Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-02-2013

La urgencia del desarme nuclear a flor de piel

Jacques Couvas
IPS


La Campaa Internacional para Abolir las Armas Nucleares adopt una nueva estrategia para atraer la participacin activa de ciudadanos y dirigentes polticos en busca de una prohibicin mundial de las ojivas letales.

El perfil de la estrategia fue destacada en una conferencia de los responsables de la campaa, conocida como ICAN por las siglas en ingls, en la ciudad turca de Estambul, donde se indic que la propuesta es contribuir a sensibilizar a la opinin pblica y a las autoridades sobre las consecuencias de las detonaciones atmicas.

ICAN, una coalicin de 286 organizaciones no gubernamentales de 68 pases que trabajan por la desaparicin del arsenal nuclear del planeta, se ha comprometido a ir ms all de la retrica e invita a gobiernos sensibles ante el tema a que tome medidas concretas.

Con ese fin prepara un foro internacional de la sociedad civil para el 2 y 3 de marzo en Oslo, al que seguir una conferencia de expertos sobre la amenaza nuclear militar, organizada por el gobierno de Noruega con el apoyo de otras 16 naciones.

"Funcionarios de pases con armas atmicas nos dicen constantemente que no es posible cumplir con el Tratado de No Proliferacin Nuclear (TPN) en trminos prcticos", dijo a IPS la coordinadora de ICAN para Europa, Medio Oriente y frica, Arielle Denis, en la rueda de prensa del sbado 26 en Estambul.

"Nuestra postura es que hay antecedentes de tratados internacionales que llevaron a la prohibicin de otras armas letales. Si la comunidad mundial logr prohibir las minas terrestres y las bombas de racimo, tambin podr con las armas nucleares", explic.

La coalicin de organizaciones sostiene que cualquier pas, aun los que tienen armas atmicas, pueden ser objeto de un ataque nuclear en el nuevo contexto geopoltico, que alienta la proliferacin de los (llamados) estados dscolos y de organizaciones terroristas.

"Aunque no se han utilizado bombas atmicas desde 1945, el ciberterrorismo hace realista la explosin de una ojiva nuclear", observ Denis.

El principal aspecto de la estrategia es la cuestin humanitaria de una detonacin nuclear, aun de una sola.

ICAN public un informe en 2012 sobre los daos inmediatos y a largo plazo en las poblaciones locales. Las ondas de un estallido que se desplazan cientos de kilmetros en una hora son letales para quienes estn cerca de la detonacin, que suelen vaporizarse por la intensa presin y calor. Ms lejos, las vctimas padecen la falta de oxgeno y el exceso de monxido de carbono, daos pulmonares y auditivos y hemorragias internas.

Pero las consecuencias de la radiacin se sienten a distancias aun mayores. Esto afecta a la mayora de los rganos del cuerpo con consecuencias que duran dcadas y con alteraciones genticas para las vctimas y sus descendientes.

Ese anlisis coincide con estudios realizados por el gobierno de Estados Unidos e instituciones de investigacin durante los aos 70 y la ltima dcada.

En caso de un ataque nuclear que involucre tres misiles de potencia media contra una base de misiles balsticos intercontinentales en "el cinturn agrcola" de Estados Unidos, que abarca la regin centro- norte, se calcul que podra haber entre 7,5 y 15 millones de muertos y entre 10 y 20 millones de personas gravemente heridas.

El aspecto humanitario de la poblacin superviviente sera prcticamente imposible de manejar, pues la radiactividad existente obligara a reubicar a unas 40 millones de personas lo ms lejos posible. La reubicacin llevara de varias semanas a aos.

El "cinturn agrcola" de Estados Unidos es una zona rural. Europa tiene el triple de densidad poblacional que Estados Unidos, y una detonacin nuclear tendran un impacto humanitario ms catastrfico all.

La ICAN se basa en el TPN, suscrito el 1 de julio de 1968 en Nueva York y gradualmente ratificado por 189 estados, entre los que no estn India ni Pakistn ni Israel. Su validez fue ampliada por tiempo indefinido en mayo de 1995.

Los pases signatarios estn divididos por estados nucleares y no nucleares. El primer grupo est integrado por China, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaa y Rusia, los mismos miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la Organizacin de las Naciones Unidas (ONU).

El artculo VI del TPN alienta a las partes a celebrar "negociaciones de buena fe sobre medidas efectivas relativas al cese de la carrera de armas nucleares cuanto antes y al desarme nuclear", y "sobre un tratado de desarme general y completo bajo un estricto y efectivo control internacional".

"El desarme debe ser general y completo", puntualiz Denis. "En los aos 90 hubo cierta ambigedad en el TPN al respecto, pero fue aclarado por el derecho internacional, y todos los estados signatarios deben comenzar negociaciones para desmantelar sus armas nucleares", subray.

Estados Unidos siempre interpret que ese artculo no era obligatorio para las partes. Pero la Corte Internacional de Justicia declar el 8 de julio de 1996: "existe una obligacin de buscar de buena fe y lograr negociaciones que lleven a un desarme nuclear en todos sus aspectos bajo un estricto y efectivo control internacional".

La falta de una clara voluntad de los estados nucleares de sentarse en la mesa de negociaciones alent a organizaciones de la sociedad civil, que conforman la ICAN, a concientizar a ciudadanos y dirigentes polticos del mundo sobre la amenaza de mantener arsenales atmicos.

La cantidad de ojivas nucleares se redujo de forma drstica tras el fin de la Guerra Fra, a principios de los aos 90, de 60.000 a 19.000, pero a la ICAN le preocupan las continuas mejoras tecnolgicas de esas armas.

El gasto nuclear en Estados Unidos ascendi a 61.300 millones de dlares en 2011, 10 por ciento ms que el ao anterior.

Los nueve pases que se sabe, o se sospecha, tienen armamento nuclear aumentaron en 15 por ciento su gasto en el mismo periodo, que asciende a 105.000 millones de dlares.

Desde 1958, Israel adopt una poltica de no confirmacin y no negacin sobre su arsenal nuclear.

"El nivel de gasto es un fuerte indicio de que los pases con armas nucleares no tienen intenciones de deshacerse de ellas en breve", alert Denis. "Los gobiernos de esos estados dicen que desmantelarn sus arsenales en cuanto los otros hagan lo mismo. Es un crculo vicioso sin fin", se lament.

Fuente: http://www.ipsnoticias.net/nota.asp?idnews=102305



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter