Portada :: Espaa :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-02-2013

LOMCE de Wertgenza (IV)
El talento de segregar

Enrique Javier Dez Gutirrez
Rebelin


La LOMCE es una ley profundamente clasista y segregadora. Sorprende la nula relevancia que se da a la funcin de cohesin e integracin social de la educacin, especialmente importante en el caso de la educacin bsica, as como que no se incluya como objetivo prioritario el xito educativo de todos los estudiantes para garantizar la igualdad de oportunidades. Bajo el paraguas de la existencia de diferentes talentos en el alumnado, lo que se pretende realmente, mediante vas paralelas e itinerarios cerrados, romper el actual tronco comn en la escolaridad bsica, comn y obligatoria, desviando y segregando al alumnado con mayores dificultades haca vas devaluadas e itinerarios segregadores.

Parte de algo consabido, todo el mundo tiene talentos, pero especifica que stos son de distinto tipo. Cuando lo concreta parece que unos tienen talento para el xito escolar que son los que iran a los itinerarios acadmicos en secundaria- y otros lo tienen para el trabajo manual los destinados a la formacin profesional o a los programas de formacin profesional bsica-. Cierto que no se puede tratar igual a los que son diferentes. Pero ese principio no debe estar orientado a excluir a las personas con mayores dificultades, sino a poner los medios necesarios para poder integrarlas.

El trmino talento, infrecuente en la literatura pedaggica contempornea, recuperado de la terminologa bblica para utilizarlo en esta Ley se orienta en un sentido innato y selectivo que es contrario al principio y la orientacin bsica de la pedagoga y la psicologa actual: toda persona tiene capacidad y deseo de aprender a lo largo de toda la vida. Es un profundo error cientfico seguir creyendo en el siglo XXI que se nace con talento o no, o unos con un talento muy reducido y otros con un talento extraordinario, y que la educacin no puede cambiar ese hecho, slo colocar a cada quien en el carril correspondiente al talento que le ha tocado. Unos en el carril de los estudios de excelencia y otros en el carril de la formacin para el trabajo. Este prejuicio sin fundamento es el que ha asentado, hasta pocas recientes, que a los deficientes psquicos no se les educaba, porque se consideraba que era un esfuerzo intil. No podemos volver a prejuicios ya superados sobre el modelo de los supuestos talentos que considera la inteligencia como algo innato e inamovible y que hay que clasificar a los sujetos para dar a cada uno una va diferente segn el juicio que se determina en edades tempranas. Esto fue lo que llev a determinar a temprana edad que Albert Einstein no tena talento y era un fracaso escolar. Lo que la escuela debe contribuir es a desarrollar la capacidad de apasionarse por el aprendizaje de todos los jvenes. Esto slo es posible a travs de un proceso de aprendizaje motivador que facilite realmente que todos los jvenes puedan desarrollar su inteligencia hasta el mximo de sus potencialidades.

Los itinerarios que plantea esta reforma son la va para seleccionar y clasificar cuanto antes al alumnado, desgajndolo del tronco comn en educacin. Itinerarios que son una restauracin de la LOCE de Aznar y que no conducen a reducir el abandono y el fracaso escolar, como se pretende hacernos creer, sino a eliminar progresivamente la igualdad de oportunidades y la formacin comn durante la etapa obligatoria.

Los datos internacionales confirman sistemticamente que los pases con buenas puntuaciones en PISA, como los pases nrdicos, poseen tambin un alto grado de comprensividad (es decir, sin vas selectivas y diferenciadoras en la enseanza secundaria obligatoria). Es ms, los pases que segregan a edades tempranas tienen resultados menos igualitarios, es decir, hay mayor conexin entre el estatus socioeconmico de la familia y los resultados escolares. La mayor parte de Europa eligi el camino contrario hace aos no slo porque el otro era injusto, pues sobra evidencia de que condena al alumnado de familias en desventaja, sino porque era ineficaz, pues privaba a la sociedad de una reserva de talento. El informe del 2012 de la OCDE titulado Equity and Quality in Education: Supporting Disadvantaged Students and Schools, muestra cmo la equidad y los buenos resultados acadmicos van de la mano.

La LOMCE implanta de hecho diferentes itinerarios desde casi el comienzo de la ESO. Con el denominado eufemsticamente Programa de mejora del aprendizaje y el rendimiento en 2 y 3 de la ESO, es decir desde los 13 aos, agrupando al alumnado que haya repetido al menos un curso y quienes tienen dificultades, ofrecindoles un currculo devaluado, algo que har muy difcil incorporarse a 4 de ESO desde este programa y superar posteriormente la revlida para obtener el ttulo de ESO. Por lo que parece buscarse que este programa acabe siendo la va natural hacia la nueva Formacin Profesional Bsica, otro segundo itinerario.

La Formacin Profesional Bsica (FPB) sustituye a los actuales PCPIs (Programas de Cualificacin Profesional Inicial). Mientras que los PCPIs estaban dirigidos a dar una oportunidad al alumnado con mayores dificultades de aprendizaje para evitar el fracaso escolar al final de la escolarizacin obligatoria (mayores de 16 aos) y conducan a la obtencin del ttulo de Graduado en Educacin Secundaria, la FPB se adelanta a partir de segundo curso de la ESO, a los 15 aos, si se ha repetido. No da acceso directo a la Formacin Profesional de grado medio y, aunque contempla en el 2 borrador la posibilidad de adquirir el ttulo de Graduado, no propone medidas adecuadas para que esa posibilidad pueda hacerse realidad, algo que condena de hecho a este alumnado a la marginacin social, pues no le permite continuar sus estudios o insertarse en el mundo laboral con una mnima titulacin bsica. Adems no sera una opcin muy excepcional (como los PCPI) sino una va ancha para conducir de forma masiva hacia la FPB a un alumnado muy joven. Esta filosofa segregadora del PP se trasluca muy claramente en el primer redactado del anteproyecto en donde se propona empujar a estos programas a los que tuvieran una situacin socioeconmica desfavorable, equiparando pobreza y poca capacidad para el estudio.

La separacin tajante de cuarto de ESO en dos vas, la de enseanzas acadmicas, que conducir al Bachillerato, y la de enseanzas aplicadas, que conducir a la Formacin Profesional, continuar con la diferenciacin temprana del alumnado. De hecho se adelanta la va hacia la formacin profesional a 3 de ESO, a travs de asignaturas optativas, para que en 4 los itinerarios hacia la FP o el Bachillerato estn "bien diferenciados", derivando cuanto antes a la poblacin escolar con mayores dificultades o menos recursos hacia la FP de grado medio, convirtindola de nuevo en una va de segunda categora. Impidiendo adems que se pueda pasar de una opcin a otra.

Estos itinerarios suponen una segregacin clasista, un ataque directo a la compensacin de las desigualdades de origen. Cuanto antes se segrega ms se atenta contra la igualdad de oportunidades y se niega la capacidad de cambio de nios y nias y adolescentes. Por ello la filosofa de este modelo educativo del PP apunta claramente a generar ms desigualdades y favorecer una sociedad an ms clasista que la existente.

Enrique Javier Dez Gutirrez. Profesor de Didctica y Organizacin Escolar de la Universidad de Len y Coordinador del rea Federal de Educacin de IU

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter