Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-02-2013

Corrupcin en el reino del Borbn
La obra de teatro de Rajoy se desarrolla entre la indencencia propia y la vergenza ajena

Pedro Antonio Honrubia Hurtado
Kaosenlared


Rajoy se niega a dimitir, asegura que todo lo publicado en los "papeles de Brcenas" es falso, anuncia que se publicarn las declaraciones de la renta de los sealados y, en tono de homila, se presenta como un servidor del pueblo que pierde dinero con la poltica.

La esperada comparecencia de Mariano Rajoy se ha desarollado tal y como estaba prevista. Ante la ausencia de periodistas que pudieran "interrogar" al Presidente del gobierno por sus declaraciones, el acto ha sido un puro teatro que ha transcurrido entre la indencia propia y la vergenza ajena.

Indecencia propia porque, lejos de asumir responsabilidades o anunciar dimisiones, el presidente del gobierno ha negado todo y, pese a las evidencias, no ha considerado oportuno contemplar, si quiera como una posibilidad, que haya personas en su partido implicadas en este escndalo de financiacin irregular y corrupcin orgnica generalizada en el partido que actualmente sostiene al gobierno del estado.

Vergenza ajena porque ha sido capaz de insinuar, incluso, que el Partido Popular es implacable con los corruptos, cuando desde que se empezaron a conocer informaciones sobre la trama Grtell ha hecho todo lo posible por dificultar la investigacin, ha quitado importancia a los hechos probados e incluso llegaron a defender con uas y dientes la inocencia de Brcenas, a quien las presiones del PP a la justicia posibilitaron hasta un archivo temporal del caso, lo que fue recibido por algunos de los principales responsables de la organizacin como una victoria poltica.

Y teatro porque, al fin y al cabo, la intervencin no ha sido ms que un espectculo televisivo donde un actor se ha subido al escenario para interpretar el papel de vctima de una conspiracin contra los intereses de un partido poltico, con un discurso lleno de incoherencias, medias verdades, retrica emocional populista y algunas mentiras evidentes que, de por s, demuestran el carcter fiticio de todo lo dems.

"Y ahora quedo a disposicin de vuestras preguntas". La ltima frase del discurso de Mariano Rajoy, que iba dirigida a los suyos pero no a los periodistas ni a los ciudadanos, recoge a la perfeccin lo que ha representado esta comparecencia para la realidad poltica del estado. Es decir, absolutamente nada. Un discurso de consumo interno para sus afiliados y palmeros, del cual no se puede sacar otra conclusin que no sea que, ya sin ningn lugar a dudas, el gobierno est en manos de un grupo de personas que toman a la ciudadana por un cero a la izquierda, y que estn dispuestos a defender su corrupcin hasta las ltimas consecuencias.

Rajoy ha negado que haya cobrado sobresueldos del PP en dinero negro o que dirigentes de su partido hayan percibido "dinero en metlico" que han "ocultado al fisco" y se ha comprometido "personalmente" a desplegar la mxima transparencia, facilitando "todo aquello que sea preciso para que resplandezca la verdad" y no quede la "menor sobra de duda".

En esta lnea ha avanzado que la prxima semana sus declaraciones de la renta sern pblicas en la pgina web de Moncloa. "Transparencia total de todo lo que personalmente me afecta y afecta al partido y a sus dirigentes y me refiero a declaraciones de renta y patrimonio y cuanto sea relevante", ha enfatizado. Teniendo en cuenta que los cobros en B son precisamente eso, cobros en B, es decir, dinero no declarado a hacienda y que, como tales, no queda recogido de manera oficial en la declaracin de la renta, es lo menos que se poda esperar.

Si hasta eso hubiesen negado, el escndalo hubiera pasado ya de ser maysculo a ser directamente una tomadura de pelo y un ataque a la inteligencia de las personas. No obstante, solo en casos en los que la persona afectada hubiera descuidado su preocupacin por no dejar huellas de sus tropelas, cosa alto complicada a estos niveles de rentas y corrupcin, la declaracin de la renta podra dar lugar a algn tipo de evidencia que demuestre los cobros en B que los papeles de Brcenas atribuyen a los implicados. Cosa que, obviamente, dificilmente pasar. Las declaraciones de un tal Daz Ferrn, por ejemplo, le salan a devolver, mientras cobrara 100.000 euros al mes den negro. No hace falta decir ms.

Rajoy ha proseguido su actuacin afirmando que esas notas publicadas en la prensa no se sabe "de donde salen" o quien las ha puesto en "circulacin" pero han dado pie "a toda clase de infundios" e "inflaman el farisesmo ms descarado por parte de quienes piensan que tienen algo que ganar en este ro revuelto", al tiempo de poner el punto tragicmico a su interpretacin cuando, en una diatriba propia del mejor Berlusconi, ha afirmado que estar en poltica le hace "perder dinero".

"Nunca he recibido dinero negro, ni en este partido, ni en ninguna parte. No tengo nada que ocultar. No temo a la verdad. Vosotros sabis que no he venido a la poltica ni a ganar dinero ni a engaar a Hacienda", explicando que tiene una profesin al margen de la poltica, la de registrador de la propiedad, a la que se dedicara si quisiera ganar dinero, algo que, segn ha asegurado, se estaba viendo obligado a decir pero con "pudor".

"No quisiera tener que decirlo, pero me estn obligando. Yo s ganarme la vida", ha sealado. Terminando con una de esas expresiones que son propias de pasar a la posteridad como lo mejor y ms recordado de la obra de teatro: "Ocurre que para m el dinero no es lo ms importante en esta vida. Para otros, no lo s". A la altura, no lo negaran, de aquel "A Dios pongo por testigo que no volver a pasar hambre", cuando menos.

En definitiva, una mala obra de teatro que no pasar a la historia por su importancia o su trascendencia poltica, pero que deja a los ciudadanos con la sensacin de que les gobierna una organizacin que ha actuado y acta con caractersticas muy similares a cualquier organizacin mafiosa. Y adems sin preguntas...

Fuente: http://www.kaosenlared.net/component/k2/item/45833-la-obra-de-teatro-de-rajoy-se-desarrolla-entre-la-indencencia-propia-y-la-verg%C3%BCenza-ajena.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter