Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-02-2013

Corea del Sur
Reconstruir la izquierda despus de las elecciones

Solidaridad Popular por el Progreso Social


El 19 de diciembre, la candidata del partido conservador en el gobierno, Nueva Frontera (NFP), Park Geun-hye fue elegida presidente de Corea del Sur. Park recibi el 51,6% de los votos, superando al candidato de la oposicin demcrata, el Partido de la Unidad (DUP), Moon Jae-in, en ms del 3% y se ha convertido en el primer candidato presidencial que ha ganado por una mayora superior al 50% desde la introduccin de las elecciones presidenciales directas en 1987.

Los resultados de las elecciones son un duro golpe al movimiento obrero y otras fuerzas progresistas en Corea del Sur. Dada la insatisfaccin popular con la actual administracin de Lee Myung-bak, es difcil para los sindicalistas y activistas dentro y fuera de Corea aceptar el hecho de que el Park, la hija del dictador Park Chung-hee de los aos 60 y 70, haya ganado por un margen tan amplio. Con el objetivo de contribuir al proceso de reagrupacin de la izquierda, este artculo analiza las razones de la victoria de Park y qu significan para la izquierda progresista en Corea estos resultados electorales.

Dos candidatos, una alta participacin

La tasa de participacin del 75,8% de estas elecciones presidencial ha sido la ms alta desde el principio del siglo XXI. Muchos analistas atribuyen la alta participacin a la feroz competencia previa a las elecciones. Por primera vez en la historia de las elecciones de Corea fue una autntica competicin entre dos candidatos: el NFP apoy a Park desde el principio, mientras que el candidato liberal independiente Ahn Cheol-su y el del Partido Unificado Progresista (UPP) Lee Jung-hee se retiraron a favor del candidato del DUP Moon Jae-in para que hubiera una sola candidatura contra Park. Los analistas creen que los votantes conservadores se movilizaron ms que en otras ocasiones ante el peligro de una oposicin unida. Los votantes de mayor edad, en particular, votaron en gran nmero a Park.

Ineptitud de los liberales

Sin embargo, el xito de Park no se debe atribuir principalmente a la edad de los votantes o al sentimiento de peligro de los conservadores. Una de las principales razones por las que gan Park, a pesar de la considerable insatisfaccin con el gobierno de Lee, es que habl de las preocupaciones ms inmediatas de los votantes y al mismo tiempo se distanci de Lee Myung-bak.

A lo largo de la campaa electoral, Moon critic al gobierno de Lee por su papel en el aumento de la polarizacin social y su estilo autoritario. En respuesta, Park hizo hincapi en la falta de experiencia econmica y poltica de la administracin liberal de Roh Moohyun, que precedi a la administracin de Lee, y de la que Moon es un producto. Para la mayora de los coreanos, los problemas de la creciente polarizacin social y el empeoramiento de las condiciones de vida no estn asociados con uno u otro partido poltico, sino que son un hecho de la vida que ha sido constante en los ltimos diez aos. El mensaje electoral de Moon Jae-in haca hincapi en la necesidad de un cambio de partido en el gobierno, pero no habl de esa experiencia. Por otro lado, Park, adems de hacer hincapi en las carencias de las administraciones liberales, se refiri a la expansin de la clase media, el desarrollo del estado del bienestar y la reforma poltica, tocando temas cercanos a la vida cotidiana de las personas y poniendo de relieve sus diferencias con el ampliamente detestado Lee. Adems, al invocar el mito del rpido desarrollo econmico asociado estrechamente con su padre, Park fue capaz de recoger el deseo de muchas personas corrientes de una solucin a la crisis econmica actual.

Por el contrario, Moon no ha sido capaz de defender un mensaje coherente ms all de la necesidad de acabar con el gobierno del NFP. Esta ineptitud, tanto como el xito comunicativo de la campaa de Park, es una de las principales razones del xito de Park. En elecciones recientes, incluyendo las elecciones municipales de junio de 2010 y la segunda vuelta de las elecciones a la alcalda de Sel en 2011, los liberales fueron capaces de rentabilizar la insatisfaccin generalizada con el gobierno de Lee. En el perodo previo a las elecciones presidenciales, sin embargo, las fuerzas liberales no hicieron el menor balance crtico de los errores de las anteriores administraciones liberales y propusieron un programa cuanto menos contradictorio. El DUP, por ejemplo, critic a Lee por forzar la aprobacin del Tratado de Libre Comercio (TLC) EE.UU.-Corea y pidi su renegociacin, sin reconocer que fue Roh Moohyun quin inici las negociaciones del TLC. Al carecer de un plan para reformar en profundidad la estructura econmica neoliberal de Corea del Sur, basada en las exportaciones y los grandes conglomerados industriales, o su relacin desigual y dependiente de los Estados Unidos, el DUP simplemente amontonaba crticas contra Lee Myung-bak. La consecuencia fue que fueron incapaces de rebatir la acusacin de Roh Moohyun y sus partidarios de ser unos meros aficionados como economistas y polticos, y presentarse como una verdadera alternativa potencial a Lee.

Respuestas progresistas ineficaces

Lamentablemente, en lugar de criticar por igual a ambos partidos mayoritarios, el auto-proclamado principal partido "progresista, el UPP, y muchos otros progresistas siguieron el camino de ineptitudes abierto por el DUP. Al igual que el DUP, estas fuerzas repitieron las mismas crticas huecas a Lee Myung-bak como individuo, sin ser capaces de hacer una crtica concreta y de principios de la poltica de la clase dominante. Los sarcasmos, como la comparacin de Lee Myung-bak con una rata, y unas pocas palabras aqu y all sobre los derechos de los trabajadores en el marco de la discusin de la clase gobernante sobre la "democratizacin econmica" no pudieron sustituir lo que debera haber sido una crtica radical de la estructura econmica y poltica de Corea del Sur .

Adems, en vez de explicar claramente en que se diferenciaba sus programa del de Park Geun-hye, o lo que iban a hacer para reformar el gobierno, el UPP se centr en la historia familiar y la posicin social de Park. Al recurrir a este tipo de demonizacin ambigua, alejada de las realidades cotidianas de la gente comn, los dirigentes de la UPP y sus partidarios se mantuvieron confortablemente dentro de su propio espacio electoral en lugar de intentar captar la atencin del pblico en general. El resultado fue que la campaa electoral de Lee Jung-hee ayud poco para ampliar su base de apoyo.

Esta tendencia del principal partido progresista de seguir el patrn establecido por el bloque liberal no es nueva. Ya en 2008 el Partido Democrtico del Trabajo de Corea (KDLP, el predecesor de la UPP), se uni en una plataforma comn con la oposicin liberal contra Lee Myung-bak. En lugar de exponer las contradicciones del liberalismo, se hicieron los medio ciegos, y se centraron en el objetivo de lograr algunos escaos en la Asamblea Nacional y ampliar su poder poltico. Teniendo en cuenta esta estrategia, el KDLP, y el UPP despus, buscaron la movilizacin de los sindicatos y otras organizaciones de masas -su base de apoyo - para protestar por temas de la agenda liberal, en lugar de los que crean que deban ser los fundamentales para su base social.

Es poco conocido fuera de los crculos progresistas de Corea del Sur, pero dos candidatos de la izquierda progresista tambin se presentaron a las elecciones con plataformas que criticaban la alianza del UPP con los liberales: Soyeon Kim, una dirigente de las trabajadoras irregulares, y Kim Sunja, un trabajador de la limpieza y ex candidato al parlamento del Nuevo Partido Progresista, una escisin del KDLP en 2009. Estos dos candidatos, sin embargo no lograron el apoyo de otras fuerzas progresistas de izquierda y slo obtuvieron el 0,1% y el 0,2% de los votos, respectivamente.

Los progresistas tienen que reflexionar sobre el hecho de porqu no cal el mensaje sobre los errores de Lee Myung-bak, en la mayora de los votantes coreanos y por tanto no fue capaz de provocar un cambio en la administracin. La leccin a extraer es que sin un anlisis claro y de principios de las circunstancias econmicas y polticas de Corea, y sin una plataforma independiente a partir de ese anlisis, es imposible que los progresistas aparezcan como una alternativa y ganen mayor apoyo popular .

Reagruparse para las nuevas luchas de 2013

Con el giro conservador del UPP y de otras fuerzas progresistas, las divisiones en el seno del movimiento progresista y la eleccin de Park, el movimiento obrero y el ms amplio por la justicia social en Corea del Sur se encuentran en su punto ms bajo. La desesperacin que sienten muchos trabajadores y sindicalistas se ha manifestado en una cadena de suicidios tras las elecciones.

Desafortunadamente, no podemos darnos mucho tiempo para recuperarnos. Es probable que Park impulse reformas significativas durante el perodo de transicin y al comienzo de su administracin, para diferenciarse de Lee, medidas para aliviar la polarizacin social, apoyar a la clase media y reformas polticas. Sin una respuesta adecuada, el movimiento obrero y las fuerzas progresistas en general corren el riesgo de perder an ms terreno en esta situacin.

Necesitamos reaccionar y claridad para responder.

Con el fin de prepararnos para la lucha contra el nuevo gobierno, nuestra primera tarea es reforzar los sindicatos de la KCTU. A continuacin, los activistas que estn de acuerdo en la necesidad de superar las divisiones ideolgicas entre los trabajadores, deben priorizar la reconstruccin de nuestras bases en los lugares de trabajo y fortalecer el movimiento sindical democrtico, reagrupndose a nivel territorial y en los sectores industriales. Los militantes deben responsabilizarse de analizar concretamente la estrategia del gobierno y del capital, en el contexto de la crisis econmica, en cada sector y en cada uno de los lugares de trabajo, y utilizar este anlisis como base para la construccin de un nuevo frente nacional de lucha. Adems, es necesario evaluar de forma crtica los mtodos sindicales viejos y gastados y encontrar un medio para cambiarlos.

Por ltimo, dada la prdida de identidad del movimiento obrero, y en general del movimiento progresista y la izquierda tradicional, tras la formacin del Partido Progresista Unificado (UPP), lo que necesitamos ahora, ms que nunca, es recuperar una poltica clasista anclada firmemente en la lucha contra el neoliberalismo y por la justicia social y econmica. Sobre la base de estos principios, debemos centrarnos en la discusin y el debate a nivel local para establecer una estrategia unificada y hacer frente a la administracin de Park.

Solidaridad Popular por el Progreso Social (SPPS) es una organizacin de izquierdas surcoreana, fundada en 1998 para impulsar los movimientos sociales contra la aplicacin del programa de ajuste estructural del FMI.

http://www.pssp.org/eng/

Traduccin de Enrique Garca

Fuente: http://www.sinpermiso.info/textos/index.php?id=5647



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter