Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-02-2013

Conversaciones con Mariela Castro Espn (4/4)
Hay consenso en la sociedad cubana sobre homofobia y la 'transfobia' como formas de discriminacin incoherentes con el proyecto revolucionario

Salim Lamrani
Opera Mundi


El fenmeno transexual

SL: El CENESEX trabaja tambin mucho sobre la problemtica transexual.

MCE: La situacin de las personas transexuales es difcil no slo en Cuba sino tambin en el resto del mundo. Hay que aceptar como una realidad la identidad de gnero que no es femenina ni masculina como es el caso de la transexualidad. Conviene aceptar la idea de que existen personas que pueden cambia de identidad de gnero, que se encuentren en conflicto con su identidad de gnero, y que puedan disponer de los mismos derechos que todos. No debe ser un motivo para privarlas de sus derechos y discriminarlas.

Tambin hemos propuesto trabajar sobre un lenguaje de gnero con el Partido Comunista, pues le toca al Partido ubicarse a la vanguardia de la sociedad y presentar las ideas ms avanzadas y ms emancipadoras. Es lo que esperamos del Partido y es lo que exigimos como militantes de ese mismo Partido. A medida que el Partido desarrolle esta poltica, el Estado tendr que seguir y tomar las medidas necesarias adoptando leyes.

SL: El Parlamento cubano adopt una ley que permite a las personas transexuales cambiar de sexo, con un financiamiento total de la operacin por la seguridad social. Podra decirnos cuntas personas se han beneficiado de esta ley y cmo se desarrolla el proceso?

MCE: Si mi memoria no me falla, se realizaron 15 operaciones de reasignacin sexual en Cuba. La primera se realiz en 1988, es decir hace ms de un cuarto de siglo. Luego, a partir de 2007, el Ministerio de Salud volvi a implementar este procedimiento.

En cuanto al proceso, existe una Comisin Nacional de Atencin Integral a las personas transexuales desde 1970. Hemos recibido cerca de 200 peticiones desde esa fecha. Esa cifra ir aumentando a medida que los medios de prensa nacionales divulguen la existencia de este servicio en Cuba.

Las personas tienen que pasar por un proceso de seguimiento de dos aos y los especialistas los acompaan y los proporcionan un tratamiento hormonal personalizado que permite la transicin hacia el gnero al cual se identifican. Tras este proceso, la Comisin analiza los diferentes casos y valida a las personas aptas para una operacin de reasignacin sexual, es decir una operacin de cambio de sexo, y les autoriza a cambiar legalmente de identidad.

Es importante subrayar que la operacin responde a un procedimiento cientfico aprobado a nivel internacional y no a un simple capricho de orden esttico. Es fundamental para el bienestar de las personas transexuales y permite aliviar la angustia permanente de la cual sufren estas personas desde su ms temprana infancia, por los prejuicios, la incomprensin y la discriminacin de los cuales son vctimas.

SL: Existe una verdadera poltica de lucha contra todo tipo de discriminacin en Cuba?

MCE: Hoy da s. Existe un consenso en la sociedad cubana para considerar la homofobia y la transfobia como formas de discriminacin que incoherentes con el proyecto emancipador de la Revolucin. Hemos optado por una estrategia educativa y comunicacional pues se trata de un proceso de transformacin cultural profundo. Es imperativo aportar elementos de anlisis para eliminar los prejuicios que se han establecido histricamente para dominar a las personas, su sexualidad y su cuerpo. El cambio de conciencia social es un proceso muy largo y muy complejo, pero es indispensable.

La prostitucin

SL: Una palabra sobre la prostitucin en Cuba. El auge del turismo desde los aos 1990 est en el origen de un fenmeno que casi haba desaparecido de la sociedad cubana. Cul es la situacin hoy da?

MCE: La prostitucin es una forma de explotacin de la mujer y tambin del hombre, pues se trata de una relacin que se basa en el poder, del dinero en este caso. Como deca el poeta espaol Francisco de Quevedo, el poder del dinero es inmenso. La persona que dispone de recursos tiene la posibilidad de adquirir cierto nmero de cosas, incluido el sexo, y ello es humillante para la persona que es vctima. La compra de un servicio sexual es degradante para la condicin humana, pues se trata de una subordinacin del otro, un rebajamiento del prjimo. Es una forma de esclavitud desprovista de todo componente democrtico en la relacin sexual. Se transforma al ser humano en mercanca, y por consiguiente, se le priva de sus derechos. La prostitucin se basa en el sistema de explotacin patriarcal y clasista.

Razono a partir del principio de que toda persona es libre de disponer de su cuerpo. No obstante, he hablado con muchas prostitutas en todo el mundo y le puede asegurar que ninguna de ellas realiza esta actividad por placer, sino por necesidad. No hay eleccin en la prostitucin sino una imposicin, venga de una persona o de la sociedad.

Por todo ello, estoy en contra de la prostitucin y no deseo que se reconozca esta actividad como un trabajo como los dems. Estoy opuesta a la humillacin, a la subordinacin a otro. Los Estados deben garantizar a los ciudadanos opciones de trabajo que les permitan alcanzar la dignidad plena y duradera, como dijo nuestro hroe nacional Jos Mart.

SL: Est usted favorable a las polticas que sancionan a los clientes?

MCE: Soy muy favorable a ello y creo que las medidas que tom Suecia deberan generalizarse en todo el mundo. Es el cliente quien est en el origen de la demanda y hace que se explote a otros seres humanos y se convierten en mercancas. Es l quien establece el abuso de poder con su capacidad financiera.

SL: Y por lo que se refiere a Cuba?

MCE: Una perspectiva histrica es necesaria. En 1959, la Federacin de Mujeres Cubanas dedic sus esfuerzos al problema de la prostitucin que afectaba principalmente a las mujeres pobres procedentes de las minoras tnicas. Haba ms de 100.000 prostitutas en aquella poca y vivan en condiciones humillantes y precarias. La Revolucin les cambi la vida ya que les permiti volver a encontrar la dignidad y las liber de la explotacin. El esfuerzo del proceso revolucionario para erradicar el fenmeno de la prostitucin es verdaderamente una fuente de orgullo nacional, pues fue un gran xito. Las mujeres constituyen hoy da la principal fuerza tcnica del pas.

Ahora es verdad que la crisis de los aos 1990, el Perodo Especial, ha ocasionado un resurgimiento de este fenmeno social, con nuevas caractersticas, ya que la prostitucin se vincula al turismo internacional, con la presencia de clientes que pagan para obtener servicios sexuales.

Creo que las polticas actuales destinadas a luchar contra este fenmeno no son suficientes. Habra que realizar un trabajo cualitativo mucho ms profundo para disponer de las herramientas y de las pistas necesarias para hacer frente a la problemtica de la prostitucin. Es necesario sancionar al cliente ya que esta poltica ha demostrado su eficiencia en Suecia.

El matrimonio para todos

SL: En qu fase se encuentra el proyecto de Ley destinado a permitir la unin de las parejas homosexuales?

MCE: Los especialistas del Ministerio de Justicia y la Unin Nacional de Juristas de Cuba analizaron el Proyecto de Ley destinado a modificar el Cdigo de la Familia. Se debatir pronto en el Parlamente. Espero que nuestros diputados adopten una poltica de no discriminacin en lo que se refiere a la orientacin sexual y la identidad de gnero y contribuyan de hecho a poner fin a los prejuicios de la sociedad. El Parlamento tiene el deber de reconocer y proteger los derechos de todos nuestros ciudadanos.

La sociedad cubana est lista para aceptar el matrimonio homosexual. Les toca a nuestros polticos ubicarse a la altura del pueblo. En Caibarin, en el centro de la isla, Jos Agustn Hernndez, apodado Adela, es un enfermero transexual de 48 aos y fue elegido delegado de la Asamblea Municipal.

SL: Es la primera vez en la historia poltica del pas.

MCE: S y ello demuestra que est listo nuestro pueblo. Pero, podra usted citar a muchos pases que tengan personas transexuales elegidas? Acaso las hay en Francia, Estados Unidos o Brasil? No estamos seguros de ello.

SL: Cmo lleg usted a defender el derecho a la diversidad sexual?

MCE: El papel de mi madre fue fundamental. Ella siempre rechaz todas las formas de injusticia. Desde luego se opuso a las UMAP y al Quinquenio Gris. Mi madre era una mujer del futuro. Cuando se elabor el Cdigo de la Familia a mediados de los aos 1970, propuso que se definiera el matrimonio como la unin de dos personas. No quera especificar el sexo, ya que tena en mente la problemtica del matrimonio homosexual y estaba convencida de que los derechos conquistados con el triunfo de la Revolucin Cubana en 1959 deban ser los mismos para todos, sin distincin alguna de raza, gnero, clase u orientacin sexual.

SL: Y su padre, Ral Castro?

MCE: Mi padre no comparta la homofobia que reinaba en aquella poca ya que mi madre lo sensibiliz sobre esta realidad. Creci en una sociedad patriarcal y homfoba pero logr liberarse de sus prejuicios gracias a mi madre Vilma Espn.

Pero no es lo mismo en su entorno donde hay lamentablemente muchas personas homfobas, pero no perdemos la esperanza.

SL: Algunos se asombran de que una mujer heterosexual como usted, casada, con hijos, defienda el derecho a la diversidad sexual.

MCE: Acaso hay que proceder de una minora tnica para combatir el racismo? Acaso hay que ser una mujer para defender los derechos de las mujeres? Acaso hay que ser minusvlido para defender los derechos de los minusvlidos? Acaso hay que ser un trabajador para defender los derechos de la clase obrera? Acaso hay que ser campesino para defender los derechos de los sin tierra? Jos Mart era un inmenso intelectual y siempre defendi la causa del pueblo. Marx tambin. La lucha por la igualdad y contra todas las injusticias es un deber universal que debe implicar a todos los ciudadanos.

*Doctor en Estudios Ibricos y Latinoamericanos de la Universidad Paris Sorbonne-Paris IV, Salim Lamrani es profesor titular de la Universidad de la Reunin y periodista, especialista de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos. Su ltimo libro se titula Etat de sige. Les sanctions conomiques des Etats-Unis contre Cuba, Pars, Ediciones Estrella, 2011, con un prlogo de Wayne S. Smith y un prefacio de Paul Estrade. Contacto: [email protected] ; [email protected] Pgina Facebook: https://www.facebook.com/SalimLamraniOfficiel

 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter