Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-02-2013

La historia enterrada en Hanoi

Tom Hayden
Los Angeles Times


Ms all del presuntuoso bar de la piscina del Hotel Metropole de Hanoi, que visit el mes pasado, se abre una entrada con una puerta que da a un tramo oscuro de escaleras. Al fondo del todo hay un hmedo y mohoso refugio antiareo, y para aquellos que saben leer vietnamita un cartel en letras doradas explica que Joan Baez y Jane Fonda buscaron all refugio una vez.

Yo tambin, aunque no en la misma ocasin que ellas.

En diciembre de 1965, cuando viaj a Hanoi con 25 aos, yo era un activista contrario a la guerra. Trabajaba de organizador comunitario en Newark, Nueva Jersey, y me desquiciaba que el presidente Johnson se dedicara a reclutar a miles de jvenes norteamericanos para una guerra terrestre a la que haba prometido no lanzarse durante su campaa de 1964. Tena la certeza de que la guerra de Vietnam supondra el final de la guerra contra la pobreza.

El gobierno norteamericano no permita en aquel entonces que los norteamericanos visitaran Hanoi, pero un grupo de nosotros era de la opinin de que tena su importancia reunirse con ese "Vietcong sin rostro" e investigar la afirmacin de Johnson de que los objetivos de bombardeo eran slo "acero y cemento", no civiles. Visitamos aldeas y pagodas bombardeadas que desmentan las palabras del presidente, y ayudamos a abrir camino a corresponsales de guerra como Harrison Salisbury, del New York Times, que ms tarde confirmaron la evidencia de nutridas bajas civiles en Vietnam del Norte.

No haba salido nunca de los Estados Unidos con anterioridad a ese viaje, y lo que me encontr fue un lugar bastante distinto de la propaganda que haba escuchado. S, a los norvietnamitas los gobernaba un partido comunista, pero el partido haba surgido en el contexto de un movimiento de independencia anticolonial. Lejos de ser fanticos sin rostro, los vietnamitas a los que conoc me impresionaron como patriticos descendientes de siglos de guerra contra los franceses, los britnicos, los chinos y ahora mis compatriotas.

La operacin Rolling Thunder [Trueno arrollador], la campaa de bombardeo norteamericana sobre el Norte, no haba llegado hasta Hanoi en el momento de nuestra visita, pero las sirenas de las incursiones areas se escuchaban continuamente de noche y, siempre que sonaban, el amable personal del hotel nos despertaba y nos conduca escaleras abajo hasta el refugio. El lugar era claustrofbico, pero con velas, linternas, humor negro, las noticias de la BBC en la radio y la calma de nuestros anfitriones, la inquietud pasaba.

Despus de la terminacin de la guerra en 1975, el refugio qued enterrado durante aos mientras se reconstrua el hotel. Volvi a salir a la luz durante la construccin del bar de la piscina en 2011. Pero me preocupa que siga enterrada buena parte de la historia de la guerra.

El 27 de enero se celebrar el 40 aniversario de los acuerdos de junio, que supusieron el final de la intervencin militar directa de los Estados Unidos en Vietnam, y es probable que haya una cobertura considerable de la ocasin por parte de los medios. En contraste, no hubo prcticamente cobertura de otro 40 aniversario en la historia de la guerra, el "bombardeo navideo" de Hanoi en diciembre de 1972. Si llega acaso a recordarse, lo es suponiendo que se bombarde Hanoi hasta llevarla a la mesa de negociaciones.

Pero es que eso, pura y simplemente, no es verdad.

En noviembre de 1972, Richard Nixon haba conseguido su reeleccin gracias una amplia victoria sobre el candidato de la paz, George McGovern. Al triunfo de Nixon contribuy el optimista anuncio de octubre por parte del secretario de Estado, Henry Kissinger, de que "la paz est al llegar" en Vietnam.

Sin embargo, un mes despus de las elecciones, el presidente ya no pensaba en la paz. Preparaba, por el contrario, un ataque que insisti sera "de carcter masivo y brutal". En su libro The 11 Days of Christmas, Marshall Michel III, un historiador militar que vol en 321 misiones de combate sobre Vietnam, escribe que el gobierno asumi que "los norvietnamitas se vendran abajo rpidamente". Los aviones B-52 que llevaran a cabo el ataque se consideraban prcticamente invencibles: ni uno solo de ellos haba sido abatido en el curso de las 112.000 misiones realizadas en Vietnam a lo largo de siete aos.

Esa Navidad, mientras los pesados gigantes despegaban de sus bases de Guam y Tailandia, sus confiadas tripulaciones escuchaban Baby Elephant Walk de Henry Mancini en sus auriculares. Pero rpidamente qued claro que la campaa no sera fcil.

En las primeras dos noches del ataque, las fuerzas vietnamitas derribaron ocho B-52, provocando "sacudidas de alarma" a toda la administracin, de acuerdo con la historia escrita por Michel. En 11 das fueron abatidos 15 B-52 sobre Hanoi, y otros cinco quedaron gravemente daados. 28 norteamericanos resultaron muertos y 34 fueron capturados en tierra. Se apilaron los restos destrozados de los B-52 en el centro de Hanoi para que pudieran verlos la gente y los periodistas.

No obstante, los EE. UU. dejaron caer sobre Hanoi 15.000 toneladas de bombas a lo largo de la campaa. En la calle Kham Thien, en un vecindario civil, murieron 250 personas. El hospital Bach Mai qued arrasado, murieron 25 miembros del personal mdico y muchos pacientes quedaron enterrados vivos. Nadie sabe cuntos exactamente, pero las estimaciones habituales sitan el nmero de vietnamitas muertos en 1.600 en Hanoi y 300 en Haiphong.

Joan Baez se alojaba en el hotel en aquel entonces, y pas muchas horas en el refugio antiareo. Con ella se encontraban Barry Romo, un veterano de Vietnam, Michael Allen, telogo de Yale, y Telford Taylor, general retirado de los Estados Unidos que haba sido fiscal durante los juicios de los criminales de guerra nazis en Nuremberg. Miles de norteamericanos se aprestaron de inmediato a enviar asistencia mdica para ayudar a reconstruir el hospital de Bach Mai.

Los bombardeos de los B-52 concluyeron el 29 de diciembre sin lograr en modo alguno su meta de poner de rodillas a Vietnam del Norte. Los acuerdos de paz de Pars se firmaron un mes ms tarde, casi exactamente iguales a los acuerdos que ambas partes se haban preparado para firmar meses antes. El tratado acab con la implicacin militar norteamericana, pero la batalla entre el norte y el sur continu durante dos sangrientos aos ms antes de que el malhadado rgimen de Saign se derrumbara ante la ofensiva militar norvietnamita. Para entonces, Nixon ya no estaba en el poder, tras haberse visto obligado a dimitir a causa del escndalo de Watergate.

Acaso el refugio antiareo sirva para recordar a la gente la gran injusticia que causamos a un pas que se encontraba al otro lado del mundo. Todava hoy se sigue dando a luz a nios con defectos de nacimiento causados por el defoliante Agente Naranja, con el que las tropas norteamericanas rociaron extensas zonas. Todava hoy los campesinos pierden extremidades por pisar minas terrestres y bombas de racimos de las dejadas por los norteamericanos en los antiguos campos de batalla.

La tarea de reconciliacin no ha hecho ms que empezar.

Tom Hayden (1939), veterana figura de la izquierda norteamericana, comenz su actividad poltica con el movimiento por los derechos civiles en el Sur. Particip en la fundacin de Students for a Democratic Society, una de las principales organizaciones de la Nueva Izquierda de los 60, de la que fue presidente en 1962 y 1963, periodo en el que redact la clebre Declaracin de Port Hurn, importante documento sobre democracia participativa. Renombrado opositor a la guerra de Vietnam, en 1968 intervino de forma destacada en las manifestaciones que rodearon la Convencin Nacional Demcrata en Chicago y fue detenido y juzgado como parte de los famosos Siete de Chicago. Parlamentario de la Asamblea del Estado de California entre 1982 y 1992 y senador del Estado de 1992 a 2000, es miembro del comit asesor de los Progressive Democrats of America, en el ala izquierda del Partido Demcrata.

Traduccin para www.sinpermiso.info: Lucas Antn

Fuente: http://www.sinpermiso.info/textos/index.php?id=5652



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter