Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-02-2013

La gua de Ronald Reagan acerca de la inmigracin

Bill Press


S, an pasan cosas buenas en este pas. Solo que no suceden de la noche a la maana.

Esa leccin la ratifiqu de nuevo esta semana en Current TV, cuando entrevist a Eleanor Smeal, presidenta de la Fundacin Mayora Feminista, acerca de la atrevida medida del secretario de Defensa Leon Panetta de eliminar la prohibicin de las mujeres en combate. Smeal trajo consigo una copia de una peticin a un tribunal en apoyo a eliminar la prohibicin, la cual ella, como presidenta de la Organizacin Nacional para las Mujeres haba presentado al Tribunal Supremo por all por 1981. Treinta y dos aos ms tarde, al fin sucedi.

La misma situacin existe hoy con la reforma inmigratoria. Despus de todo, no es precisamente un tema nuevo. Segn las inmortales palabras de Yogi Berra, es [I]dj vu[/I] otra vez. Estamos luchando en esta batalla durante aos. A nivel federal, el presidente Reagan primero manej el tema de la reforma inmigratoria en 1986. Catorce aos ms tarde, el presidente Clinton trat de obtener una reforma ms amplia, pero solo pudo obtener el apoyo del Congreso en el tema de controles fronterizos ms estrictos. Una buena, fuerte y completa reforma inmigratoria presentada por George W. Bush en 2004, 2002 y 2007 fue derrotada por sus correligionarios conservadores. Y en 2010, el primer intento del presidente Obama por enfrentarse al tema de la inmigracin nunca lleg a despegar.

En particular los que somos de California, hemos estado manejando este asunto durante dcadas. Hizo crisis en noviembre de 1984 con la aprobacin de la Proposicin 187, apoyada por el Partido Republicano, la cual negaba servicios sociales, atencin mdica y escuelas pblicas a los extranjeros ilegales. La Proposicin 187, que ms tarde fue considerada inconstitucional por el Tribunal Supremo, tuvo un efecto duradero: desde 1994, con la sola excepcin de Arnold Schwarzenegger, ningn republicano ha sido elegido gobernador o senador del estado, y ningn candidato presidencial republicano ha ganado en el estado. Como muchos latinos sealaron por entonces, la Proposicin 187 despert al gigante dormido y result que era demcrata!

Hay una leccin que aprender de eso que los republicanos de California y muchos republicanos del pas, an no han aprendido. Ciertamente Mitt Romney no lo aprendi.

Cuando se le pregunt en enero de 2012 acerca de la reforma de inmigracin, lo mejor que se le ocurri fue: La respuesta es la autodeportacin, lo que quiere decir que la gente decide que puede hacerlo mejor si regresan a su casa, porque no pueden encontrar trabajo aqu porque no tienen documentacin legal que les permita trabajar aqu. As que no vamos a reunir a la gente. No es sorpresa que Romney perdiera el voto latino ante Barack Obama, 71% por 27%, un porcentaje ms bajo del que recibieron los republicanos en tres elecciones anteriores.

Pero ahora algunos importantes republicanos, encabezados por John McCain, quieren cambiar eso. Se han dado cuenta de que los hispanos, que ya son el 16,7% de la poblacin de EE.UU., la mayor minora racial o tnica segn el Bur del Censo, es tambin el bloque de electores de ms rpido crecimiento. Y reconocen que es mejor que cambien su discurso acerca de la inmigracin o nunca podrn ganar otra vez la Casa Blanca e incluso podran perder algunos estados tradicionalmente rojos. A no ser que los republicanos cambien el rumbo y apoyen la reforma inmigratoria, advirti McCain a miembros de su propio partido esta semana, continuar la tendencia de carencia de apoyo por parte de los electores hispanos, y tambin si ustedes examinan la demografa de estados como el mo eso significa que pasaremos con el tiempo de republicanos a demcratas.

Que es la razn por la cual cuatro republicanos McCain, Lindsey Graham, Jeff Flake y Marco Rubio se unieron esta semana a cuatro demcratas Chuck Schumer, Dick Durbin, Bob Menndez y Michael Bennet para proponer el esbozo de una nueva y completa legislacin de reforma de inmigracin. Este tipo de apoyo bipartidista, conjuntamente con el decidido liderazgo del presidente Obama en el asunto, significa que los planetas al fin podrn ser alineados para producir este ao alguna accin de reforma de inmigracin.

Para idear una solucin, republicanos y demcratas podran hacerlo peor que simplemente regresar al presidente Reagan y 1986. La ley que l firm contena los tres elementos esenciales de cualquier reforma duradera de inmigracin: ms guardias en la frontera; penalidades para los empleadores que a sabiendas contratan a trabajadores indocumentados; y un camino hacia la ciudadana para todos los que ilegalmente vinieron aqu hace mucho tiempo, pero son ahora buenos miembros de su comunidad, que pagan sus impuestos y son respetuosos de la ley. Creo en la idea de amnista, dijo Reagan, para aquellos que han echado races aqu y que han vivido aqu, a pesar de que hace algn tiempo puede que hayan entrado de manera ilegal.

Qu irona. El icono conservador Ronald Reagan en realidad aument los impuestos, concedi amnista a 3 millones de latinos y apoy una prohibicin a las armas de asalto. Los republicanos de hoy estaran mejor si dejaran de alabar a Reagan y comenzaran a seguirlo.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter