Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Israel
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-02-2013

El Estado de Israel y el uso de Depro-Provera

Mireille Fanon-Mendes-France
Rebelin

Traducido del francs por Beatriz Morales Bastos.


El racismo [...] no es ms que un elemento de un conjunto ms amplio: el de la opresin sistemtica de un pueblo, Frantz Fanon [1]

Desde hace ms de dos aos la sociedad israel es informada de que se ha impuesto un control anticonceptivo a las mujeres que quieran emigrar de Etiopa a Israel. La alternativa que se les ofrece es o bien aceptar que se les inyecte Depro-Provera (oculta bajo el termino vacuna) o la imposibilidad de salir de Etiopa.

El documental Vacuum, dirigido por Gab Gabay y difundido por la televisin israel en el programa Educacin, revel este horrible chantaje que atenta contra uno de los derechos fundamentales inderogables de los derechos humanos (la no discriminacin con su coronario de igualdad) e instaura una discriminacin racial institucionalizada que acepta as que estas futuras ciudadanas israeles sean tratadas de manera diferente de las dems ciudadanas israeles. Durante 8 aos se oblig a 35 mujeres a aceptar que se les inyectara Depo-Provera, un agente anticonceptivo de larga duracin [2]. Adems, durante el censo y anlisis de la cantidad de nacimientos se haba constatado una disminucin de los concernientes a las mujeres de origen etope. La explicacin a ello es la utilizacin obligatoria del Depro-Provera.

Esta obligacin inaceptable e increble est en contradiccin con los Artculos 2 y 4 de la Basic Laws [Leyes Fundamentales de Israel] [3] firmadas en 1992 por el presidente del Estado Chaim Herzog, por el primer ministro Yitzhak Shamir y por el portavoz del Knesset [Parlamento israel] Dov Shilansky. Estos dos artculos se refieren a la preservacin y proteccin de la vida, del cuerpo y de la dignidad.

Pero tambin entra en contradiccin con las normas imperativas internacionales que el Estado de Israel acept respetar no solo adoptndolas e implantando algunas de ellas en su legislacin nacional sino, sobre todo, desde el momento en que este Estado acept, por medio de la Resolucin 181 [4], formar parte de la comunidad internacional.

El derecho a la no discriminacin se basa en el postulado de la igual dignidad entre todos los seres humanos, afirmado en la Declaracin Universal de Derechos Humanos y tambin codificado en la Convencin sobre la Eliminacin de Toda Forma de Racismo (Artculo 1), al igual que se precisa en el Pacto Internacional sobre Derechos Civiles y Polticos (Artculo 2.1) y en el concerniente a los derechos econmicos, sociales y culturales (Artculo 2.2). Estos instrumentos fueron adoptados por el Estado de Israel, aunque hiciera algunas reservas que no conciernen a los artculos citados como referencia. Hay que recordar que el CERD [siglas en ingls de Comit para la Eliminacin de la Discriminacin Racial] precisa en sus Recomendaciones Generales 14(42) [5] que la diferencia de tratamiento podra considerarse legtima si los criterios para esta diferenciacin no son contrarios ni a los objetivos ni a la persecucin de los objetivos de la Convencin sobre la Eliminacin del Racismo y de la Discriminacin. Segn las recomendaciones generales del CERD, con la voluntad de controlar por medio del chantaje los nacimientos provenientes nicamente de mujeres procedentes de Etiopa, esta diferencia de trato constituye, efectivamente, una discriminacin puesto que los objetivos del control de natalidad se han decidido en base al origen, la etnia, el color y la raza, lo que es contrario a esta Convencin.

En marzo de 2012 el Comit para la Eliminacin de la Discriminacin Racial haba mostrado su alarma por las muchas discriminaciones de las que son vctima los israeles de origen etope y particularmente las mujeres, y haba hecho unas recomendaciones [6] al Estado de Israel. Un mes antes la Oficina de la ONU para la Coordinacin de Asuntos Humanitarios, IRIN, haba publicado un informe [7] abrumador sobre las dificultades econmicas de los israeles de origen etope.

Pocas voces se han alzado en contra de esta discriminacin institucionalizada. Entre las que lo han hecho se puede citar la de la Asociacin por los Derechos Civiles de Israel (ACRI, por sus siglas en ingls). Desde que se anunci el director general del ministerio de Sanidad, Roni Gamzu, pidi a los gineclogos que dejaran de administrar estas inyecciones. Pero, durante cunto tiempo?

Esta informacin, que fue revelada por la Televisin y despus retomada por varios artculos en el diario Haaretz [8] [9], pero tambin en The Times of Isral [10] entre otros, demuestra el estado de perdicin moral de la sociedad israel en el que es posible establecer una discriminacin racial inspirada por un estado de nimo puramente segregacionista debido a una supuesta diferencia de raza, lo que implica que las mujeres etopes podran alterar la poblacin israel al traer al mundo nios negros o mestizos. Hay que precisar que el concepto de raza solo se basa en una ideologa cuyas bases arbitrarias y discriminadoras nicamente se utilizan para justificar una diferencia cultural por medio de una diferencia fsica.

No hay que negar el hecho de que una gran mayora de la sociedad israel est globalmente de acuerdo con el mantenimiento del orden racial jerrquico que podra ser puesto en tela de juicio por una transformacin demogrfica y el espacio que ocupan en el espacio pblico las poblaciones de origen africano. Ningn actor poltico convencional discute este orden racista. Al contrario, existe un consenso poltico contra estas minoras a las que se querra confinar en las periferias de los centros urbanos, en la periferia del poder y en la periferia de la economa. En la poca del apartheid en Sudfrica el gobierno adopt el sistema de control de la natalidad por medio del establecimiento de programas del mismo tipo. Segn escribe Carol E. Kaufman [11], muchas personas negras consideraban estos programas un smbolo de dominacin racial y estas actitudes iban acompaadas de informes generalizados de abusos, informacin errnea y coaccin que acompaaban al coste personal y social de uso de anticonceptivos.

Ante este Estado enfermo, tanto con relacin a sus propios ciudadanos como a los Palestinos de 1948 y los palestinos de los territorios ocupados ilegalmente, es ms que el momento de que los Estados miembros de la comunidad internacional denuncien los muchos excesos de los que es culpable este Estado y de que hagan todo lo posible para que responda ante las instancias de la ONU y nacionales. Al no hacer realidad estas posibilidades, que son otras tantas expresiones de sus obligaciones internacionales, los Estados miembros favorecen y refuerzan la violacin generalizada del conjunto de los derechos humanos, contribuyen a la deslegitimacin de las instancias de la ONU, en particular de la Carta de las Naciones Unidas [12], y a la desregulacin del conjunto de las normas imperativas y a la destruccin de las relaciones internacionales, al tiempo que fijan el falso concepto de pureza de raza y refuerzan la institucionalizacin de una xenofobia de Estado.

Notas:

[1] Frantz Fanon, Pour la rvolution africaine, uvres, Editions La Dcouverte, octubre de 2011. [Existe una traduccin al castellano de Demetrio Aguilera Malta, Por la revolucin africana: escritos polticos, Mxico, Fondo de Cultura Econmica, 1965.]

[2] Depo-Provera es una conocida marca de acetato de medroxiprogesterona , una inyeccin anticonceptiva para mujeres que contienen la hormona progesterona. Se administra como inyeccin cada tres meses. Suprime la ovulacin y mantiene a los ovarios sin ovular. Tambin espes a la mucosidad cervical para impedir que el esperma llegue al vulo.

[3] Art 2. No habr violacin de la vida, el cuerpo o la dignidad de ninguna persona como tal; Art 4. Toda persona tiene derecho a la proteccin de su vida, cuerpo y dignidad, aprobadas por el Knesset el 17 de marzo de 1992, publicadas el 25 de marzo de 1992; la Ley y la Nota Explicatoria se publicaron e n Hatza ot Chok, N 2086 of 5752, p. 60.

[4] Plan de particin de Palestina elaborado por UNSCOP, aprobado por la Asamblea General de la ONU, en Nueva York el 29 de noviembre de 1947 por medio de la votacin de la Resolucin 181.

[5] CERD, General Recommendation 30 on Discrimination against Non-Citizens, A/59/18, Captulo VIII, prrafo 4.

[6] El Comit recomienda que el partido estatal trate adecuadamente todas la formas de discriminacin racial que afectan a las minoras judas para garantizar que todos los derechos se disfrutan por igual, particularmente en los mbitos del derecho a la educacin, el trabajo y la representacin poltica . El Comit recomienda que el partido estatal preste una atencin especial a la discriminacin relacionada con el gnero que afecta a las mujeres de las minoras judas [] , 21, http://www2.ohchr.org/english/bodies/cerd/docs/CERD.C.ISR.CO.14-16.pdf.

[7] http://www.irinnews.org/Report/94819/ISRAEL-The-tribulations-of-being-an-Ethiopian-Jew.

[8] Why is the birth rate in Israel's Ethiopian community declining? Women say that while waiting in transit camps in Ethiopia they were coaxed into agreeing to injections of long-acting birth control drugs, Talila Nesher , 07:15 09.12.12, Haaretz.

[9] An inconveivable crime; Israel's patronizing and inhumane treatment of Ethiopian women is nothing new, Efrat Yardai, 11:15 11, Haaretz.

[10] Israel changes birth-control policy for Ethiopian immigrants; http://www.timesofisrael.com/israel-changes-birth-control-policy-for-ethiopian-immigrants/.

[11] Reproductive Control in South Africa, Carol E. Kaufman, 1997 N 97, http://www.popcouncil.org/pdfs/wp/97.pdf.

[12] Adoptada el 26 de junio de 1945. Los 192 Estados miembros que la componen estn obligados a honrarla.

Mireille Fanon-Mendes-France es miembro de la Fundacin Frantz Fanon, www.frantzfanonfoundation-fondationfrantzfanon.com

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de los autores mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter