Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Revoluciones en el mundo rabe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-02-2013

Siria
Barbarie interna, barbarie regional

La Jornada


Con el recuerdo fresco del ataque efectuado por el ejrcito israel el pasado mircoles contra un centro de investigacin militar en la frontera sirio-libanesa que arroj un saldo de dos muertos y cinco heridos, diversos medios internacionales la revista estadunidense Time, el rotativo britnico The Times y la prensa israel difundieron ayer que Estados Unidos dio luz verde al rgimen de Tel Aviv para realizar ese tipo de incursiones militares en territorio sirio, con el supuesto fin de impedir el flujo de armas a grupos combatientes en el conflicto que ha ensangrentado la nacin levantina desde hace dos aos, y que ha cobrado cerca de 70 mil muertos.

Dicha informacin da cuenta, en primer lugar, de una escalada indeseable y peligrosa en la intervencin que Washington y sus aliados han venido desarrollando en el conflicto sirio: segn puede verse, dicha intromisin ha pasado de las acciones veladas de desestabilizacin en contra de un rgimen el encabezado por Bashar Assad al apoyo explcito de las acciones blicas en contra de un Estado soberano. La perspectiva es tanto ms desoladora si se toma en cuenta que entre Tel Aviv y Damasco persiste un estado de guerra formal, cuya resolucin ha quedado pendiente ante la ausencia de un tratado de paz entre ellos y ante la negativa del primero a devolver a Siria los Altos del Goln ilegalmente ocupados desde la Guerra de los Seis Das en los trminos de las resoluciones 242 y 497 del Consejo de Seguridad de la Organizacin de Naciones Unidas.

Con el teln de fondo de la debilidad que padece el gobierno de Assad, y de la creciente prdida de contrapesos regionales al gobierno de Tel Aviv, el respaldo de Washington al belicismo israel podra sembrar en las autoridades del Estado hebreo la falsa impresin de que es el momento propicio para emprender una guerra regional que les ayude a reconfigurar, a su gusto y conveniencia, el tablero geopoltico de Oriente Prximo.

Ahora bien, aun si el gobierno de Damasco acorralado en el frente interno fuera incapaz de hacer frente a una eventual agresin israel, no puede desestimarse que semejante cruzada blica enfrentara la resistencia de los aliados regionales de Assad, empezando por el gobierno de Irn y por la milicia libanesa Hezbol. El saldo de una intervencin militar de Tel Aviv en Siria sera, pues, obligadamente desolador y trgico para todos los involucrados, por cuanto multiplicara el nmero de muertos en la nacin rabe, llevara a una escala internacional la barbarie que se desarrolla en Siria y acabara por provocar bajas tanto de combatientes como de civiles en todos los frentes.

Ante los indicios de que Estados Unidos alienta la posibilidad de un derramamiento de sangre mayor en Siria y en la regin, es necesario que los integrantes del Consejo de Seguridad de la ONU exijan contencin y prudencia a los halcones de Washington y de Tel Aviv.

Fuente original: http://www.jornada.unam.mx/2013/02/03/edito



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter