE (Ley Orgnica para la mejora de la calidad educativa) es una ley con una filosofa profundamente mercantilista que se refleja a lo largo de su articulado. Aunque ha tratado de maquillar esta ideologa que subyace a toda la reforma en la exposicin de motivos del ensimo borrador que ha difundido, esto no se ha trasladado al articulado de la ley.

La exposicin de motivos, que resume la filosofa que gua el texto, dejaba traslucir en los borradores iniciales la concepcin de la Educacin no como un derecho fundamental que debe ser garantizado por los poderes pblicos mediante una red escolar de centros pblicos, sino como un bien particular que deber estar especialmente al servicio del sistema productivo, de la competitividad y de la empleabilidad. La educacin se plantea as, en esta Ley, como un factor dependiente de los procesos econmicos y enfocada a potenciar esos procesos, anteponiendo las necesidades de los mercados a la formacin integral y a la construccin de una sociedad ms justa y cohesionada.

As, apareca en el segundo borrador del Anteproyecto, que la educacin debe entenderse como motor que promueve la competitividad de la economa y el nivel de prosperidad de un pas [] para competir con xito en la arena internacional [] representa una apuesta por el crecimiento econmico y por conseguir ventajas competitivas en el mercado global. El ltimo borrador mantiene que el nivel educativo de los ciudadanos determina su capacidad de competir con xito en el mbito el panorama internacional y abrirles las puertas a puestos de trabajo de alta cualificacin, lo que representa una apuesta por el crecimiento econmico. Aunque trata de disfrazar en parte ese disparate de considerar la Educacin desde una perspectiva mercantilista, introduciendo artificial y forzadamente aspectos como la necesidad de facilitar el desarrollo personal y social, de garantizar la igualdad de oportunidades, la equidad social, la justicia social, ese maquillado de la exposicin de motivos en la ley no trasciende realmente a su articulado.

Trminos como competitividad, empleabilidad, planificacin estratgica, rendicin de cuentas, resultados, marcan a lo largo de toda la Ley el horizonte de lo que se entiende por educacin. Hacer una reforma educativa con la idea de formar trabajadores competitivos en el mercado local y global, no es simplemente una forma estrecha de entender la educacin, sino que es una inversin completa de los principios y valores en que se fundamenta nuestro sistema educativo: formarse como profesional es algo necesario pero subordinado a la prioridad fundamental de cualquier sistema educativo, formarse como persona y ciudadano o ciudadana crtica para avanzar en la construccin de una sociedad ms sabia, justa y cohesionada.

Esta es una ley profundamente privatizadora porque introduce una nueva definicin del Sistema Educativo Espaol (Art. 2.bis), que supone situar en un plano de igualdad al conjunto de agentes pblicos y privados que desarrollan funciones de regulacin, de financiacin o de prestacin del servicio de la educacin en Espaa. Supone de facto la consagracin de las empresas, corporaciones empresariales y grupos religiosos que financian, prestan o regulan la educacin como parte del Sistema Educativo, en pie de igualdad con el sector pblico educativo, abriendo las puertas a una mayor profundizacin en el proceso de privatizacin.

Adems establece que la programacin de la red de centros se establecer de acuerdo a la demanda social y suprime la obligacin de las Administraciones educativas de garantizar plazas pblicas suficientes, especialmente en las zonas de nueva poblacin. Esta redaccin, que modifica el art. 109 de la LOE, transforma sustancialmente la actual responsabilidad que tiene el Estado de garantizar el derecho a la educacin mediante una programacin general de la enseanza que asegure una red pblica, gratuita y de calidad, adems de un sistema de becas y ayudas para que ningn estudiante sea expulsado del sistema educativo postobligatorio por motivos econmicos. Al eliminar el trmino pblicas de la redaccin, establece la posibilidad de creacin de centros privados con dinero pblico, estableciendo que las administraciones garantizarn la existencia de plazas en las zonas de nueva poblacin, en funcin de la demanda social, que cada administracin podr interpretar de acuerdo con su orientacin.

Avanza incluso ms, en el ltimo borrador de la ley, invirtiendo radicalmente este principio bsico de todo Estado Social y de Derechos democrtico, consagrando la subsidiariedad de lo pblico respecto a lo privado. Es decir, convierte la educacin pblica en subordinada y dependiente de la educacin privada subvencionada, estableciendo que la programacin de la educacin obligatoria tendr que tener en cuenta la oferta de centros privados concertados existente adems de la demanda social.

Adems, por primera vez en la historia, con la excusa de espaolizar a los estudiantes de Autonomas con lenguas propias, dispone que en todas las etapas educativas obligatorias las lenguas cooficiales sean ofrecidas en las distintas asignaturas, obligando a las Administraciones educativas a costear con dinero pblico los gastos de escolarizacin en centros privados.

La enseanza privada ha resultado altamente favorecida por esta reforma, consolidando que nuestro pas sea una excepcin en la Unin Europea en cuanto a la existencia de enseanza privada subvencionada. El texto modifica el artculo 116 dndoles garantas de no discriminacin en la recepcin de fondos sea cual sea su carcter y su ideario. Amplan los aos de duracin mnima de los conciertos hasta 6 aos en Primaria y 4 en el resto de enseanzas, dando tranquilidad a la empresa titular de los centros concertados ante la disminucin de la poblacin escolar. Las consejeras de educacin podrn cerrar aulas en las escuelas pblicas, manteniendo las de privadas, pues el concierto aprobado, que incluye el n de aulas en funcionamiento, es para seis aos. Y determina que las Administraciones educativas podrn concertar con carcter preferente y general los ciclos de FP Bsica, teniendo tales conciertos un carcter general y no singular como suceda en los Programas de Cualificacin Profesional Inicial. La disposicin final 3, que modifica 6 artculos de la LODE, anula elementos esenciales de la identidad de los centros concertados respecto de los centros privados.

Enrique Javier Dez Gutirrez. Profesor de Didctica y Organizacin Escolar de la Universidad de Len y Coordinador del rea Federal de Educacin de IU

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter