Portada :: Colombia :: Dilogos de paz 2012-2013
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-02-2013

La paz sin memoria de los medios del capital

Alexander Escobar
Rebelin


La paz hecha noticia en Colombia por los medios de comunicacin privados, significa la guerra llevada al escenario de la conspiracin contra la justicia social del pas que se debate en los dilogos de paz entre el Gobierno colombiano y las FARC.

Sostener la guerra es una de las funciones de los medios de comunicacin del capital, como forma de prolongar la injusticia y la desigualdad en un pueblo que se rebela contra la tirana. Pero no es su nica tarea, una misin ms siniestra les ha sido encomendada: hacer de la paz una guarida para la desigualdad y la injusticia en Colombia.

Con sus cmaras y micrfonos convierten la paz en un reality donde los fusiles de la insurgencia deben entregarse a cambio de camisetas blancas, taxis, capacitaciones para crear microempresa, y uno que otro puesto en el Congreso de la Repblica, sin que ocurran cambios en el modelo econmico, poltico y social del pas.

Noticieros, presentadores y periodistas se encargan de presentar el conflicto en Colombia como un acontecimiento sin memoria. Pobreza, injusticia y terrorismo de Estado, desaparecen de la bandeja de programacin al hablar de paz, y tambin se excluyen como causantes primordiales del alzamiento armado en el pas.

Para los medios del capital no existen procesos de paz que pongan fin a los problemas sociales que originaron el conflicto; su estrategia es la imposicin de palomas blancas en mentes en blanco, una paz de vencidos y vencedores donde solo hay cabida para la rendicin de los grupos insurgentes. Todo es un reality meditico que semeja libros de superacin personal llevados a la pantalla, y que se encargan de desaparecer las causas que dieron origen a la insurgencia, al igual que ocultan la permanencia y profundizacin de las mismas.

Es el reality de los medios del capital imponiendo el libreto para hablar de paz, donde el Gobierno es el protagonista presto a repetir cada una de sus pginas.

Ni modelo econmico ni doctrina miliar estn en discusin, es la primera lnea a memorizar; ensayada luego frente al espejo como si se estuviese en la mesa de dilogos de paz; repetida una y otra vez hasta lograr naturalidad; y finalmente dejada en libertad para ser divulgada por los negociadores del Gobierno, tal como ocurriera el 18 de octubre de 2012 en Oslo. Es un libreto hecho a la medida del tirano, que en una lnea deja claro el mensaje del Estado: con el pueblo no se discutir el modelo que lo condena a la miseria, ni habr cambios en las estructuras responsables de la iniquidad, el saqueo transnacional, la represin, y el terrorismo de Estado en Colombia.

Paz con justicia social es la frase que molesta a los medios del capital. Es para ellos un fastidio la paz rebelde del pueblo colombiano, les incomoda, porque se opone a la paz como guarida para el silencio y negacin de los problemas histricos de la sociedad. Es clara la razn; miseria, injusticia, corrupcin, saqueo transnacional, y terrorismo de Estado, no son temas a resolver en la paz de la superacin personal que imponen los medios de comunicacin privados. Su paz es la continuidad de las causas del conflicto, pero con los fusiles de la insurgencia silenciados.

Todo est escrito en el libreto para negar la justicia social que requiere el pas. Pero tambin se escribe para desconocer el conflicto que diariamente padecemos. Y podemos sumar una prueba ms. Las declaraciones del Gobierno en rechazo a la toma de prisioneros realizadas por las FARC, nos ayudan a ratificarlo. Porque su propsito de calificar como secuestrados a los prisioneros de guerra es solo parte del reality que niega las dinmicas cruentas del conflicto, y un distractor para evadir la discusin sobre la Poltica de Desarrollo Rural y Agrario Integral que actualmente est en la mesa de dilogos, y frente a la cual el Gobierno ha burlado las propuestas del pueblo colombiano.

Hagamos un parntesis, o tal vez una claridad. La toma de prisioneros es una expresin del conflicto interno que el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos reconoci para asegurar jurdicamente los bombardeos contra la insurgencia, el mismo conflicto interno que hoy niega cuando califica de secuestrados a miembros de la fuerza pblica que se desempean como combatientes y que son capturados por las FARC.

Hoy los hechos siguen siendo lamentables. Militares y policas capturados como prisioneros de guerra, cerca de 9.500 presos polticos en Colombia, y combatientes de la guerrilla y la fuerza pblica dados de baja, son slo algunas de las dinmicas cruentas del conflicto. Pero hay algo que resulta ms lamentable an, que ahora todo ocurra por la negativa del Gobierno de acordar un cese bilateral del fuego.

La decisin del Gobierno colombiano de no realizar cambios a la estructura poltica, econmica, social y militar del pas, demandan de la sociedad colombiana un pesimismo activo frente a los actuales dilogos de paz, esto quiere decir, un acompaamiento decidido en todo el territorio nacional con la construccin de propuestas para una nueva Colombia en mesas locales, departamentales y regionales. La dinmica de cabildos desarrollada por la Marcha Patritica, y la realizacin de Constituyentes por la Paz, sugieren una ruta importante para concretar esta digna misin de luchar por una salida poltica al conflicto.

Sabemos que la paz con justicia social es la paz del pueblo rebelado que se enfrenta a la paz sin memoria de los medios del capital, y su realizacin ser posible solo con una propuesta para una nueva Colombia que tendr que ser defendida y aprobada en el sudor de las calles, existan o no los dilogos de paz.

 

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter