Portada :: Chile
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-02-2013

Propuestas para un Frente Amplio Desde Abajo y a la Izquierda

Marco lvarez Vergara
Rebelin


En breves palabras tratar de esbozar una idea que ronda en el seno de algunas izquierdas sobre la coyuntura electoral que se nos avecina. Esta idea necesaria evitable se hace presente constantemente. Su necesidad es tan imperiosa que cada vez que aparece lo hace con ms fuerza, pero se evita desde la falta de voluntad poltica, la carencia de vocacin de poder y el sectarismo.

Esta idea es la Unidad ilustrada en un FRENTE DE IZQUIERDA o como le quieran llamar. Una nueva fuerza colectiva que represente los intereses de una nueva mayora poltico y social. Esta debe nacer inevitablemente al calor de la coyuntura del ao 2013, pero su existencia poltica futura tiene que superar la contienda electoral. Este es un requisito fundamental, para garantizar su xito.

Antes que todo, desde la negatividad de una consigna se debe posicionar la primera base de encuentro. Esta consiga debe ser ni unidad de la oposicin, ni dispersin de la izquierda.

No a la unidad de la oposicin . Desesperadamente los que gobernaron durante ms de 20 aos intentan aparecer como una salida a la crisis de legitimidad del actual sistema poltico chileno. El problema de esto, es que la Concertacin fue la responsable de legitimar y profundizar el modelo neoliberal durante sus cuatro mandatos, agudizando las inequidades ya existentes, convirtiendo a Chile en uno de los pases ms injustos del orbe.

Hoy con su variedad de candidatos, su ltima presidenta en ejercicio Michelle Bachelet aparece como la gran salvadora de est coalicin. Su alto nivel de popularidad, la ubicara como la nica carta que puede triunfar en las prximas elecciones presidenciales. Pero seamos estrictos y justos con la historia y el futuro. Lo peor que le puede pasar a Chile es Michelle Bachelet. Su mandato entre el 2006 y 2010 estuvo marcada por su mala gestin ambiental, su poltica represiva y su coaptacin a los movimientos sociales.

Est nueva concertacin 2.0 se extiende hacia la izquierda, incorporando al Partido Comunista y a los satlites que orbitan a su alrededor. En esta pasada el Partido Comunista quien vela por sus intereses orgnicos internos asegurando uno o dos cupos ms en las elecciones parlamentarias en desmedro de los intereses de las mayoras. Aunque esta posicin no es nueva en la poltica del Partido Comunista, es lamentable que la organizacin de izquierda ms longeva de Chile gire hacia la derecha, cuando la nica salida posible ante la debacle neoliberal, es hacia la izquierda.

Hay que combatir esta unidad de la oposicin parlamentaria, que no es otra cosa que la alternativa de una nueva estabilidad, para seguir perfeccionando el actual sistema. No se puede caer en la tentacin de pensar ni siquiera un segundo, que los responsables de la profundizacin y legitimacin del neoliberalismo, que al juntarse con el Partido Comunista vendrn a sacarnos de la miseria en la cual nos ubicaron.

No a la dispersin de la izquierda. El desparramo de las izquierdas y su incapacidad de poder articular espacios de unidad es impresentable. En el escenario de las ltimas elecciones municipales existieron varias listas de izquierda y por tanto, su resultado era de esperar. Una derecha y concertacin fortalecidas en las urnas, a pesar de su bajo nivel de aprobacin por parte de la ciudadana.

Para romper con la dispersin, las izquierdas que luchan contra el neoliberalismo deben entender lo siguiente: El sectarismo y los pequeos feudos de poder se deben desvanecer frente al urgente compromiso de configurar una fuerza de izquierdas tan poderosa que se vuelva desequilibrante frente al poder econmico y su duopolio poltico. Pero lo ms importante de todo y que se debe entender de una vez por todas, es que la principal arma de combate es la diversidad. Se debe hacer de la diversidad una virtud tan poderosa, que consagrar al nuevo referente articulador como la principal fuerza poltica nacional, dejando en el pasado resultados testimoniales de las izquierdas y colocndose a la altura de la oleada transformadora que corre hace ms de una dcada por Amrica Latina.

En la ltimas elecciones no slo se hizo presente la unidad de la oposicin y la dispersin de las izquierdas. El fantasma de la abstencin fue una de las protagonistas de la jornada electoral. Con un 60% de abstencin, esta se consagra como un factor ms de la crisis de legitimidad del actual sistema imperante, de su democracia neoliberal y su clase poltica tradicional. Este factor no responde a ninguna campaa particular y por tanto su porcentaje es imposible de capitalizar. La falta de participacin en las urnas es responsabilidad de la crisis del mismo sistema y no de las fuerzas que de forma valientes participaron de las ltimas elecciones municipales, sabiendo el complejo escenario que les esperaba. Pero tambin tenemos que entender que la carencia de una alternativa competitiva y atractiva que represente los intereses de los nuevos movimientos sociales es de las emergentes fuerzas progresistas y socialistas. Por eso, la construccin de un nuevo espacio de articulacin debe estar a la altura de las exigencias del nuevo periodo.

El rol de las y los revolucionarios es fundamental en el desarrollo de este nuevo referente amplio. Deben ser garantes del camino hacia el socialismo y tendenciar hacia posiciones revolucionarias. Cuando crece la izquierda, crecen todas las fuerzas. Por eso la alternativa anticapitalista debe encontrar ah un nicho de acumulacin de fuerzas y colocar las piezas polticas para tener incidencia real en el acontecer nacional.

Este frente de izquierda debe tener un candidato. Lo ms saludable para la envestidura de su legitimacin es que surja al calor de unas primarias. En estas primarias deben tener derecho a presentar sus candidaturas todas aquellas fuerzas, que desde la izquierda al duopolio se comprometan con cambios verdaderos. En su defeco, al no existir primarias, el candidato de consenso debe representar un programa transversal de las fuerzas que participan y sobre todo el que ha puesto en la mesa los movimientos sociales en los ltimos aos. Por eso las banderas de un proceso constituyente originario debe ser el eje central de ese programa.

Es cierto, lo esbozado anteriormente en relacin a la construccin de un nuevo FRENTE DE IZQUIERDA est ms que discutido y ampliado estratgicamente por algunas fuerzas de izquierdas. El problema radica en que su concrecin an no da a luz. Esto pasa principalmente por que nos encontramos en el eterno estamos evaluando las posibilidades unido a los tpicos resquemores que existen entre algunas fuerzas. Frente a lo ltimo, se debe entender que aqu no sobra nadie, al contrario, faltan muchos y muchas.

Para la eterna justificacin de que no queda tiempo, se debe entender que la poltica por regla general corre a destiempo. El deber de ajustar el reloj, depende de las voluntades polticas comprometidas con un Chile radicalmente distinto. Es hora de colocar el pe en el acelerador y corregir la asimetra entre el avance de los movimientos sociales y la representacin poltica.

El primer punto de encuentro histrico de las izquierdas en Chile, es el legado de Lus Emilio Recabarren. Su legado nos dice que fue el primer diputado socialista elegido por las urnas en 1906 en Latinoamrica. Fue candidato a la presidencia de Chile en 1920. Fue el mayor educador de masas que conoci la clase obrera. Luchador incansable y sembrador del socialismo chileno. Su virtud ms grande, fue haber luchado con las armas de lo poltico y lo social, sin haber abandonado jams esta mxima necesaria para la emancipacin. Volver a su tradicin de lucha, sera un gran avance en el siglo XXI.

Desde abajo y a la izquierda, para luchar arriba y abajo. Si vamos a luchar de forma verdadera por un Chile igualitario, libre, democrtico y popular, nos debemos enfrentar y ganar en las ms diversas esferas de la contienda poltica.



*El Autor es miembro del Movimiento Libres del Sur de Chile (www.LibresdelSur.cl). Texto extrado de Le Monde Diplomatique, N137, Enero-Febrero 2013.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter