Portada :: Colombia :: Derechos Humanos en Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-02-2013

Militares procesados por ejecuciones extrajudiciales siguen recibiendo privilegios

Humanidad Vigente
Agencia Prensa Rural


El pasado 28 enero de 2013 estaba programada la continuacin de la audiencia de juicio que haba sido suspendida en diciembre de 2012. Sin embargo, fue pospuesta nuevamente en razn a que los cinco militares acusados de ejecutar extrajudicialmente a un campesino, no fueron trasladados a la sala donde se llevara a cabo la diligencia judicial a pesar que la solicitud de remisin se haba enviado por el juez desde el 10 de diciembre de 2012 a la crcel de mxima seguridad de la Dorada, Caldas.

A pesar de las denuncias hechas por revista semana en abril de 2011, con el escndalo de "Tolemaida Resort", el seguimiento a los casos de militares acusados por ejecuciones extrajudiciales, demuestra que en 2013 siguen gozando de privilegios como seguir en el servicio activo y recibir sueldo, adems de ser recluidos en guarniciones militares, desconociendo los principios legales que establecen que cuando un militar es procesado por hechos que no estn ligados al servicio y constituyen graves violaciones a los derechos humanos, las guarniciones militares no son los establecimientos carcelarios habilitados para su privacin de libertad.

Los soldados Arley de Jess Julio, Elver Luis Mendoza Ruz, Luciano Rojas Jaramillo, Luis Antonio Luque y Eloy Fernando Ortz, estn siendo procesados por el delito de homicidio en persona protegida, por hechos ocurridos el 8 julio de 2008 en zona rural de Yond, Antioquia, cuando el campesino Aicardo Antonio Ortz, de 58 aos, fue asesinado en su propia casa y luego presentado por el Ejrcito como "baja en combate". El juicio oral que desde 2009 se adelanta en su contra se ha caracterizado por dilaciones injustificadas, estrategias defensivas desleales, hostigamiento e intimidacin a testigos e incluso a representantes de las vctimas y fiscales.

Dilatan juicio por cambio de sitio de reclusin

El pasado 28 enero de 2013 estaba programada la continuacin de la audiencia que haba sido suspendida en diciembre de 2012. Sin embargo, fue pospuesta nuevamente en razn a que los soldados procesados no fueron trasladados a la sala donde se llevara a cabo la diligencia judicial a pesar que la solicitud de remisin se haba enviado por el juez desde el 10 de diciembre de 2012 a la crcel de mxima seguridad de la Dorada, Caldas.

No obstante, slo hasta el 28 de enero de 2013 el juez fue informado que estos cinco militares fueron trasladados desde el 27 de diciembre de 2012 a la escuela de artilleria, cantn sur en la ciudad de Bogot.

Los militares, haban sido recluidos en el pabelln de servidores y exservidores pblicos de la crcel de la Dorada, por decisin del juez del caso, quien constat entre otros hechos, que los traslados a las audiencias de los acusados, no eran lo suficientemente rigurosos, lo cual les permita desplazarse libremente por el complejo judicial, y tener tener contacto directo con las vctimas y los testigos.

La falta de informacin y comunicacin gener una nueva dilacin en el juicio, por lo que el juez orden compulsar copias para que se investigue la actuacin "negligente y omisiva del director de la crcel de mxima seguridad de la Dorada, Caldas", quien no notific al despacho que los internos haban sido trasladados, a pesar de que la solicitud de remisin hecha por despacho se present con anticipacin y de manera reiterada.

As mismo, solicit investigar al mayor Jhon Edwar Pedraza Valenzuela, comandante del cantn sur en donde se encuentran actualmente los militares. Al respecto el juez seal que "la judicatura encuentra con preocupacin el hecho de que se haya procedido de esa manera, sin informarle al despacho lo relativo al traslado de estos miembros del ejrcito".

El juez manifest que adems el jefe de remisiones del cantn sur, sargento segundo Giovanni Vargas, "al recibir las hojas de vida de los miembros del ejrcito o personas que han de ser recluidas debe verificar si existen solicitudes pendientes respecto de cada uno de ellos, por lo se que advierte que han incurrido en una omisin que amerita la compulsa de copias para que se investigue la actuacin".

Nuevamente, la actuacin omisiva y negligente de los funcionarios militares, ocasion que se suspendiera la audiencia hasta el mes de febrero de 2013.

Beneficios a quienes cometen graves violaciones a los derechos humanos

En agosto de 2011, los soldados procesados solicitaron el cambio de centro de reclusin pidiendo un trasladado a una reclusin militar, desconociendo los principios legales que establecen que cuando un militar es procesado por hechos que no estn ligados al servicio y constituyen graves violaciones a los derechos humanos, las guarniciones militares no son los establecimientos carcelarios habilitados para su privacin de libertad.

Entre los argumentos para solicitar su traslado, los militares alegaron que se encuentran en servicio activo y devengando salario, y para demostrarlo anexaron certificaciones expedidas por la Jefatura de Desarrollo Humano del Ejrcito Nacional, incluso uno de los soldados anex como soporte una decisin interna del Ejrcito donde le informa que se le asign un cupo en la guarnicin militar de Tolemaida.

Contra el concepto emitido por el juez del caso, en enero de 2013 los dems sujetos procesales, includo el juez, fueron sorprendidos con la decisin que tom el INPEC al acceder a dicha solicitud y que hoy tiene gozando de privilegios ilegales a cinco militares en la escuela de artilleria, cantn sur.


Fuente: http://prensarural.org/spip/spip.php?article10154



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter