Portada :: Europa :: Europa lucha contra la revolucin neoliberal
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-02-2013

Nuestra solucin para Europa

Alexis Tsipras
Sin Permiso


Febrero de 1953. La Repblica Federal de Alemania (RFA) se hunde bajo el peso de las deudas y amenaza con arrastrar al conjunto de los pases europeos en la tormenta. Preocupados por su propia salud, sus acreedores Grecia, entre ellos toman nota de un fenmeno que slo a los liberales ha soprendido: la poltica de "devaluacin interna", es decir, de reduccin de los salarios, no garantiza la devolucin de las deudas. Todo lo contrario.

Reunidos en Londres y en el curso de una cumbre excepcional, 21 pases deciden revisar sus exigencias para ajustarlas a las capacidades reales de su socio en punto a honrar sus obligaciones. Resuelven amputar el 60% de la deuda nominal acumulada por la RFA y le conceden una moratoria de cinco aos )1953-1958), as como un aplazamiento de treinta aos para su reembolso. Instituyen asimismo una "clusula de desarrollo", por la que se autoriza al pas a no consagrar a servicio de la deuda ms de una vigsima parte de sus ingresos de exportacin. Europa hace ahora lo contrario de lo dispuesto por el Tratado de Versalles (1919), sentando as las bases del desarrollo de la Alemania Occidental de postguerra.

Y esa es exactamente la propuesta que hace ahora la Coalicin de la Izquierda Radical Griega (Syriza): proceder a redropelo de los pequeos tratados de Versalles que imponen la Canciller alemana Angela Merkel y su ministro de finanzas Wolfgang Schuble a los pases europeos endeudados e inspirarnos en uno de los ms clarividentes momentos que haya conocido la Europa de postguerra.

Los programas de "rescate" de los pases de la Europa meridional han fracasado, generando unos pozos sin fondo que supuestamente tendran que llenar los contribuyentes. Nunca ha urgido tanto llegar a una solucin global, colectiva y definitiva del problema de la deuda. Y no se entendera que se escamoteara objetivo as slo para garantizar la reeleccin de la Canciller alemana.

En estas condiciones, la idea avanzada por Syriza de una conferencia europea sobre la deuda, conforme al modelo de la Conferencia de Londres sobre la deuda alemana en 1953, representa, a nuestro entender, la nica solucin realista y beneficiosa para todos: una respuesta global a la crisis del crdito y a la constatacin del fracaso de las polticas puestas por obra en Europa.

He aqu, pues, lo que exigimos para Grecia:

- Una reduccin significativa del valor nominal de su deuda pblica acumulada.

- Una moratoria sobre el servicio de la deuda, a fin de que las sumas conservadas vayan vinculadas a la recuperacin de su economa.

La instauracin de una "clusula de desarrollo", a fin de que el pago de la deuda no mate el germen mismo de la recuperacin econmica.

- La recapitalizacin de los bancos, sin que las sumas en cuestin entren en la contabilidad de la deuda pblica del pas.

Esas medidas debern ir ligadas a reformas orientadas a una ms justas distribucin de las riquezas. Poner fin a la crisis implica, en efecto, romper con el pasado que la ha incubado: poner por obra la justicia social, la igualdad de derechos, la transparencia poltica y fiscal; en una palabra, la democracia.

Un proyecto as resultar impracticable sin el concurso de un partido independiente de la oligarqua financiera, ese puado de jefes de empresa que han tomado como rehn al Estado, de armadores navieros solidarios entre s y todava en 2013 exentos de impuestos, de patrones de grupos mediticos y de banqueros ubicuos (y en bancarrota), todos ellos responsables de la crisis y del esforzados mantenedores del statu quo.

El informe anual para 2012 de la organizacin no-gubernamental (ONG) Transparency International coloca a Grecia como el pas ms corrupto de Europa.

La propuesta ms arriba esbozada constituye, en nuestra opinin, la nica solucin, a no ser que lo que se quiera es el crecimiento exponencial de la deuda pblica en Europa, la media de la cual rebasa ya el 90% del PIB.

Lo que nos hace optimistas: nuestro proyecto no podr rechazarse, pues la crisis toca ya al ncleo duro de la zona euro.

La dilacin no trae consigo sino el crecimiento del coste econmico y social de la situacin actual, no slo para Grecia, sino tambin para Alemania y para el resto de los pases que han adoptado la moneda nica.

Durante doce aos, la zona euro inspirada en los dogmas liberales ha funcionado como una simple unin monetaria, sin equivalente poltico y social.

Los dficits comerciales de los pases del Sur constituan la imagen especular de los excedentes registrados en el Norte.

La moneda nica, por lo dems, ha servido a Alemania para "enfriar" su economa tras la costosa reunificacin de 1990.

Pero la crisis de la deuda ha trastornado ese equilibrio. Berln ha reaccionado exportando su receta de austeridad, lo que ha trado consigo el agravamiento de la polarizacin social en el seno de los Estados meridionales y las tensiones econmicas en el corazn de la zona euro.

Aparece ahora un eje Norte-acreedor/Sur-deudor, nueva divisin del trabajo orquestada por los pases ms ricos.

El Sur se especializar en los productos y los servicios con fuerte demanda de mano de obra con bajos salarios; el Norte, en una carrera hacia la calidad y la innovacin, con salarios ms elevados (para algunos).

La propuesta del seor Hans-Peter Keitel, presidente de la Federacin Alemana de la Industria (BDI), en una entrevista concedida al Spiegel y consistente en transformar a Grecia en una "zona econmica especial" [ 1 ] revela a las claras el verdadero objetivo memorndum [ 2 ].

Las medidas previstas por ese texto, y que se extienden al menos hasta 2020, se saldan con un sonoro fracaso que ya reconoce hasta el FMI.

Sin embargo, para quienes las concibieron, el acuerdo tendra la ventaja de imponer una tutela econmica a Grecia, convertida as en una colonia financiera de la zona euro.

La anulacin de esas medidas constituye, as pues, el prlogo a cualquier posible salida de la crisis: lo mortal es el medicamento, no la dosis, como algunos se avilantan a sugerir.

Por otra parte, habr que preguntarse por las dems causas de la crisis financiera en Grecia. Las que traen consigo el despilfarro del dinero pblico no han cambiado: el coste por kilmetro de construccin de carreteras es el ms alto de Europa, por ejemplo. Otro ejemplo: la privatizacin de las autopistas a modo de "prepago" de nuevos ejes, cuya construccin ha sido interrumpida.

El alcance de las desigualdades no puede reducirse a efecto lateral de la crisis financiera en Grecia. El sistema fiscal griego refleja la relacin clientelar que une a las elites del pas. Como si de una escurridera se tratara, est rebosante de excepciones y de derechos de pase cortados a la medida del crtel oligrquico. El pacto informal que, tras la dictadura, acta a modo de soldadura entre la patronal y la hidra bicfala del bipartidismo Nueva Democracia y PASOK, garantiza su mantenimiento.

Es una de las razones de que el Estado renuncie hoy a obtener los recursos necesarios por la va de los impuestos: prefieren la continua reduccin de los salarios y de las pensiones.

Pero el establishment, que ha sobrevivido por my poco a las elecciones del pasado 17 de junio [ 3 ] por la va de sembrar el miedo en torno a una posible salida de Grecia de la zona euro, vive con la asistencia respiratoria de un segundo pulmn artificial: la corrupcin.

La difcil tarea consistente en quebrar la colusin entre los medios polticos y econmicos un asunto que no compete sino a los propios griegos constituir una de las prioridades de un gobierno popular dirigido por Syriza.

Exigimos, pues, una moratoria sobre el servicio de la deuda para cambiar Grecia.

A falta de eso, cualquier nueva tentativa de saneamiento financiero nos convertir en Ssifos condenados de antemano al fracaso. Y esta vez, el drama no afectar slo a la antigua ciudad de Corintio, sino al conjunto de Europa.

Alexis Tsipras es el principal dirigente de Syriza-Frente Social Unido

 

Traduccin para www.sinpermiso.info : Ventureta Vinyavella

Fuente: http://www.sinpermiso.info/textos/index.php?id=5655#


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter