Portada :: Cultura :: Cine
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-02-2013

La violacin de los derechos humanos en las pelculas

Vicen Navarro
Sistema Digital


La captura y muerte del enemigo n 1 de EEUU, Osama Bin Laden, ha dado origen a toda una serie de pelculas sobre tal operacin militar que probablemente tendrn un gran xito de taquilla no slo en EEUU, sino tambin en otros pases que vivieron atemorizados por el terrorismo practicado por las fuerzas polticas lideradas por tal personaje. Estas pelculas son un intento de idealizar la capacidad de los servicios llamados de seguridad del establishment estadounidense para conseguir lo que desean, sea el lugar que sea, y como sea.

Independientemente de las simpatas o antipatas que uno tenga hacia tal tipo de pelculas, en lo que s deberan coincidir todas las personas respetuosas con los Derechos Humanos es en la necesidad de denunciar comportamientos como la tortura- que se promocionan en muchas de estas pelculas. As, en una de las pelculas de mayor taquillaje sobre la captura y muerte de Osama Bin Laden, se justifica e incluso aplaude la tortura de aquellos elementos de la fuerza terrorista que, segn la pelcula, dieron informacin valiossima para localizarle. Esta promocin de la tortura ha creado una protesta que ha ido ms all de los crculos intelectuales de base acadmica que tienden a monopolizar la temtica de los Derechos Humanos. Incluso voces conservadoras dentro del Congreso de EEUU, como el Senador John McCain, candidato a la presidencia de EEUU en las elecciones del 2008 por el Partido Republicano, han denunciado este canto a la tortura que han significado algunas de estas pelculas. En realidad, ninguna de las informaciones de la campaa de captura de Bin Laden que se consideran vlidas fue obtenida a travs de la tortura. Antes al contrario. Tal informacin -la mayora falsa- cre una gran confusin, retrasando la operacin. Expertos en temas de informacin y comunicacin del propio gobierno federal de EEUU as lo han atestiguado.

Pero lo que incluso ha creado ms protesta entre la comunidad cientfica y acadmica, que no ha tenido visibilidad en los medios de mayor difusin espaoles, ha sido la utilizacin de las campaas de salud pblica para obtener informacin (que ocurri en la bsqueda y captura de Bin Laden). A partir de la publicacin de algunos de los detalles de tal operacin, se descubri que las agencias responsables de tal operacin haban utilizado supuestas campaas de vacunacin de la poblacin para obtener datos sobre el ADN de nios e infantes en reas donde se sospechaba que viva Bin Laden, a fin de localizar su vivienda, donde resida con familiares, incluidos sus hijos.

La obtencin de datos para fines militares o policiales, utilizando como instrumento campaas de salud pblica, compromete a todas estas campaas, que pasan a ser percibidas como objetivos militares por el enemigo. El conocimiento de tales prcticas ha tenido un impacto negativo inmediato, incluyendo el asesinato de ocho trabajadores de los servicios de vacunas de las Naciones Unidas en Pakistn, que estaban realizando programas de vacunaciones reales, y no ficticias como las realizadas en Pakistn por aquellas agencias de EEUU. Varias asociaciones y ONGs de ayuda humanitaria, que incluan programas de salud pblica, han tenido que abandonar aquel pas, temerosos de que las fuerzas prximas a Al Qaeda las consideren instrumentos de los servicios de inteligencia del Gobierno federal de EEUU.

Los decanos de las doce escuelas de salud pblica ms importantes de EEUU han escrito una carta de protesta al Presidente Obama por utilizar los servicios sanitarios y de salud pblica como instrumentos de las agencias de inteligencia del gobierno federal. Tal como indican tales cientficos, los servicios de salud pblica deben considerarse como instrumentos nica y exclusivamente orientados hacia la salud y deben, no slo serlo, sino tambin ser percibidos como tales. Cualquier variacin de ello hace un dao inmenso a todos los servicios sanitarios. Existen normas de conducta, incluso en los conflictos armados, que deben respetarse. Es ms que preocupante, cuando se hacen pelculas en las que se ensalzan y/o justifican tales violaciones de los cdigos de conducta y que estos comportamientos no se denuncien.




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter