Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-02-2013

El acercamiento entre Serbia y Kosovo no aleja el escepticismo

Pablo Gonzlez
Gara

Los presidentes de Serbia y de Kosovo se reunieron ayer en la capital de la diplomacia europea con el objetivo de seguir avanzando en sus relaciones bilaterales. El histrico encuentro no aleja el escepticismo y la apata de la poblacin de ambas partes ante el dilogo.


Bruselas acogi una nueva ronda de conversaciones entre Serbia y Kosovo destinadas a acercar posturas. En esta ocasin, y por primera vez desde que Pristina ya no se encuentra bajo control serbio, la cita la protagonizaron los presidentes de ambos pases, Atifete Jahjaga, por Kosovo, y Tomislav Nikolic, por Serbia. El acto tuvo un carcter simblico, ya que no se firm ningn acuerdo nuevo. La principal finalidad del encuentro de ayer era avanzar en la creacin de un clima de confianza mutua, ya que las dos comunidades siguen mirndose con recelo.

En las reuniones anteriores, celebradas en los ltimos meses, participaron los primeros ministros kosovar y serbio. En ellas se firmaron varios acuerdos menores dirigidos principalmente al movimiento de personas y bienes. Sin embargo, no todo lo firmado se ha llegado a aplicar. Por ello y por la necesidad mutua de seguir acercndose a la Unin Europea, en esta ocasin se ha optado por reunir a los dos jefes de Estado.

La UE, a travs de su alta representante de Poltica Exterior, Catherine Ashton, est haciendo un gran esfuerzo no solo por sentar en la misma mesa a serbios y albanokosovares, sino tambin para que stos avancen en sus relaciones bilaterales. Estas prisas se deben a la necesidad europea de poner fin cuanto antes a su misin en la regin (EULEX), ya que su mandato acaba en 2014 y debido a la grave crisis econmica actual y a la negativa de varios pases de la UE a reconocer la independencia de Kosovo, es poco probable que dicha misin vuelva a prorrogarse como ya sucedi en 2012.

Filtraciones provenientes del Ministerio kosovar de Asuntos Exteriores, hablan de que Ashton presentar por primera vez a los dos presidentes la idea en firme de un acuerdo de comprensin entre las dos partes. Este acuerdo ser, en esencia, un tratado de normalizacin de las relaciones mutuas, e incluir todos los acuerdos entre los dos primer ministros.

Escepticismo

Dejando a un lado a los polticos de ms alto nivel, pocas son las personas de a pie que confan en que este proceso d unos resultados positivos en breve. Los propios funcionarios desplegados para la misin europea sobre el terreno ven difcil que en el momento actual ninguna de las partes ceda lo suficiente para que sea posible algn acuerdo duradero que normalice la situacin en la regin.

El optimismo que despierta el dilogo en la comunidad internacional no se percibe igual entre la poblacin de ambos lados. Desde el comienzo de este proceso, los problemas bsicos de Kosovo no han mejorado de forma significativa. El mayor de ellos sigue siendo la desconfianza mutua entre las dos comunidades y ninguna urgencia europea puede eliminar eso.

Los serbios de Kosovo no se sienten seguros. De ah nace su oposicin a cualquier acuerdo que d a Pristina el ms mnimo poder sobre ellos. Belgrado necesita el dilogo con Pristina, ya que la normalizacin de las relaciones con Kosovo es el mayor obstculo en el camino de Serbia hacia la UE. Al mismo tiempo que los lderes serbios se renen en Bruselas con sus hom- logos kosovares, animan a la minora serbia de Kosovo a oponerse activamente a Pristina sobre el terreno. Los albanokosovares, por su parte, anhelan tanto o ms que los serbios entrar en la UE. El desempleo en la regin afecta a aproximadamente el 50% de la poblacin. La opcin de buscar trabajo en el exterior se ve dificultada por el hecho de que los albanokosovares son el nico pueblo de los Balcanes que necesita visado para entrar en la UE. Sin embargo, tambin existe el miedo, muy extendido entre la poblacin, de que estn siendo utilizados por Belgrado, con el beneplcito europeo, para entrar en la UE antes que Kosovo. Si esto sucediera, Kosovo podra quedarse en el estatus actual por tiempo indefinido, lo cual no hara ms que agravar ms la difcil situacin de una regin que se encuentra en el centro de los Balcanes.

Fuente: http://gara.naiz.info/paperezkoa/20130207/386760/es/El-acercamiento-entre-Serbia--Kosovo-no-aleja-escepticismo



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter